Este 22 de julio la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (ANPP) aprobó de forma unánime el proyecto de Constitución que será sometido a consulta popular desde el 13 de agosto hasta el 15 de noviembre de 2018. Sputnik te cuenta cuáles fueron las reformas más significativas.

Durante dos días los 605 diputados reunidos en el Palacio de Convenciones de La Habana debatieron el texto de la que podría ser la nueva Constitución que regirá el devenir de los cubanos en la Isla.

Sobre la repercusión internacional de la propuesta el profesor universitario Jorge Casals, dijo a Sputnik que “lo interesante es que está en boca de todos y pocos reconocen la democracia”.

“Supuestamente en la dictadura no hay democracia, sin embargo esto es una muestra de hasta qué grado llega”, aseguró Casals. El pueblo cubano también debatirá sobre el documento que propone una nueva institucionalidad, más acorde a la realidad con la que se vive en la Isla.

Ratifica el carácter socialista y abandona el término “comunismo”:

La prensa cubana ha difundido que el nuevo documento ratifica el carácter socialista de Cuba, promulgado por Fidel Castro el 16 de abril de 1961 y que según Casals “mantiene su irrevocabilidad”.

Nos obstante, se observa un cambio en el objetivo sobre “el avance hacia la sociedad comunista” reflejado en la actual Carta Magna en su artículo cinco.

¿Fin del comunismo en Cuba?

Con la reforma constitucional, el término fue anulado lo cual muestra una actualización del lenguaje para esta nueva fase de continuidad revolucionaria, según publicó El País.

Antes de iniciar el debate en el Parlamento, Esteban Lazo, presidente de la ANPP aseguró que esto “no quiere decir que renunciemos a nuestras ideas, sino que en nuestra visión pensamos en un país socialista, soberano, independiente, próspero y sostenible”.

Nuevas figuras y estructuras de Gobierno:

El proyecto redactado por una Comisión creada para estos fines y que estuvo presidida por raúl castro, primer secretario del partido Comunista de Cuba, recoge también cambios en la estructura del Estado.

Cuba tendrá un presidente de la República que tendrá las funciones de jefe de Estado y un primer ministro como jefe del Gobierno. Se separan así estas dos funciones que en la actual constitución están recogidos en uno solo cargo: presidente del Consejo de Estado y de Ministros.

“También se crean las figuras de los gobernadores provinciales y se separa los distintos niveles de Gobierno, incluso a nivel de provincia y de municipio”, explicó Casals.

Según la prensa local, los diputados coincidieron en que la terminología gobernador e intendente serán aprobadas por la población y reafirman la necesidad de mayor autonomía y autogestión de los gobiernos locales.

Además el gobernador será designado por la ANPP y el vicegobernador por el Consejo de Ministros. Asimismo se extendió el mandato de las asambleas municipales a cinco años.

Propiedad Privada:

El documento también recoge varias formas de propiedad, entre ellas la socialista, la mixta y la privada. Sobre este aspecto Casals alerta que esto no quiere decir que “se reconozca la propiedad privada en la nueva Constitución sino que se amplía su participación” como es el caso del cuentapropismo.

Según Casals “en la Constitución cubana existían elementos que habían sido superados por la práctica como la participación de la propiedad extranjera como parte de las empresas mixtas y que tenemos funcionando en el país, esos son los cambios que ahora el nuevo proyecto reconoce y promueve”.

Matrimonio igualitario:

Quizás uno de los cambios que creó mayor expectativa en la población cubana fue la modificación al artículo 68 en relación al matrimonio igualitario. Cuba podría convertirse en el país número 25 en aprobar “la unión consensuada entre dos personas con aptitud legal para ello”, según refleja hoy el documento que será sometido a debate popular.

La actual Carta Magna define al matrimonio como “la unión concertada voluntariamente entre un hombre y una mujer”. Según la diputada Mariela Castro, presidenta del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) “con esta propuesta (…) se sitúa entre los países de vanguardia, en el reconocimiento y la garantía de los derechos humanos. Esto es resultado del proceso revolucionario cubano”.

Además Castro propuso suprimir los párrafos que acompañan el derecho a la unión entre dos personas, en los cuales queda explícito la condición reproductiva del matrimonio. Mariela apuntó: “Esta  decisión le concierne solo a los cónyuges”, según publica el sitio Cubadebate.

Sobre este aspecto Casals aseguró que “el país se había quedado un poco atrasado (…) y que esto es reflejo de siglos de homofobia”.

“Tengo la plena seguridad de que la nueva Constitución va a ser votada en el referendo porque nuestro pueblo está consciente que es la única posibilidad de seguir siendo un país socialista con una democracia sostenible y próspera”, concluyó el profesor.

Fuente: sputniknews