Open top menu
Estado Español – ¿EL POUM TROTSKISTA?

Estado Español – ¿EL POUM TROTSKISTA?

Pepe Gutierrez Alvarez, Estado Español

 

En muchas obras de historia el POUM aparece ligado a la “ideología trotskista”.

En realidad esta, sí existe propiamente como tal, es una de las diversas variantes del segundo o tercer marxismo, según se mire, sobre todo considerando que Marx dijo aquello de que él no era marxista o sea, que no aceptaba la clasificación. El concepto fue popularizado por el estalinismo para oponerlo al “marxismo-leninismo”, del cual Stalin era “el único profeta”. El propio Trotsky la negó o la puso entre comillas y optó por otros matices como bolcheviques-leninistas o marxistas revolucionarios y/o abiertos, que es el que a mí más me gusta.

De hecho, la corriente se reclamaba de los acuerdos de los cuatro primeros congresos de la Internacional Comunista, en la línea de una política de frente único obrero y social amplio como alternativa al etapismo socialdemócrata que liego adoptaría el komintern bajo el mandato despiadado de Stalin que ascendió al poder ascendiendo por los pasillo de la burocracia y del atraso en que quedó la República soviética después de la guerra “contra” (1919-1921).

En 1934, los partidos (PSOE) y grupos marxistas y los trentistas se unieron para crear la Alianza Obrera que protagonizó la insurrección de Asturias y los hechos de Octubre en Catalunya. El Bloque Obrero y Campesino de Maurín y la Izquierda Comunista de Nin (ambos derivados primordialmente de la izquierda sindicalista de la CNT), fueron invitados por Largo Caballero y Santiago Carrillo (Juventudes socialistas) a integrarse en el PSOE. De hecho, la idea de una “unificación marxista” abarcaba tanto lo que fue el POUM como lo que luego sería el PSUC. Ambos partían en un principio de acuerdo unificador que cortó Stalin en octubre de 1936.

El POUM fue la principal víctima del estalinismo fuera de la URSS, Nin y otros líderes fueron asesinados, otros juzgados y encarcelado, el partido ilegalizado. A pesar de su menor afiliación (30.000 en los primeros tiempos de la guerra), fue el partido que más jóvenes aportó a las trincheras. Defendía la República pero bajo un gobierno de “democracia obrera”, y defendía el internacionalismo.

Sus diferencias con Trotsky no le impidió tratar que este fuera albergado en Catalunya. Desbordado por los acontecimientos, el POUM osciló en muchas ocasiones y trató de mantener su alianza explícita con la CNT. Se mantuvo en la clandestinidad hasta los años cincuenta, luego siguió en el exilio y no fue hasta principios de los ochenta que dejó de existir. Su militante más conocido acabó siendo George Orwell por su obra “Homenaje a Cataluña” que sigue estando considerada como una de las mejores jamás escrita sobre la guerra, desde luego la más famosa y controvertida. Luego, en esta misma década se creó la Fundación Andrés Nin que sigue trabajando en actividades de divulgación, estudios, siempre desde una óptica socialista pluralista…

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: