Inicio Medio Ambiente El machismo se opone a la conservación planetaria

El machismo se opone a la conservación planetaria

33
0

Por Adán Salgado Andrade

Hay muchas actitudes en los hombres, que se dan sólo por sus prejuicios machistas. Son, por ejemplo, más violentos, dado que gustan de alardear de su superioridad física. Las guerras, son efectuadas por soldados, siendo rarísimas las mujeres. Y la decisión de hacerlas, también recae casi por completo en machos, que las ven como una manera de confrontar su fuerza física (vean, por ejemplo, el enfrentamiento entre Putin y Zelenskyy, en la confrontación que llevan entre sus países, Rusia y Ucrania. Pareciera más un enfrentamiento personal).

También son los hombres los que comenten violaciones o feminicidios, quedando impunes, la mayoría. Y las estructuras de poder, casi todas son para hombres.

No sólo eso, sino que un estudio publicado en el 2017, asegura que los hombres, sobre todo, los más machos, son menos proclives a ser ecológicos, pues ven como algo “femenino” cuidar plantas, no tirar basura y cosas que ayudarían a mejorar el medio ambiente planetario.

A esa conclusión llegó una investigación, publicada en la revista digital Scientific American, titulado “Los hombres ven el comportamiento verde como femenino”, firmado por los investigadores Aaron R. Brough y James E. B. Wilkie, quienes dicen que “es una sorprendente razón para resistir los hábitos y cosas que benefician al medio ambiente” (ver: https://www.scientificamerican.com/article/men-resist-green-behavior-as-unmanly/).

La foto de la mano de un hombre, tirando un papel, abre el artículo. Lo que, en efecto, ilustraría que la mayoría de los hombres no están interesados en tener un mejor ambiente. Son, por ejemplo, los que, generalmente, conducen enormes vehículos utilitarios (SUV’s), aunque gasten mucha gasolina, con tal de mostrar su poderío físico al volante.

Dicen los autores que “las mujeres han, desde siempre, sobrepasado a los hombres en el campo de la acción ambiental. De distintas edades y varios países, las mujeres tienden a vivir un estilo más amigablemente ambiental. Comparadas con hombres, las mujeres tiran menos basura, reciclan más y dejan una menor huella de carbón (CO2). Algunos investigadores, han sugerido que las diferencias en personalidad, tales como la prioridad femenina del altruismo, podrían ayudar a explicar esta diferencia entre géneros, en cuanto al comportamiento verde”.

Exponen que no es que algunos hombres no deseen un mejor ambiente, “pero la mayoría siente que eso es adoptar actitudes femeninas. Quieren sentirse machos y les preocupa que tener un comportamiento ecoamigable, los haga parecer afeminados”.

¡Pues vaya que es absurdo ese tipo de ideas! En efecto, he conocido a hombres que, en el caso de la limpieza de una casa o de cocinar, dicen que es “para mujeres”. O algunos que no pasean a perros pequeños porque es de “homosexuales”. No cabe duda que esos prejuicios, además de afectar al planeta, no permiten crecer, madurar. Y por eso tenemos a tipos que asesinan a chicas, pue es algo muy “varonil” para ellos.

Son los hombres los que más fuman y la mayoría, tiran sus colillas, sin ponerse a pensar en el nefasto impacto que tanta colilla ocasiona al medio ambiente, por los químicos y los plásticos de los que están hechas (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2022/12/las-contaminantes-colillas-de-cigarros.html).

El estudio se realizó entre 2,000 participantes de Estados Unidos y de China. “Tanto mujeres, como hombres, juzgaron que la publicidad para ser más ecoamigable, podía ser percibida como más femenina. Por ejemplo, pensaron que un hombre que lleve una bolsa reusable a una tienda, puede ser visto como afeminado. También, que era más de mujeres hacer una acción verde”.

Desgraciadamente, es muy cierto lo que describen los autores. Por ejemplo, si un hombre usa ropa de color rosa, ya es tildado de afeminado. Lo mismo, si hace el quehacer doméstico, que es un “mandilón”. Pero nada tienen que ver esas tareas o colores, excepto por el citado machismo.

Otro experimento que se hizo fue que eligieran entre tarjetas de regalos, una ecológica, con diseños florales y rosa y una normal. “Eligieron la no ecológica, por temor a que les dijeran afeminados”.

Son menos inclinados a elegir comida saludable, cosas para la casa “y sus preferencias, son más masculinas, porque no quieren arriesgarse a que los tomen por afeminados”.

Absurdo, pero así es. Los autores sugieren que deben de hacerse campañas ambientales que no “dañen la hombría, que vean los hombres que no es malo recoger la basura, ser limpios, amar las plantas”.

En un experimento para donar a organizaciones ambientales, “los hombres lo hicieron más con aquéllas que tenían logos masculinos, sin colores afeminados. Y en China, la publicidad de BMW, de coches híbridos, tuvo mejor resultado al mostrarles a los hombres lo varoniles que esos autos pueden ser, en lugar de sólo enseñar tradicional publicidad”.

La conclusión a la que llegaron los autores es que “hagan a un hombre sentirse más hombre, siendo ecoamigable, y sólo así funcionaran las campañas ambientales”.

Hubo un caso reciente de enfrentamiento, entre un macho a quien no le importa ser ecoamigable y una mujer, que es activista ambiental.

Los confrontados fueron el misógino, macho “empresario” Emory Andrew Tate (Washington, 1986), contra la ambientalista Greta Thunberg (Suecia, 2003).

El nefasto Tate, le envió un tweet a Thunberg, diciéndole “por favor, envíame tu correo, para que te envíe toda la lista de mis carros y sus enormes emisiones contaminantes”.  Tate es muy dado a tener autos deportivos, de gran cilindrada, que gusta de presumir en sus redes – o gustaba, antes de que fuera suspendido de la mayoría, por su misoginia –, mostrando videos de cómo les cargaba gasolina, presumiendo lo “poderosos que son”. Como señalé, los autos poderosos, son sinónimo de virilidad.

Thunberg ha hecho campaña contra autos que gastan gasolina en exceso (como los llamados muscle cars, de poderosas máquinas. Ver: https://en.wikipedia.org/wiki/Muscle_car).

La excelente respuesta de Thunberg a Tate fue el siguiente twitter “yes, please do enlighten me. email me at smalldickenergy@getalife.com.”, algo así como “sí, por favor, ilumíname, mándame un correo a enegíadeunpitito@consígueteunavida.com”. ¡La excelente, irónica, burlona respuesta, se ha compartido más de 3.5 millones de veces!, desde India a Australia!

Tate trató de contrarrestar la burla de Thunberg, con un video en donde estaba balbuceando (como burlándose de la chica), vestido con una bata, fumando un puro y comiendo pizza, para reforzar su retadora imagen.

Gracias a su fanfarronería, por la marca de la pizza, la policía de Rumanía los arrestó, a Tate y a su hermano, acusados de tráfico sexual. También es un conspirador, instigador de tonterías, además de ser un lenón y violador, cosas que aquél niega (claro, no las va a aceptar).

No sorprendería, pues muchos de los mal llamados influencers,son personas negativas, acomplejadas, que hasta caen en prácticas ilegales, con tal de ser “famosos” (es el caso de Yosstop, que se hizo famosa por humillar a gente, como a una chica, Ainara Suárez, a la que hizo burla porque en una fiesta la violaron. Ver: https://www.bluradio.com/mundo/la-youtuber-yosstop-acusada-de-pornografia-infantil-salio-de-prision-tras-5-meses-tras-las-rejas).

Thunberg, terminó su ironía, con otro tweet, en donde dijo “eso te pasa cuando no reciclas tus cajas de pizza”, autoburlándose de su propia imagen (mero sarcasmo, pues ella es, como dije, gran activista ambiental).

Así que le salió caro el intento de humillación de Tate a Thunberg, pues hasta arrestado salió (ver: https://www.theguardian.com/commentisfree/2022/dec/31/greta-thunberg-andrew-tate-tweet).

Quiso mostrar que le “importa una fregada” el medio ambiente, con sus muy contaminantes autos, el muy macho.

Por lo mismo, no pensó en que daba pistas para su arresto. Espero que reciba lo que se merece. Personajes así, nefastos, misóginos, antiecologistas, no hacen falta.

Así que, en lo personal, prefiero que me tilden de afeminado, si acudo con mi bolsa reusable, de compras, o cultivo y cuido plantas, como rosas, o visto ropa rosada.

Mejor, a que me tilden de asesino ambiental, macho, estúpido y misógino.

Contacto: studillac@hotmail.com

Artículo anteriorImpactos del TLC Perú-UE
Artículo siguienteEmpresa privada ya inició geoingeniería, sin estudios suficientes de impacto ambiental

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.