Inicio Internacional  El Israel Hannibal mata a sus propios ciudadanos

 El Israel Hannibal mata a sus propios ciudadanos

173
1

Margarita Labarca Goddard

Así ocurrió con los rehenes que Hamás  había tomado en el Kibutz Be’eri. Esto no es invento ni mala voluntad, pues lo ha declarado la única sobreviviente  de la noche  del 7 de octubre 

Hadas Dagan denunció el bombardeo israelí de una casa en Be’eri donde murieron 14 rehenes. Ella ha retenido su testimonio hasta ahora que se transmitió por el canal 12  de la televisión israelí, en una entrevista que le hizo el periodista Daniel Cohen  el 10 de diciembre de 2023.  

Hadas relata que hubo un arsenal de disparos, bombardeos de tanques israelíes y misiles guiados LAU, que mataron  a todos los rehenes que estaban en una casa del kibutz junto con sus captores de Hamás, que los habían reunido allí. La entrevistada declaró  que ella  se salvó porque la sacó un miembro de Hamas antes de que empezara el bombardeo. 

Ella perdió a  su marido, Adi Dagan. Entre los civiles israelíes que figuran como muertos en el ataque se encuentran Pessi Cohen, Hanna Cohen, Yitzhak ‘Zizi’ Siton, Tal Siton, Hava Ben Ami, los gemelos Liel y Yanai Hetzroni, Ayala ‘Aylus’ Hetzroni, Zehava Hacker, Ze’ev Hacker, Suheib Abu Amer, Tal Katz y Adi Dagan, el marido de Hadas Dagan.  

Había varios niños, entre ellos los gemelos Hetzroni y  Hadas declara entre lágrimas, que nunca olvidaría  los gritos de los niños, que fueron acallados por los disparos  hasta que se impuso el silencio. 

¿Pero como puede ser que el ejército de Israel asesine a los propios israelíes? Hay una explicación: es la aplicación  de la Directiva Hanníbal, el protocolo militar en el que se mata a los cautivos israelíes para evitar que las  fuerzas enemigas obtengan concesiones en las negociaciones. 

¿Y qué  es esto de  Hannibal, de dónde salió, quién lo inventó?   No crean que es un mandato religioso, de la Edad Media  o de épocas muy anteriores. 

Pues nada, que esta  monstruosidad  la crearon en pleno siglo XX.  Se trata de una “estrategia militar empleada por el ejército israelí con el objetivo de mitigar la amenaza de la captura de rehenes, aún si ello significa la muerte potencial de los prisioneros. 

El que sabe todo esto y lo explica muy bien, es  Alfredo Jalife Rhame, periodista mexicano especializado en estas materias, que ha escrito al respecto hace pocos días en el diario La jornada, que “Curiosamente, en este carrusel de los engaños no apto para novatos e ingenuos, el ejército israelí habría cancelado  en 2016 la controvertida orden militar denominada Hannibal” También se puede encontrar información sobre esto en el diario israelí Haaretz. 

La doctrina Hannibal fue creada en 1986 después de que tres soldados de la brigada de infantería israelí Givati fueron capturados por la guerrilla chiíta libanesa Hezbolá. El rotativo libanés L’Orient Today comenta que tal doctrina significa que un soldado israelí muerto es mejor que un prisionero viviente.  No voy a insistir en el horror que significa que un soldado se vea  obligado  a matar a sus propios compañeros que han sido tomados prisioneros o están a punto de serlo. 

Por lo demás, Hannibal  parece estarse aplicando no sólo a los  militares sino también a los civiles, como quedó demostrado   en lo ocurrido en el kibutz Be’eri.  

Ahora  se entiende lo que está haciendo esta gente con los habitantes de Gaza. Si obligan a sus soldados a asesinar a sus compañeros y también a civiles Israelíes inocentes, como ha declarado públicamente la señora Hadas Dagan, ¿Qué  puede quedar para los “animales” palestinos? 

1 COMENTARIO

  1. Todos los países del mundo, que se consideran del lado de los justos, SALVEN A LOS NIÑOS PALESTINOS. Si no lo hacen, no solo dejarán de ser justos, también pasarán a ser cómplices. El mundo los juzgará y condenará, porque pudiendo no lo hicieron, protegiebndo los intereses económicos antes que la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.