Inicio Derechos Humanos El Estado chileno continua con los abusos contra los mapuche

El Estado chileno continua con los abusos contra los mapuche

86
0
Compartir

imagen: Carlos Alarcón Molina, ex sargento del GOPE de carabineros que asesinó a Camilo Catrillanca

por Celso Calfullan

Aprovechando la crisis por el coronavirus el gobierno y el Estado chileno continúan con los abusos contra el pueblo mapuche, que de cierta forma pasan desapercibidos, dado que la crisis sanitaria se está llevando todo el protagonismo y sirve de paso para ocultar muchos abusos.

Acabamos de ver como la Corte de Apelaciones de Temuco mando para su casa a Carlos Alarcón Molina, ex sargento del GOPE de carabineros, este personaje es el que asesino a Camilo Catrillanca, supuestamente los tribunales de justicia lo están enviando a cumplir arresto domiciliario.

El asesinato de este joven comunero mapuche que se llevó a cabo en noviembre de 2018, este juicio ya lleva casi un año y seis meses, pero ahora con la excusa del coronavirus, ha sido aplazado hasta junio y aparentemente se seguirá desarrollando a pasos de tortuga este juicio, como esperando ganar tiempo para que la gente se olvide de lo horrible que fue este crimen cometido por carabineros, agravado por los montajes que realizaron los implicados y las mentiras  que se dieron en las primeras versiones entregadas por carabineros, debemos recordar que nada se parece tanto a la injusticia que la justicia que tarda demasiado.

Durante este casi año y medio desde que se cometió este crimen, el asesino de Camilo Catrillanca ha gozado de enormes privilegios, como por ejemplo que su arresto preventivo lo ha estado cumpliendo en una “unidad policial” de carabineros, lo que resulta en un chiste de mal gusto si tú lo analizas un poco.

Pero lo anterior no ha sido lo único,  después haber sido dado de baja de carabineros, este criminal fue premiado con una indemnización de poco más de 21 millones de pesos, junto además con recibir una pensión mensual de 900 mil pesos, parece que el Estado chileno sabe recompensar muy bien a los quienes le hacen el trabajo sucio, en este caso a los que destinan a la Araucanía para reprimir, torturar y asesinar a los comuneros mapuche.

Cuando uno ve todo esto, no se puede más que sentir indignación y rabia frente a tanto abuso o como dijo Marcelo Catrillanca el padre de Camilo, que calificó como una burla hacia su familia y todo el pueblo mapuche, el arresto domiciliario que le impuso la justicia chilena a este criminal.

Estos abusos, esta falta de justicia es lo que lleva a un sector cada vez más grande del pueblo mapuche a tomar medidas más radicales para defenderse del atropello permanente que comete el Estado chileno contra nuestro pueblo.

Esa misma justicia cuando es aplicada contra los mapuche, ocurre exactamente lo contrario, ahí no importa la presunción de inocencia frente a un delito, el comunero mapuche va directamente a la cárcel, donde pueden permanecer largos periodos hasta que son declarados inocentes y son dejados en libertad, en cambio en el caso del que asesino a Camilo Catrillanca, se lo manda con “arresto domiciliario”, a pesar de que se sabe que fue el que cometió este crimen.

Más encima tienen el descaro de decir que en Chile existe un estado de derecho y que todos somos iguales ante la ley, está claro que no podemos estar más alejados de esas falsas afirmaciones, que en realidad cada vez convencen a menos gente en este país. En Chile existe una justicia para los ricos y los sicarios de la elite y otra muy distinta para los pobres o los mapuche de este país.

Sin terminar con el actual sistema social imperante, que se  basa precisamente en las injusticias y el abuso, difícilmente podremos ver cambios de verdad en esta sociedad.

Celso Calfullan, director de Werken Rojo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.