Inicio Capitalismo en Crisis EEUU reconoce que el impago de sus deudas provocaría una crisis financiera...

EEUU reconoce que el impago de sus deudas provocaría una crisis financiera mundial

355
0

Sputnik

Mientras el Gobierno federal sigue sin llegar a un acuerdo con el Congreso para aplazar su límite de endeudamiento, la secretaria del Tesoro de Estados Unidos realiza una serie de declaraciones que han provocado preocupación en varias partes del mundo. Y es que el país norteamericano ya alcanzó su techo de deuda de 31,4 billones de dólares y las dudas sobre una posible crisis financiera internacional se asoman nuevamente.

El impago de la deuda también ocasionaría un incremento de los costos de endeudamiento del país, así como un aumento en las deudas de todos los ciudadanos estadounidenses, dijo la funcionaria. La situación financiera que actualmente se vive en la nación gobernada por Joe Biden podría desembocar, también, en una crisis fiscal, ya que la mayoría republicana de la Cámara de Representantes podría exigir a Biden y al Senado —en poder del Partido Demócrata— nuevos recortes de gasto.

El 19 de enero, Estados Unidos alcanzó el límite de su deuda, el cual fue fijado por el Poder Legislativo. Esto orilló al Departamento del Tesoro a adoptar medidas extraordinarias para que el Gobierno federal siga pagando sus facturas. Una de estas medidas especiales consistió en suspender temporalmente los pagos que no sean inmediatamente necesarios de los fondos federales de jubilación, invalidez y prestaciones sanitarias, canalizando el dinero en su lugar hacia otros servicios urgentes necesarios para mantener al Gobierno en funcionamiento, al menos hasta junio.

El diario estadounidense The Wall Street Jornal apuntó el 5 de enero que Washington debe alrededor de 100 billones de dólares, una cifra nunca antes vista. El autor del artículo, Vince Kolber, presidente de la empresa Residco, aseguró que Estados Unidos alcanzó «un hito histórico y preocupante». Según Kolber, los gastos netos de los programas sociales en materia de salud como Medicare, Medicaid y otros similares cuestan alrededor de 70 billones de dólares, cifra a la que se le puede sumar la posición neta, la cual es la diferencia entre los «activos» y los «pasivos totales» del Gobierno de Estados Unidos.

«Eso nos lleva a un hito alarmante. Agregue la posición neta de 29,9 billones de dólares a los gastos netos de seguro social de 71 billones, y encontrará que [la deuda] supera los 100 billones, es la primera vez que lo ha hecho», explicó Kolber.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.