Inicio educación Educación Sexual Integral y Protocolos eficaces contra la violencia patriarcal

Educación Sexual Integral y Protocolos eficaces contra la violencia patriarcal

138
0
Compartir

por Estudiantes por la Causa Popular

Las y los estudiantes clasistas reconocemos la indisociable alianza entre el capitalismo y el patriarcado que somete y explota a la clase trabajadora, y nos proponemos combatir contra cada una de las manifestaciones de estas estructuras que se hallen presentes en nuestros espacios educativos. A lo largo de la campaña de agitación de nuestro pliego de demandas, ya hemos denunciado la precarización de la educación chilena, a propósito de la crisis integral capitalista y la pandemia del coronavirus, y en esta ocasión precisamos agitar nuestras demandas en torno al feminismo clasista, la exigencia de una educación sexual integral y la implementación de protocolos eficaces para hacerle frente a la violencia patriarcal en todas nuestras casas de estudio.

Estudiantes por la Causa Popular es una organización anticapitalista, combativa y antipatriarcal, y nos definimos por ende feministas clasistas, porque entendemos que la mujer de la clase trabajadora es la que hoy en día se ha visto vulnerada y explotada por el sistema capitalista imperante, es ella quién ha tenido que pagar los costos de la crisis de este sistema a través del trabajo doméstico como también del trabajo asalariado (situación que ha agravado la pandemia del Covid-19). Todo esto se ha ido direccionado hacia los intereses del capital que busca utilizar el tiempo de la mujer en beneficio del burgués, mientras que éste se ve beneficiado con el ahorro del gasto que le involucra la reposición de la fuerza de trabajo. Es allí donde la mujer trabajadora es doblemente explotada, por un lado, frente al patriarcado que la acosa, sexualiza y que la restringe de los espacios públicos (impidiendo también la organización de las mujeres proletarias), y también frente al capital que le relega el trabajo doméstico como una tarea exclusiva a su género y la reproducción como un medio para mantener la producción. La doble explotación se reproduce por medio de la educación burguesa, imponiendo roles de género (expresados en la existencia de carreras feminizadas y masculinizadas), normalizando la violencia patriarcal y estableciendo una precaria educación sexual que no da lugar ni al pensamiento crítico ni a la disputa ideológica.

La exigencia de una educación sexual ha estado presente a lo largo de los años en el movimiento estudiantil, dado que muchos establecimientos se han desentendido de aquella materia, ya sea por la moral cristiana que lo convierte en tabú o que simplemente no es considerada como una prioridad dentro de la educación de mercado, situación que se ha profundizado durante la implementación de las clases online, sin que se integre de ningún modo la educación sexual en los currículums.

Desde Estudiantes por la causa popular pensamos que es de vital importancia exigir una Educación Sexual Integral (ESI) al servicio de la clase trabajadora que no solo sea entregada en los grandes y bonitos establecimientos educativos del país, sino que también llegue a los liceos periféricos y precarios que existen a lo largo del territorio nacional, y que no sólo se enfoque en la prevención del embarazo, sino que también abarque diversas materias indispensables para el desarrollo, como son la emocionalidad, sexualidad y afectividad de lxs jóvenes, así como herramientas fundamentales para la diferenciación ideológica, comprendiendo la división sexual del trabajo como eje central de la explotación a la mujer y clase trabajadora. Criticamos abiertamente la poca perseverancia e interés que ha existido en los establecimientos educativos cuando se trata de educar sexualmente a lxs estudiantes, evidenciándose que sólo muy de vez en cuando se encargan del tema de manera eficientista, ya que es vacío en contenido y generalmente enfocado en el mero uso de preservativos. Exigimos una Educación Sexual Integral constante, que comience desde la educación primaria, y donde se incorpore una completa capacitación de docentes, para que de esta forma la información relacionada a afectividad, consentimiento, preservativos, anticonceptivos, enfermedades de transmisión sexual, higiene íntima y aborto sea segura y brindada de manera pedagógica, en base a las necesidades reales de la clase trabajadora y el pueblo.

Como hemos mencionado, la educación burguesa reproduce valores burgueses, comprendiendo así la existencia de concepciones y prácticas patriarcales que se normalizan, puesto que son parte del sistema de producción y división sexual del trabajo. Las ideas dominantes en el mundo están arraigadas en la clase trabajadora, y por ende también en las y los estudiantes populares. Esto explica la gran cantidad de casos de violencia patriarcal denunciados en los últimos años, de la mano del auge de las funas y del movimiento feminista liberal, que se enfrenta a estas situaciones de manera punitivista, condenando las actitudes patriarcales desde una posición “iluminada” y deconstruida. El año 2018 surgieron amplias demandas por protocolos internos en liceos y universidades que establecieran sanciones a aquellos estudiantes responsables de aquellas prácticas que entendemos provienen de la ideología burguesa. A pesar de que algunos espacios emblemáticos cuentan hoy con protocolos, esta situación no es transversal, y depende directamente del nivel de movilización y conciencia del estudiantado, evidenciando una vez más el desmedro del estudiante popular y los establecimientos periféricos y técnicos.

Como Estudiantes por la Causa Popular, y desde la vereda clasista, apostamos por reconocer y combatir todas las contradicciones que yacen en el seno de nuestro pueblo, en base a la crítica, autocrítica y rectificación, a propósito de responsabilizarnos de los valores con los que cargamos por medio de la práctica consciente. Demandamos, entonces, la existencia de protocolos eficaces contra la violencia sexual y patriarcal, que diferencien e identifiquen los tipos de prácticas y proponga soluciones basadas en crear espacios seguros para todos los actores educativos, con enfoque de celeridad y de la mano con la democratización de todas las casas de estudio.

La alianza criminal entre patriarcado y capital debe ser destruida por toda la clase trabajadora con un mismo puño, haciendo frente al feminismo burgués que en nuestras casas de estudio busca dividir a nuestra clase en beneficio de sus intereses. Desde Estudiantes por la Causa Popular alzamos un llamado a la unidad de las y los estudiantes populares en base a la organización clasista, y a luchar por una educación sexual integral y por protocolos eficaces para reconocer y combatir la violencia patriarcal. Hoy la lucha es nuestra, es el momento en donde nos debemos contraponer al rol dominante del capital y en conjunto lograr la victoria de nuestra clase.

¡A combatir la ideología burguesa, las concepciones y las prácticas patriarcales!

¡Por una educación sexual integral al servicio de la clase trabajadora y lxs estudiantes populares!

¡Contra el patriarcado y el capital, estudiante clasista a luchar!

Estudiantes por la Causa Popular

Chile, octubre, 2021

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.