Inicio Nacional Difícil minuto de la Derecha por evidente falta de unidad

Difícil minuto de la Derecha por evidente falta de unidad

75
1

Seminario SurAndino

Después de desaprovechar la ocasión del siglo, era difícil que la Derecha consiguiese revertir la magra situación en que se encuentra debido a sus dos grandes falencias: la ausencia de ideas que no le permite confeccionar un proyecto que supere el modelo y, asimismo, conformar una dirección única para lograr tener una estrategia acorde con la actual situación política.

En tal contexto, su futuro es cuesta arriba, ya que además, debe enfrentar un tercer gran problema, la presión empresarial para que frene cualquier intento del gobierno, como de otras estructuras de la sociedad chilena, en cambiar el esquema de acumulación de riquezas hoy vigente. Igualmente, el empresariado y los dueños de los fondos de inversión, intervienen en política en términos defensivos y la única solución a la crisis que apoyan es más neoliberalismo, pero del tipo salvaje. Sus puntos de vista son irreales: menos impuestos, más flexibilidad laboral, reducción mayor del Estado, eliminación de las normas medioambientales, inversión extranjera sin regulación, el secreto bancario sin variación, aumentar el traspaso de fondos del Estado y, así, varia das condiciones que solamente favorecerán a la clase dominante, aumentando la desigualdad a grados insoportables. De esta manera, las fuerzas derechistas deben transformar políticamente dicho petitorio y articular una torpe estrategia, la que las empuja a un rol opositor “tóxico”.

Un cuarto elemento, es la posición de Estados Unidos y sus aliados, los que a través de distintos mecanismos y entidades, intervienen claramente en líderes de la Derecha chilena y los obliga a alinearse en la futura Guerra Fría 2,0. Una presión sin disimulo que hoy se aprecia por diferentes corporaciones estadounidense.

Estos cuatro factores, vale decir, la falta de proyecto viable, su división, la presión empresarial y el apremio de Estados Unidos, complican a la
dirigencia derechista chilena, sin que se vislumbre posibilidad de que los pueda superar, obligándola a crear un clima opositor en el que predomina el desorden, aliviándole la carga al gobierno y montando un escenario preferentemente de trinchera, alejado de propuestas y opciones de futuro.

Así, la Derecha aparece conectada al pasado, sumida en la pelea chica, con divisiones y adhiriendo sin crítica a la postura estadounidense, pero con un empresariado que se ve obligado a comerciar con los chinos. Frente a ello, el gobierno ya le encontró su flanco débil y está dejando que se pelee, sumida en disputas pequeñas y aferrándose al pasado, por lo tanto, es posible que el “huracán electoral” que se propuso generar, solo alcance para una pequeña brisa y no consiga triunfar en el 2025. Otra oportunidad de oro perdida, por la incapacidad política para despejar el trigo de la paja y encerrarse en sí misma.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.