Inicio nacional Constitución Ambiental: 34 constituyentes exigen consagración de derechos de la naturaleza, desprivatización...

Constitución Ambiental: 34 constituyentes exigen consagración de derechos de la naturaleza, desprivatización de Bienes Comunes y debate sin TPP-11

191
0
Compartir

Tomate Rojo

A través de una declaración con 16 puntos cruciales, 34 constituyentes electos se pronunciaron sobre la nueva carta magna y cómo esta se discutirá. Todo en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, donde aprovecharon la instancia para hablar de una Constitución Ambiental y digna.

En la declaración además recuerdan a dirigentes fallecidos por la defensa de la tierra. “Por años líderes y lideresas han recibido amenazas, hostigamiento, persecución y criminalización por organizarse; llegando a tristes realidades como la muerte de Alex Lemun (2002), Matías Catrileo (2008), Jaime Mendoza Collío (2009), Nicolasa Quintremán (2013), Macarena Valdés (2016), Camilo Catrillanca (2018), Alejandro Castro (2018), Alejandro Treuquil (2020), y Emilia Herrera (2021), muchas de ellas aún en la nebulosa”.

Exigencias para una Constitución Ambiental

Como compromiso de los constituyentes firmantes, se exponen diferentes ideas para una Constitución Ambiental. Lo primero es que el documento sea discutido y escrito sin la presión del TPP-11 y las reiteradas urgencias establecidas por el Presidente. “Por eso, llamamos al Ejecutivo a someterse a la soberanía popular y a no afectar las condiciones para el ejercicio del poder constituyente. La población de Chile ya ha dejado en claro en diversas oportunidades que no quiere la concreción de este Tratado de Libre Comercio que viene a perpetuar un modelo neoliberal que queremos cambiar de raíz”, declaran.

Tal vez te interese: ¿Qué significa que le pongan Suma Urgencia al TPP-11?

Al mismo tiempo buscan lograr la desprivatización de todos los elementos virales, sobre todo el agua. Llevarán la discusión hasta “garantizar este vital elemento como un bien común inapropiable. Considerando su acceso como un derecho humano y de la naturaleza”. Lo anterior bajo un modelo de gestión integral y comunitaria por cuencas y de distribución que priorice el consumo humano, la agricultura de subsistencia y el equilibrio de los ecosistemas por sobre el uso industrial.

Los derechos de la naturaleza también deben ser consagrados, para los 33 constituyentes firmantes. Para ellos y ellas debe considerarse “como una nueva persona en el ordenamiento jurídico, para lograr su eficaz protección, restauración y conservación ante los daños provocados por la sociedad en su empleo como medio económico”. También irán por la creación de una Defensoría de la Naturaleza, que permita resguardar este derecho.

También buscan una Nueva Constitución que permita el Buen Vivir, o el Kume Monguen o Sumak Kawsay. Que es un concepto o idea emanada de las culturas ancestrales de Latinoamérica. Esta “plantea que la armonía, sabiduría, solidaridad y responsabilidad de la humanidad con la naturaleza y el cosmos, así como también entre todos los actores de la sociedad, permitirá alcanzar una vida en plenitud”. Para quienes firman, este principio debe orientar todo el ordenamiento jurídico. En la misma línea esperan que se ponga en el centro la vida y que sea defendida y respetada en todas sus formas y diversidad. Con ello se se permite el paso de un paradigma jurídico antropocéntrico a uno biocéntrico.

Modelo económico

Para una Constitución Ambiental, el cambio del modelo económico es indispensable. Por ello en la declaración se espera que se “transite a un nuevo modelo económico postneoliberal y postextractivista, en armonía con la naturaleza y al servicio de las comunidades. Con medidas concretas de rescate y promoción de las economías locales, solidarias, feministas, territoriales y ancestrales; y la cooperación latinoamericana. Las actividades productivas tienen como límite los Derechos Humanos y de la Naturaleza”.

También se expone que es crucial que se impida “que la propiedad privada este por sobre el bien común y el Buen Vivir de las actuales y futuras generaciones”. Tanto humanas como no humanas.

Ecosistemas y agricultura en una Constitución Ambiental

La defensa de la Soberanía alimentaria también es un tema en la carta. “Toda persona y colectividades tienen derecho al agua y a la alimentación, siendo deber y obligación del Estado garantizar la soberanía alimentaria por medio de la alimentación sana e integral, la agroecología, y el resguardo de la semilla tradicional en correspondencia con sus diversas identidades y tradiciones culturales”.

Además se espera reconocer a los derechos de los animales y su sintiencia individual. Todo con el objetivo de establecer deberes estatales y una nueva institucionalidad animal centrada en su protección, respeto, y cuidado responsable y no en su explotación para diversos fines humanos.

Respecto a los ecosistemas se avanzará en determinar a los glaciares y sus ambientes (periglaciar y permafrost). Es decir al ecosistema Glaciar, como sujeto de derecho y bien común intocable; “en el cual no se podrán generar actividades productivas de ningún tipo”.

Administración del Estado para una Constitución Ambiental

La consagración de un Estado plurinacional que respete, proteja y promueva los territorios, la autodeterminación de los pueblos originarios, su identidad y cosmovisión, y una administración política y económica del Estado descentralizada. Ambos son objetivos que se buscan lograr en la futura discusión de la convención constitucional. Esta descentralización la esperan hacer “a través de una planificación territorial con enfoque ecosistémico, que permita el reconocimiento del territorio como elemento de organización del Estado”.

Una participación vinculante y democracia directa que garantice la participación efectiva y vinculante de las comunidades en las decisiones que afectan su vida y su futuro también son propuestas por las que pondrán sus fuerzas.

Justicia ambiental

La lista de constituyentes ambientales busca que se ponga fin a las zonas y territorios de sacrificio. Al mismo tiempo, que se promueva la conservación y restauración de los diferentes sistemas ecológicos dañados de nuestro país. Ello como una manera de reactivar el desarrollo de las comunidades en base a la biodiversidad de nuestros territorios.

Dentro de sus luchas en la convención también incluyen que se “Instaure el Principio de Justicia Intergeneracional y climática. Junto con establecer la máxima jerarquía de los principios precautorio y preventivo en la toma de decisiones del Estado”.

Finalmente harán que se promueva una sociedad libre de explotación de cuerpos y territorios. Así “eliminando formas patriarcales, coloniales, racistas, masculinizadas y opresivas de relacionarnos; reconociendo la economía de los cuidados y garantizando la soberanía sobre nuestros cuerpos”.

Listado de constituyentes que adhieren

  1. Natividad Llanquileo Pilquimán, Constituyente Mapuche
  2. Jorge Abarca Riveros, Distrito 1, Independiente apoyado por Partido Liberal.
  3. Dayyana González Araya, Distrito 3, Lista del Pueblo.
  4. Cristina Dorador Ortiz, Distrito 3, Movimiento Independientes del Norte
  5. Constanza San Juan Standen, Distrito 4, Asamblea Constituyente Atacama (ACA)
  6. Guillermo Namor Kong, Distrito 4, Independientes No Neutrales
  7. Ivanna Olivares Miranda, Distrito 5, Lista del Pueblo- Movimiento Territorial Constituyente
  8. Daniel Bravo Silva, Distrito 5, Lista del Pueblo – Movimiento Territorial Constituyente
  9. Carolina Vilches, Distrito 6, Modatima.
  10. Janis Meneses Palma, Distrito 6, Coordinadora Movimientos Sociales
  11. Cristóbal Andrade, Distrito 6, Lista del Pueblo.
  12. Camila Zárate, Distrito 7, Lista del Pueblo, Red Parque Cabritería y MAT.
  13. Tania Madriaga Flores, Distrito 7, Territorios en Red, Lista del Pueblo.
  14. Marco Arellano, Distrito 8, Lista del Pueblo, Resistencia Socioambiental Quilicura (RSQ).
  15. Alejandra Perez Espina, Distrito 9, Lista del Pueblo.
  16. Manuel Woldarsky, Distrito 10, Lista del Pueblo, Defensor DDHH.
  17. Juan José Martin Bravo, Distrito 12, Cverde ONG, Sociedad Civil por la Acción Climática.
  18. Francisco Caamaño Rojas Distrito 14, Asamblea Territorial del Maipo.
  19. Paulina Valenzuela Río, Distrito 14, Independientes No Neutrales.
  20. Loreto Vallejos Dávila, Distrito 15, Lista del Pueblo.
  21. Alvin Saldaña Muñoz, Distrito 15, Movimientos Sociales Autónomos.
  22. Gloria Alvarado Jorquera, Distrito 16, Lista Corrientes Independientes.
  23. Elsa Labraña, Distrito 17, Lista del Pueblo.
  24. María Elisa Quinteros Cáceres, Distrito 17, Asamblea Popular por la Dignidad.
  25. Fernando Salinas Manfredini, Distrito 18, La Lista del Pueblo Maule Sur.
  26. Francisca Arauna Urrutia, Distrito 18, La lista del Pueblo Maule Sur.
  27. César Uribe Araya, Distrito 19, Fuerza Social de Ñuble.
  28. Carolina Sepúlveda, Distrito 19, Independientes No Neutrales.
  29. Bastián Labbé Salazar, Distrito 20, Asamblea popular constituyente.
  30. Vanessa Camila Hoppe Espoz, Distrito 21, Coordinadora Nahuelbuta Biobío Constituyente.
  31. Manuela Royo Letelier, Distrito 23, Modatima,
  32. Adriana Ampuero constituyente D26 Red de Organizaciones Territoriales y Asambleas de Chiloé.
  33. Yarela Gomez Sanchez, Distrito 27, Modatima.
  34. Elisa Giustinianovich Campos D28, Coordinadora Social de Magallanes.

Tal vez te interese: Alcaldes en zona de sacrificio: El perfil de quienes liderarán el gobierno local de estos territorios en resistencia

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.