Inicio Nacional Comunistas, Frente Amplio y la militarización de la sociedad

Comunistas, Frente Amplio y la militarización de la sociedad

150
0

Semanario SurAndino 145

Las fuerzas ubicadas más a la izquierda en el gobierno, están en una delicada fase de su existencia, ya que con su conducta, se prestan para que la Derecha avance en la implantación de un control social sin antagonismo, en el que el capitalismo se convierta en la única opción por la vía de la imposición y de la represión masiva.

La estrategia empresarial derechista busca convertir el país en una cárcel, lo que permitirá a la clase dominante imponer su nueva estrategia de acumulación y a Estados Unidos y Europa, disponer sin resistencia de nuestros recursos naturales.

Demencial es la expresión que con mayor justeza concuerda con lo que está sucediendo en el país. La Derecha, sin una dirección política eficiente y, además, con gran déficit de creatividad, se encuentra en una cruzada destinada a restablecer las recetas pinochetistas, o sea, ante
la incapacidad de alcanzar un pacto con las fuerzas de gobierno se decidió por imponer un orden autoritario, el que excluya al extenso arco de actores que están por los cambios.

Pero, dicha exclusión no se reducirá solo a lo político, sino que también se extenderá á lo coactivo y abarcará al conjunto de agentes que considere posibles resistentes de la estrategia que busca impulsar el modelo 2.0.

El gran inconveniente es la debilidad de sus bancadas parlamentarias, pero considera que no es una tarea difícil si consigue “amarrar” a congresales díscolos, que sean comprables y, a la vez, si logra presionar al gobierno.

Ante ello, la extrema debilidad de las fuerzas que se supone son cercanas a una ideología de izquierda, como el PC y el Frente Amplio, imposibilita cualquier tentativa de plantarse a la fuerte ofensiva derechista. Es más, han sido atrapados en la narrativa de las fuerzas reaccionarias y aceptan resignadamente sus argumentos y cooperan para que Chile se militarice, transformándose en una sociedad en la que se controla todo.

Vuelta al orden autoritario
La extrema debilidad del socialismo democrático y de la DC, impiden la concreción de cualquier pacto interclase, por tanto, los empresarios no tienen alternativa que no sea crear un orden en solitario e imponerlo, el que solo puede ser de carácter autoritario.

Pero, para ello, la militarización de la sociedad es un elementos esencial, la que hoy no puede producirse a través de un golpe de Estado, por tanto, se necesita desarrollar una estrategia alternativa y bajo la actual situación política, solamente quedaría la vía parlamentaria. En tal contexto, la neutralización política de la izquierda del gobierno es fundamental, por eso la insistencia en imponer la seguridad como la mayor preocupación, pero tomada solo desde lo represivo.

La necesaria militarización del país

La Derecha, los empresarios y los fondos financieros empujan en forma paciente al gobierno hacia la militarización del país y las fuerzas que lo respaldan no tienen iniciativa alternativa de respuesta, en tal sentido, el PC y el Frente Amplio son incapaces de oponérseles y, por el contrario, aceptan los resultados de sus encuestas como sagrados. A la vez, se dejan llevar por el ritmo de premura para “legislar”, apoyan las razzias que se ejecutan en el Wallmapu y se prestan para “viabilizar leyes antiterroristas”.

El PC y el Frente Amplio se esmeran por presentar condiciones de buena conducta a los empresarios y no solo renuncian a oponerse a sus estrategias, sino que se incorporaron a su implementación. Una y otra vez, parlamentarios, alcaldes, delegados presidenciales o gobernadores del Frente Amplio o del PC, aceptan en forma acrítica que la seguridad es la principal preocupación de la gente y admiten que solo la represión es solución a dicho problema. Así, la Derecha y el empresariado lograron construir un relato hegemónico, al que es imposible oponerse. La lógica lleva a pensar que las leyes, controles y detenciones se deben incrementar, además, de construir muros en las fronteras. El país será una verdadera cárcel, pero como siempre, solo para los pobres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.