Inicio Cultura y Arte Cine – LES 400 COUPS VISTO DESDE EL MAYO FRANCÉS…

Cine – LES 400 COUPS VISTO DESDE EL MAYO FRANCÉS…

835
0

Fue el primer largometraje de François Truffaut, un film que marcó toda una generación que quería descubrir que más allá de los grises horizontes de las mezquindades cotidianas estaba el mar, el mar para galopar. En su momento se convirtió con toda seguridad en el film más emblemático de la generación.

Su punto de vista encajaba con el de otros tantos niños primos hermanos de un muchacho que gracias a la ayuda del gran André Bazin (a quien se lo dedicó) descubrió su vocación, y con ella su necesidad de contar su historia. Sin un atisbo de moralina, el primer Truffaut, consigue explicitar un entorno mediocre y un discurso esperanzado dentro de la tristeza. A la larga siguió siendo lo mejor de su rica y extensa filmografía.

Todo un hito para el recuerdo de los que lo vieron, en mi caso con 15 años en un cine de barriada cuyo “gallinero” se llenaba del personal de las barracas colindantes y disfrutaba de la proyección con sus fiambreras familiares. Lo recuerdo todo: que era tarde, invierno y que la historia me invitaba a una nueva visión. Esta opera prima fue además decisiva en la construcción de la “Nouvelle Vague•, forjada por una suma de obras caracterizadas por abrazar un modo de entender lejos de producto comercial-industrial. En suma, del cine de papá. Con “Los 400 golpes”,

Truffaut consolidaría definitivamente la idea del cine como plasmación de una mirada expresiva del autor detrás de las cámaras, con unas imágenes repletas de más alegorías de lo que seguramente seria posible percatarse en un único visionado, relegando a un segundo plano aspectos técnicos como la puesta en escena aunque la película también sea un portento en este aspecto. Imprescindible para acercarnos al mayo del 68. Un mayo que hay que ver desde Antoine doinel y no tanto de los que le siguieron, ninguna de ellos comparable al original.

Una observación a añadir: por la misma época, bajo el franquismo se hacía un cine español con Joselito, Marisol y otros «niños prodigios» que, por cierto, abominaron de su infancia impostada. Es por eso que ver esta película en su tiempo era como viajar a otro mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.