Open top menu
Chile – Los erráticos antecedentes que condenan a Til Til como zona de sacrificio

Chile – Los erráticos antecedentes que condenan a Til Til como zona de sacrificio

Diario U de Chile.    Natalia Figueroa |

tiltil

Casi a una semana de que el Comité de Ministros aprobara el polémico relleno sanitario de KDM en Til Til, se han conocido distintas posiciones sobre el impacto que generaría para la población de la comuna. La discusión apunta a los parámetros con que se elaboró el actual Plano Regular Metropolitano y la inequidad territorial que ha generado en varios sectores de la región.

El Gobierno respaldó la decisión del Comité de Ministros de aprobar un nuevo vertedero en Til Til, lo que tendrá que ser evaluado ante el Tribunal Ambiental. Pero desde la otra vereda, se encuentran las autoridades locales, organizaciones territoriales y expertos en salud que han rechazado los efectos asociados a la nueva planta de KDM.

Este viernes, el alcalde de Til Til, Nelson Orellana, clausuró las instalaciones del relleno sanitario “Loma Los Colorados” de la compañía. Según el decreto municipal, la propiedad contaría con instalaciones irregulares que vulneran el marco legal. Si bien esta planta cuenta con la aprobación del estudio de Evaluación de Impacto Ambiental, otorgado por la Comisión Regional del Medioambiente, se incorporaron modificaciones que no han sido autorizadas para funcionar.

El encargado de la unidad de Medioambiente del municipio de Til Til, Nelson Valdebenito, explicó que el relleno clausurado cuenta con seis resoluciones de calificación ambiental. La primera de ellas se emitió  en 1993, antes de la Ley de Medioambiente 19.300.  Por lo mismo, la empresa debería cancelar al municipio todos los cambios posteriores a esa fecha por concepto de obras civiles. Se trata de instalaciones como bodegas de acopio, casinos, guardarropas, salas de estar, entre otras. El gerente de operaciones de KDM, Pablo Cortez, reconoció que los trámites señalados por el municipio no se encuentran al día y que implementarán un plan de emergencias mientras son resueltos.

Con esta decisión del municipio la planta de tratamiento de basura seguiría funcionando con normalidad, lo que también informó la Intendencia.

Valdebenito dijo que KDM es propietaria de un terreno de 800 hectáreas en la comuna y actualmente ocupan 200, por lo mismo, se entiende que la planta considera ampliaciones que sí o sí deben ser revisadas por la dirección de obras municipales.

Por otro lado, enfatizó que la casa matriz de esta empresa se ubica en Las Condes y paga los impuestos en esa comuna, es decir, Til Til recibe la contaminación pero los beneficios van a parar a otras comunas.

“Partieron, por ejemplo, con dos casetas sanitarias y unos galpones, pero ahora han introducido 30 instalaciones nuevas por las que no han pagado. Los derechos se pagan por los metros cuadrados en techumbres que tienen un valor en UF y son retroactivos. Entonces, no es menor lo que puede destinarse al municipio”, señaló.

La empresa KDM es filial del Grupo Urbaser Danner, holding compuesto por la empresa española Urbaser y la estadounidense The Danner Company. La compañía opera rellenos sanitarios y  distintas bases de operación en Antofagasta, La Serena, y las regiones de O’Higgins, Maule, Bío Bío y la Región Metropolitana. Lo último con servicios de manejo, transporte y tratamiento de residuos domiciliarios.

La inequidad territorial

El debate se ha posicionado en la regulación territorial. En este ámbito existen básicamente dos instrumentos de ordenamiento: los Planes Reguladores Municipales que establecen normas sobre el uso del suelo y  que, en general, rigen para todas las comunas excepto aquellas que no los han actualizado -Estación Central y la instalación de los “guetos verticales” es un ejemplo-.

Paralelamente, se encuentra el Plano Regulador Metropolitano, propuesto por la Intendencia y aprobado junto al Consejo Regional (Core). Según esto, las comunas de Til Til y Lampa son zonas habilitadas para la instalación de vertederos por sus características de suelo.

Si bien durante la semana las autoridades han reconocido la necesidad de modificar los criterios de estos planos, existe una normativa en trámite que también tiene incidencia sobre esta regulación.

El abogado y profesor de la Universidad de Chile, Ricardo Camargo, explicó que en 2011 ingresó al Parlamento el proyecto sobre fortalecimiento de la regionalización del país que establece la actualización de los dos instrumentos de ordenamiento antes nombrados, además de otras materias como la elección de intendentes que se discute en el Senado.

La iniciativa integra los Planes de Ordenamiento Territorial (Prots) que recogerían información más actualizada sobre territorialización y dependería de este instrumento la instalación de cualquier infraestructura, incluso la definición de zonas protegidas.

El abogado reparó en que esta herramienta no considera participación ciudadana vinculante y solo sería a través de los consejeros regionales, lo que a su juicio es insuficiente para resolver conflictos en las llamadas “zona de sacrificio”. Sin embargo este plan no ha tenido mayor interés legislativo.

Rodrigo Camargo explicó que estos sectores deberían cumplir con estándares mínimos que, de acuerdo a la legislación internacional,  deberían responder a zonas desérticas donde no exista la posibilidad de contaminar napas subterráneas, zonas sin valor patrimonial y que no estén totalmente saturadas, es decir, que exista un balance a nivel nacional.

El Plano Regulador Metropolitano demuestra una mirada territorial desde el centro hacia la periferia y, por defecto, se define la zona más desfavorecida. Así definió la normativa vigente la geógrafa de Fundación Terram, Javiera Espinoza, quien agregó que al momento de ser elaborada se consideraron parámetros de población que han cambiado de manera sustantiva.

“Con esa nula visión territorial a alguien se le ocurrió que en estos sectores se debían acopiar estos residuos y quedó en Til Til y así fue. Pero hay que considerar que cada vez son más las personas que habitan en el lugar a diferencia de cuando se inició con esta regulación”, señaló.

Mientras que el representante del municipio de Til Til, Nelson Valdebenito, planteó un término clave en medio de este debate: la inequidad territorial.

Según explicó, a partir de 1997, por el aumento demográfico de la Región Metropolitana, se amplió el plano regulador incluyendo a Til Til, Lampa y Colina.  Las dos últimas se expandieron por la distribución de familias en parcelas, pero Til Til por tener una superficie menor, de 650 kilómetros cuadrados y 18 mil habitantes, se clasificó en los sectores denominados Isam 5 y 6, que permiten vertederos y plantas de residuos peligrosos. “Todo esto ha perpetuado la desigualdad social”, afirmó Valdebenito.

Agregó que “en Chile tampoco hay una normativa sobre la contaminación de los suelos y sobre los rellenos sanitarios es muy ambigua. Eso ha permitido que KDM se instale en vastos territorios. Ahora desde el municipio se ha solicitado al seremi de Vivienda que se modifique este plano regulador que fue impuesto de manera arbitraria”.

“Til Til es la comuna con mayor inversión per cápita de la región”

Luego de la decisión del alcalde de clausurar algunas instalaciones de un vertedero de KDM que no cuentan con autorización municipal, la Intendencia dio a conocer el denominado “Plan Estratégico para el Desarrollo de Til Til”.

En el documento detallaron que se ha considerado una inversión  total de 11.838.173.161 millones de pesos. “De 14 iniciativas comprometidas, 8 ya están terminadas y las 6 restantes están en proceso de ejecución y prontos a concluir. Por lo que el nivel de cumplimiento a la fecha es del 57,1 por ciento”, se precisó.

Además, se mencionó que “la comuna de Til Til es la comuna con la mayor inversión per cápita de la Región Metropolitana, con más de 750.000 mil pesos por habitante, muy por sobre los 30.000 mil pesos per cápita promedio de la Región”.

Por otro lado, respecto del ordenamiento territorial se informó que el Plan Regulador Comunal estaría en ejecución con fecha de entrega en diciembre próximo para dar paso al proceso aprobatorio. Es un estudio ejecutado por la consultora Prociudad durante todo el año 2016, con instancias participativas en cada localidad y suma un gasto total de 118.920.000 millones de pesos. Mientras, el Plan Regulador Metropolitano estaría en diagnóstico para su modificación desde marzo de 2017.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: