Inicio Derechos Humanos Chile – Es inmoral colaborar con el mal

Chile – Es inmoral colaborar con el mal

341
0
Compartir

Santiago, 02 de octubre de 2017

El jueves 28 de septiembre nos reunimos, en homenaje al natalicio de Víctor Jara, un grupo de familiares de los campesinos asesinados y sepultados en los Hornos de Lonquén con budistas, cristianos y agnósticos. El encuentro y rito budista que allí se realizó nos permitió reflexionar sobre lo acontecido en nuestro país a lo largo de los últimos 40 años.

La historia de lo sucedido nos hizo sentir claramente la presencia del mal en nuestra sociedad. Los 15 campesinos fueron secuestrados de sus casas, asesinados y sus cuerpos depositados en un lugar perdido entre los montes. Cuando, 5 años después de su martirio, fueron encontrados e identificados por el Servicio Médico Legal, sus cuerpos fueron nuevamente secuestrados y enterrados en una fosa común demostrando claramente una planificación cruel que ha atravesado nuestra historia reciente.

Estas acciones de extrema deshumanización no han sido objeto de justicia ni de reparación. Quienes las ejecutaron en su mayoría no han sido condenados, especialmente los civiles involucrados. Los que colaboraron e instigaron a que sucediera, viven libremente en nuestra sociedad sin que jamás hayan expresado el mínimo arrepentimiento. Quienes asumieron cargos en el gobierno dictatorial, en ese momento y con posterioridad, ni siquiera han expresado alguna duda sobre la moralidad de colaborar con un régimen capaz de tanto mal.

En estos últimos días se ha suscitado un debate en torno a la pertinencia de la participación de un ex ministro de la dictadura cívico-militar en un programa televisivo donde se emiten opiniones sobre la realidad nacional con invitados e invitadas. Esta situación fue producto de la negativa de la candidata Beatriz Sánchez de aceptar la invitación a participar del programa.

Al respecto, y en el Día Internacional de la No Violencia, declaramos lo siguiente:

  1. La moral ha sido desde siempre un elemento constitutivo de la convivencia humana. Y el discernimiento moral, una responsabilidad y un derecho de cada integrante de la sociedad, en tanto ente articulador de la vida en común. El hecho de emitir un cuestionamiento moral sobre el actuar de otro miembro de la sociedad es algo natural y propio de los seres humanos participantes de la vida en común. Igualmente consideramos legítimo actuar en coherencia con el cuestionamiento expresado, en tanto obliga al propio emisor del cuestionamiento.
  2. Compartimos el cuestionamiento moral al colaborador de la dictadura cívico-militar que usurpó durante 17 años el poder en nuestro país. Período durante el cual se asesinó e hizo desaparecer a miles de compatriotas, se encarceló ilegalmente y se torturó salvajemente a decenas de miles, se exilió y exoneró de sus trabajos a cientos de miles. Por estas acciones el régimen fue condenado por Naciones Unidas durante 14 años por la violación masiva y sistemática de los derechos humanos de los habitantes del territorio nacional e incluso extendiendo su red criminal más allá de nuestras fronteras. Durante el mismo período se despojó a la población de los derechos sociales conquistados durante decenas de años, creando una elite enriquecida a costa del empobrecimiento de millones.
  3. Es nuestra convicción de que la sociedad chilena está en deuda consigo misma respecto de no establecer una sanción moral a quienes ejecutaron la destrucción de la democracia en Chile, a quienes instigaron los hechos, a quienes apoyaron las acciones ilegítimas impuestos por los usurpadores, a quienes colaboraron con la imposición violenta de un modelo económico, social y político que tuvo como propósitos central concentrar la riqueza en un pequeño grupo e impedir por siempre que los sectores desposeídos pudieran mejorar su situación dentro de la sociedad. Sanción moral que hacemos extensiva a quienes aún hoy siguen siendo cómplices de los pactos de silencio y la impunidad en los crímenes cometidos.
  4. Finalmente, reprochamos la falta de coraje moral de quienes cuestionan el tener una posición moral y actuar de acuerdo a ella, y son incapaces de hacerse cargo de la pregunta que encierra el contenido moral de todas las luchas levantadas contra el sistema imperante: ¿dónde están los detenidos desaparecidos?

Comunidad Ecuménica Martin Luther King

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.