Inicio Medio Ambiente Chile entero contra la privatización del agua

Chile entero contra la privatización del agua

109
0

El Coordinador de la Plataforma, Esteban Silva Cuadra, recupera reflexiones de Alexander Panez Pinto sobre la necesidad de desprivatizar el agua y los bienes comunes, que fueran plasmadas en el proyecto de la Convención Constituyente de 2022.

Por: Esteban Silva Cuadra[1] para revista Amauta Siglo XXI | Santiago de Chile, 30 de diciembre 2023

La lucha del pueblo chileno y de sus organizaciones por conquistar derechos económicos sociales y medioambientales y contra la privatización del agua tiene una larga historia. En ese contexto, consideramos muy ilustrativo y relevante el artículo de Alexander Panez Pinto titulado: “Aguas neoliberalizadas y el largo cause para salir del despojo”, publicado en el libro “Las otras heridas: Extractivismo y 50 años de lucha sociambiental de Chile”[2] presentado en el marco de las actividades de conmemoración de los 50 años del golpe de estado en homenaje a Salvador Allende y la Unidad Popular en septiembre de 2023.

La publicación fue presentada por el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales OLCA integrante de nuestra Plataforma América Latina Mejor Sin TLC y que impulsó esta sistematización de una parte de la herencia de la dictadura, presente hoy en las conflictividades socioambientales. Editó esta inédita reflexión colectiva nuestra compañera Lucía Sepúlveda Ruiz, actual coordinadora nacional de la Plataforma de organizaciones Chile Mejor Sin TLC e integrante de nuestra coordinación regional, quién ha sido testigo de las luchas y victorias vividas en el período de la Unidad Popular, pero también en la actualidad es activa protagonista de la resistencia al modelo neoliberal heredado de la dictadura y a la búsqueda de alternativas transformadoras y soberanas desde los movimientos sociales y populares de nuestro país.

Alexander Panez Pinto en su artículo informe sobre los temas discutidos y aprobados en la Convención Constituyente del año 2022, que fuera producto de inmensas movilizaciones ciudadanas desde el 2019 y antes, sostiene lo siguiente:

“Haciendo una síntesis de las principales propuestas relacionadas con las aguas planteadas por las organizaciones territoriales en la Convención están: a) Consagración de los derechos de la naturaleza. b) Reconocimiento primordial a la autogestión comunitaria. c) Usos primordiales de las aguas (reproducción de los ecosistemas, consumo humano y la soberanía alimentaria, otros usos productivos). d) Salida de los bienes comunes naturales del régimen de propiedad (ni privada ni estatal). e) Gestión territorial del agua en el país, organizada desde sus 101 cuencas. f) Fortalecimiento de la participación del Estado en la gestión de las aguas a través de una Agencia Nacional del Agua. g) Democratización de los mecanismos de decisión sobre las aguas, en base a espacios directos a ser construidos desde los territorios con respeto a la priorización de usos y potenciales conflictos. h) Reconocimiento de la autodeterminación de los pueblos originarios y el respeto a sus formas ancestrales de relación con las aguas.”

Alexander concluye su informe con la siguiente reflexión, que considero servirá no sólo al pueblo de Chile sino a otros pueblos, como el del Perú que, al parecer, con el Congreso actual y el Gobierno privatizador adscrito, transitará nuevamente, como lo intentaran hacer durante los gobiernos de Toledo, Humala y PPK, hacia la privatización total de SEDAPAL y otras administradoras de agua …. si el pueblo se lo permite:

Creemos importante finalizar con esta reflexión, ya que una visión instrumental sobre las aguas, y la naturaleza en general, también estaba presente en los proyectos políticos desarrollistas y nacional populares que antecedieron al golpe. La diferencia es que el neoliberalismo representa la versión más radicalizada de la colonización de la naturaleza y el saqueo de los territorios. Por lo tanto, desde nuestro sentipensar no se trata del retorno a un pasado romántico sino de poder romper de una vez por todas con este consenso de siglos. La tarea pendiente radica en ¿cómo lograr que el río pueda recuperar su cauce? La lucha por el agua y el territorio de miles de personas en estas décadas han sido parte de ese cauce. Revisar estos 50 años nos llena de dolores e indignación al ver que la vida en muchos territorios se vuelve cada vez más difícil y que el despojo no sólo persiste, sino se profundiza. Pero esta revisión también nos permite mirar que el proyecto neoliberal sobre las aguas no ha sido completo porque ha sido fuertemente resistido. Por eso es importante no sólo la memoria del despojo sino también la memoria del agua y sus resistencias. Tocará seguir en movimiento, infiltrarnos como el agua ocupando espacios, ser transparentes y unir nuestros cursos, sembrar y construir refugios para seguir fluyendo en colectivo.”

Comenzando el año 2024, le deseo lo mejor al pueblo peruano en su lucha por recuperar soberanía sobre sus recursos naturales, en especial los bosques andino-amazónicos y el agua que desde ellos se genera, en un contexto actual de cambio climático y agresiones imperialistas de todo tipo.

Descargar Revista Amauta SXXI


[1] Dirigente del Movimiento del Socialismo Allendista y Coordinador de la Plataforma América Latina y el Caribe Mejor Sin TLC

[2] Disponible en: file:///C:/Users/user/Downloads/Las-Otras-Heridas_Extractivismo-y-50-a%C3%B1os-de-lucha-socioambiental-en-Chile.pdf)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.