Inicio nacional Canastas familiares, ¿un zapato chino?

Canastas familiares, ¿un zapato chino?

94
0
Compartir

Por La Prensa Austral

Punta Arenas. jueves 21 de mayo del 2020

EDITORIAL

En los últimos días y sobre todo luego de que los habitantes de la Región Metropolitana se vieran fuertemente afectados por las medidas Covid-19, entre ellas, la vigencia de cuarentena total en casi 40 comunas, el gobierno de Piñera ha estado anunciando ayudas puntuales con miras a hacerse cargo, en parte, del drama socioeconómico que comienza a recrudecer.

Hace casi una semana que Piñera anunció que se distribuirán 2,5 millones de canastas de alimentos básicos y productos de higiene y aseo, como una forma de apoyar a las familias que representan al 60% de la población más vulnerable. Se tuvo en cuenta el fuerte impacto que las medidas de restricción y desplazamiento social están teniendo en el empleo formal e informal.

Sin embargo, aún no existe claridad sobre la composición de estas canastas y si el Ejecutivo podrá cumplir, con mediana prontitud, su anuncio.

En Magallanes, el intendente José Fernández precisó ayer que se entregarán en la zona 35 mil canastas familiares y que la repartición de las primeras 500 comenzará mañana viernes.

Empero, también apuntó que todavía no afinan con las municipalidades respectivas el listado de los beneficiarios.

Valorando el espíritu que animó esta medida, lo cierto es que ésta ha generado demasiada expectativa en la población y parece que el gobierno se ha metido en un verdadero zapato chino al adelantar el anuncio.

Al respecto, sólo dos consideraciones: primero, surgen aspectos relativos a la transparencia de la compra de los bienes a repartir, información que aún no ha sido puesta sobre la mesa; segundo, distribuir 2,5 millones de canastas reporta un problema mayúsculo de logística, sobre todo cuando gran parte del personal municipal aún está en modalidad de teletrabajo.

A la luz de estos elementos, parece que hubiera sido más eficiente entregar a cada beneficiario el dinero equivalente al precio de cada canasta, en este caso $30 mil, o un vale que hubiera servido para comprar en distintos supermercados, distribuidoras e, incluso, almacenes.

Varios expertos han sostenido que las transferencias de dinero son más efectivas, pues la familia puede con él adquirir los productos que le son necesarios de acuerdo a su propia lista de alimentos y productos que consume habitualmente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.