Open top menu
Brasil – Desempleo alcanza 12 millones, y va a empeorar más

Brasil – Desempleo alcanza 12 millones, y va a empeorar más

Esquerda online, 27-10-2016

http://esquerdaonline.com.br/

Traducción de Ernesto Herrera – Correspondencia de Prensa

La tasa de desempleo en Brasil llegó a 11,8% en el tercer trimestre de 2016, de acuerdo con los datos divulgados por el IBGE (Instituto Brasilero de Geografía y Estadística) en este jueves (27 de octubre). Se trata del mayor nivel registrado por la serie histórica del Instituto, iniciada en 2012.

De ese modo, el país contabiliza 12,022 millones desempleados en el trimestre cerrado en setiembre. En relación al mismo período de 2015, hubo un aumento de 33,9% en el número de personas sin empleo, lo que representa 3,043 millones de personas más que buscan trabajo.

Ingreso del trabajador en caída libre

El escenario terrible no se resume apenas a los números de desempleo. El ingreso del trabajador se está derritiendo.

Según el IBGE, el ingreso medio real de R$ 2.015,00 en el tercer trimestre. Lo que significa una caída de 2,1% en relación al mismo período de 2015. Pero, cuando tomamos en consideración la masa de ingreso real paga a los trabajadores, esto es, la suma total de los salarios, se observa una caída de 3,8%, si comparamos con el resultado de un año atrás.

Exterminio en masa de puestos de trabajo

En un año, Brasil perdió 1,306 millón de puestos con libreta de trabajo, datos del IBGE. Por consecuencia, hubo una reducción de 3,7% en el total de trabajadores formales en el sector privado en el trimestre concluido en setiembre.

La población ocupada, a la vez, se redujo 2,4% con la pérdida de 2,255 millones de puestos de trabajo. La tasa de desempelo solo no fue peor en razón del crecimiento de la población inactiva (quién no está buscando trabajo), que aumentó en 1,9%.

¿Quién gana con eso?

En el sistema capitalista, el único “derecho” serio concedido a los trabajadores es la posibilidad de vender su fuerza de trabajo a cambio de un salario.

Con todo, ese “derecho” mínimo -trabajar para sobrevivir- especialmente en tiempos de crisis, es negado a una parcela enorme de la población. Las consecuencias son devastadoras: millones de madres y padres de familia, echados a la calle, sin tener condiciones de pagar el alquiler de la casa, las cuentas del mes, las cuotas de los créditos y, muchas veces, sin dinero para el alimento de los niños.

Los despidos en masa tienen como objetivo rebajar el salario medio, de modo de aumentar el lucro del empresario. Con el desempleo en alza, más trabajadores se disponen a trabajar ganando menos. De ese modo, los capitalistas disminuyen los costos de los salarios pagos y aumentan, en contrapartida, su ganancia. Transfieren, así, el peso de la crisis hacia la clase trabajadora.

El desempleo va a aumentar con las reformas de Temer

La política económica aplicada por el gobierno Temer (PMDB) elevará el nivel de desempleo en el próximo período. Por ejemplo, con la la aprobación de la PEC 241 (Propuesta de Enmienda Constitucional) que congela los gastos públicos por 20 años, habrá menos inversiones estatales y, por tanto, reducción de la actividad económica y menos puestos de trabajo.

Las reformas de la previsión social y laboral, caso sean aprobadas, también tendrán impacto negativo sobre el empleo. Con la elevación de edad mínima para jubilarse, menos puestos de trabajo serán creados para los jóvenes que ingresan en el mercado de trabajo. Ya con la reducción de derechos laborales, que prevé el aumento de la jornada de trabajo, habrá una oferta menor de lugares, una vez que la personas tengan que trabajar más tiempo para mantener el mismo salario.

Podría ser diferente

El desempleo no es un hecho natural. Es producido intencionalmente por el sistema capitalista, que funciona al servicio de los grandes empresarios y banqueros.

Sería plenamente posible reducir la jornada laboral de trabajo (a 40 horas semanales, por ejemplo) sin reducción de salarios. De ese modo, habría una oferta mucho mayor de empleo y, al mismo tiempo, se mantendría el ingreso del trabajador. La solución es simple: trabajar menos para que todos tengan empleo.

Pero, como sabemos, los capitalistas huyen de esa solución como el diablo de la cruz. El lucro millonario del empresario no puede caer, dicen los economistas, los medios y el gobierno: pero la trabajadora puede quedarse sin el empleo que sustenta a la familia. Así funciona el capitalismo.

Etiquetado

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: