Inicio Nacional Aún no tiene respuesta: la carta que enviaron familiares de la CAM...

Aún no tiene respuesta: la carta que enviaron familiares de la CAM al Gobierno por la huelga de hambre

183
1

EL PORTEÑO

28/01/2024

Entre las demandas de los presos en huelga está la nulidad del juicio contra Ernesto Llaitul Pezoa, Ricardo Delgado Reinao, Nicolás Villouta Alcamán y Esteban Henriquez Riquelme, «quienes a pesar de la inexistencia de elementos probatorios, fueron injustamente condenados a más de 15 años», apunta la misiva. A través de una carta dirigida en primer término al ministro de Justicia y Derechos Humanos, Luis Cordero, los familiares y voceros de los presos mapuche de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) dieron a conocer a las autoridades de gobierno la situación actual que viven sus familiares que están en huelga de hambre hace más de 70 días.

Reproducimos a continuación, íntegramente, la carta enviada:

Sres. Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Luis Cordero Vega, Subsecretario de Justicia Jaime Gajardo Falcón y Subsecretario de Derechos Humanos, Xavier Altamirano Molina:

Junto con saludarlos, nos dirigimos a uds como familiares y voceros de los presos políticos mapuche de la CAM quienes, por medio de esta carta, venimos a exponer lo siguiente:

Actualmente, nuestros familiares encarcelados llevan adelante una huelga de hambre hace más de 50 días, exigiendo, en primer término, la nulidad del juicio en contra de Ernesto Llaitul Pezoa, Ricardo Delgado Reinao, Nicolás Villouta Alcamán y Esteban Henriquez Riquelme, quienes, a pesar de la inexistencia de elementos probatorios, fueron injustamente condenados a más de 15 años. Esta huelga se ha desarrollado con el apoyo de 11 presos políticos mapuche de la CAM, recluidos en el CP Bio-bío y el CCP de Temuco.

En segundo término, y que compete de manera directa a uds como autoridades, a través de esta carta venimos a reclamar y exigir la implementación de UN MODULO PARA COMUNEROS MAPUCHE EN EL CP BIO BIO CONCEPCIÓN, tal cual se contempla en los tratados firmados por el Estado de Chile, tomando en consideración los siguientes argumentos:

  • En primer lugar, el reconocimiento que hacemos de nuestros familiares como miembros del pueblo originario mapuche y, la reivindicación de ellos como presos políticos, toda vez que sus causas judiciales dicen relación al conflicto histórico que existe entre nuestro pueblo nación mapuche, el Estado de Chile, y la lucha que se lleva contra el extractivismo, principalmente forestal, que depreda nuestro Wallmapu.
  • En segundo lugar, venimos a exponer que, somos conscientes de cómo la decisión política de frenar la lucha y contrarrestar el conflicto histórico, ha agudizado la persecución y criminalización de las reivindicaciones mapuche durante los últimos 30 años, lo que ha llevado, inevitablemente, a centenares de comuneros a las cárceles.
  • En tercer lugar, venimos a recordar que, debido a diversas y extensas movilizaciones de nuestro pueblo, se ha logrado, aunque de manera insuficiente, el respeto de ciertas condiciones tanto culturales como espirituales dentro de los distintos centros penitenciarios. Un ejemplo de ésto, es la obtención de módulos de comuneros, lugar donde se puede plasmar de forma mínima nuestra identidad y pertenencia mapuche, correspondiendo a un espacio respaldado por el convenio 169 del OIT, el cual se encuentra vigente en el Estado de Chile, y que de cierta forma había sido respetado o, al menos considerado, por todos los gobiernos, inclusive de derecha.

–  En cuarto lugar, debemos mencionar que, como familiares de los presos políticos mapuche de la CAM, nos hemos percatado, lamentablemente, de la negación y el retroceso por el que ha optado este gobierno, vulnerando derechos humanos fundamentales que se encuentran internacionalmente reconocidos y resguardados, los cuales han sido violados de manera constante al interior de las cárceles concesionadas de alta seguridad, en este caso nos referimos específicamente al CP Biobío, situación de la cual los hacemos responsables en su rol como autoridades en materia intrapenitenciaria.

  • En quinto lugar, denunciamos responsablemente a través de esta carta, las sistemáticas transgresiones y vulneraciones que pasamos a detallar a continuación:

1) La no segregación de nuestros familiares con el resto de la población común, así como tampoco la de nosotras como sus familiares en la visita.
2) La negación de todo acceso a su cultura y la falta de respeto constante a nuestras autoridades ancestrales (machi, lonko).
3) La negación absoluta del derecho a ejercer su espiritualidad.
4) El constante hostigamiento a nosotras como familiares y otras visitas, donde se nos ha botado comida, denigrado de manera racista e incluso se nos ha negado el ingreso por vestir nuestras ropas tradicionales, sin ningún tipo de consideración con adultos mayores y niños.

Estas son solo algunas de las situaciones a las que nos hemos visto enfrentadas durante el transcurso de los casi dos años que ya llevan nuestros familiares encarcelados y, es por ende que, venimos a interpelarlos como autoridades de Gendarmería a dar solución a esta situación que nos aqueja.

A su vez, solicitamos que se le otorguen los beneficios carcelarios al preso político mapuche, Daniel Canio Tralcal, quien ya ha cumplido el plazo necesario para el efecto, ante lo cual Gendarmería Regional de Temuco ha negado ese derecho.

Porque comprendemos que tener a nuestra gente en cárceles de alta seguridad responde a una decisión y voluntad política y no administrativa. Porque sabemos que con el encarcelamiento nuestra gente pierde el derecho a su libertad y de ninguna manera, y bajo ningún tipo de argumento su derecho a seguir siendo mapuche, es que queremos manifestar con la entrega de esta carta que, dejamos en su conocimiento las razones de la huelga de hambre llevada a cabo por nuestros familiares, lo que frente a ésto exigimos y, además, adjuntamos la resolución de la Corte de Apelaciones de Concepción ante un recurso de protección interpuesto a favor de nosotras como familiares como medio de respaldo para todo lo que detallamos anteriormente.

Esperando pronta respuesta, se despiden y firman:

Vocería PPM-CAM

Familiares PPM-CAM

1 COMENTARIO

  1. La causa mapuche una vez más en la palestra. Objetivamente hablando, todo pueblo tiene derecho a practicar su cultura, hablar su idioma, disponer de un territorio para hacer lo que quieran, y escribir su propia historia, partiendo por los pueblos que ya estaban aquí. Está claro. La pregunta es, si los ricos terratenientes son dueños de casi todo Chile, y se le entrega a los Mapu la tierra que tanto reclaman, nosotros los «ratones de cola pelỿqué nos toca?. Porque les digo, somos los que levantamos la cosecha del campo, nos cocemos al Sol, nos mojamos hasta los huesos en invierno, hacemos el trabajo pesado y sucio, vamos a la guerra como carne de cañón, somos ninguneados, nos meten presos por no tener plata para pagar la fianza. nos sacan los ojos, nos queman vivos, nos pagan sueldos de hambre, cuando viejos nos joden con la jubilación, nos tratan mal en la consulta del medico, los pacos nos agarran a palos, el huanaco nos baña entero con agua con pichí, levantamos la bandera mapuche, le ponemos el pecho a las balas, y el hombro a la pega, nos discriminan por no tener los ojos azules, y por la piel más oscura, también por que nos falta un diente, nos miran en menos porque vivimos en la pobla, porque somos chicos, y muchos tenemos las patas cortas, vivimos en una casa que más parece una caja de fósforo, todos hacinados; nos tratan de flojos aunque nos sacamos la cresta para juntar los pesos; no vivimos, sobrevivimos; nos tenemos que vestir con ropa usada. Y todo para qué?. ¿para qué peleamos tanto?, si no tenemos nada. Si el Mapu quiere tierra, nosotros también deberiamos querer, porque también somos pueblo. ¿O pensai, compañeros, heredarle a tus hijos la desgracia de haber nacido pelao?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.