Inicio cultura y arte Audiencia de extradición de Julian Assange: ¡el periodismo no es un delito!

Audiencia de extradición de Julian Assange: ¡el periodismo no es un delito!

117
0
Compartir

por Anton McCabe, miembro de la ejecutiva nacional del Sindicato Nacional de Periodistas (a título personal) y simpatizante de Militant Left (CIT Irlanda)

Imagen: Julian Assange (Foto: Creative Commons)

La propuesta de extradición del periodista y denunciante Julian Assange de Gran Bretaña a Estados Unidos es una amenaza tanto para quienes sacan a la luz las fechorías de la élite gobernante de Estados Unidos como para la libertad de expresión y el periodismo que desafía a los ricos y poderosos. Gracias a Assange conocemos los crímenes de las fuerzas estadounidenses en Irak y Afganistán. A través del sitio web de Wikileaks, hizo público un vídeo en el que se veía a las fuerzas estadounidenses en Irak matando a tiros a 18 civiles desde un helicóptero. Expuso que las fuerzas estadounidenses mataron al menos a 195 civiles en Afganistán. En uno de los incidentes ametrallaron un autobús.

Por ello, la administración Trump habló de asesinar a Assange, cuando tenía asilo en la embajada de Ecuador en Londres.

La semana que viene el Tribunal Superior de Londres verá una solicitud del gobierno estadounidense para extraditar a Assange. En enero, una audiencia judicial lo rechazó. El juez denegó la extradición debido a los peligros para la salud de Assange.

La audiencia de la próxima semana es una apelación contra esa denegación.

A pesar de que la extradición fue rechazada, a Assange se le negó la libertad bajo fianza. Lleva dos años y medio en la prisión de Belmarsh. Belmarsh es una prisión londinense de alta seguridad, considerada la más dura de Gran Bretaña.

Escandalosamente, el tribunal ha permitido a las autoridades estadounidenses ampliar los motivos por los que solicitan la extradición. Se les ha permitido añadir dos motivos más. Estos se refieren a las pruebas de un testigo experto sobre la salud mental de Assange. Al conceder la ampliación de los motivos, un juez del Tribunal Superior dijo que era inusual que un tribunal de apelación reconsiderara las pruebas de un testigo experto cuando habían sido aceptadas por un tribunal inferior.

El caso es incluso escandaloso porque no hay ninguna acusación de que Assange haya cometido ningún delito mientras estaba en suelo estadounidense.

Assange está ante un tribunal londinense porque la policía británica detuvo a Assange en abril de 2019 después de que el gobierno ecuatoriano cediera a las presiones de la administración Trump y lo desalojara de su embajada en Londres. Se le había concedido asilo político después de que Suecia solicitara su extradición. Assange temía que lo entregaran a Estados Unidos. Se había enfrentado a cargos de agresión sexual, pero los fiscales suecos retiraron la investigación y los posibles cargos relacionados.

Ahora, la Administración Biden ha tomado el relevo de Trump en la presión por la extradición de Assange. Parece que Biden sigue tratando de castigar a los que exponen las malas acciones de la clase gobernante estadounidense, y restringir la libertad de expresión. Tanto con Biden como con Trump, debemos protestar para demostrar que el periodismo no puede ser un crimen. Julian Assange debe ser liberado inmediatamente y todos los cargos en su contra deben ser retirados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.