Inicio nacional Apagando el fuego con bencina: Sharp justifica el despido de 44 trabajadores...

Apagando el fuego con bencina: Sharp justifica el despido de 44 trabajadores del municipio

250
2
Compartir
por Gustavo Burgos

El despido de 44 trabajadores a honorarios de la Municipalidad de Valparaíso sacudió el ambiente político en la ciudad. Primero por ser un ataque a los trabajadores municipales sin precedentes y —segundo— por provenir de la decisión del flamantemente reelecto alcalde «ciudadano» Jorge Sharp, quien ha hecho profesión de autoproclamar su condición de demócrata, renovador de la política y respetuoso de los derechos individuales.

Leer más

2 Comentarios

  1. LOS PUNTOS SOBRE LAS IES

    A la hora de deslindar responsabilidades todos se llenan la boca con los trabajadores. Sin embargo, soslayan los contextos para cada situación en particular. Desde este punto de vista hay que partir del hecho que hay trabajadores y trabajadores. No todos los trabajadores por ostentar la condición de tales, ante ese sólo mérito, son impolutos, o unas santas palomas.
    En el caso de la municipalidad de Valparaíso hay que partir del hecho que en su interior, debido a las gestiones anteriores de los alcaldes de derecha y de la Democracia Cristiana había un antro de privilegios y prebendas que permeaban no sólo en los directivos municipales, sino también, en grupos de trabajadores cuyos silencios fueron pasto fácil para que esas administraciones pasaran coladas en sus malas prácticas que caían, no pocas de ellas, en corrupción.
    Una vez llegado a la alcaldía Jorge Sharp, desde un principio, en la medida que empezó a pisar los callos a todos esos entuertos, lógicamente aquellos que se vieron afectados, empezaron tempranamente a criticarlo. Desde ahí para adelante empezaron desde distinto frentes a darle duro a la gestión de Sharp.
    Este ataque se inició, curiosamente, no desde el interior mismo de la Municipalidad, sino desde afuera por un grupo de profesionales y empresarios burgueses, agrupados en lo que se conoce como el Grupo de la Matriz. Este grupo contaba en el interior de la municipalidad con unos muy buenos alfiles en el propio Consejo Municipal, fundamentalmente en los miembros Morales y Reyes. y también, en cargos directivos de funcionarios de planta.
    Por cierto, que ante tamaña oportunidad, el Diario de derecha, “El Mercurio” de Valparaíso, ante una oportunidad que se lo daban en bandeja, pasó a convertirse en un diligente agente para dar tribuna a todas las intentonas de desprestigio que ya desde varios frentes, desde adentro y afuera, se empezaban a oir en la comunidad. En efecto, acusaciones iban y venían , cuyos propósitos finales se veían venir, dejar sin piso la gestión ciudadana que desde un principio se propuso la gestión alcaldicia.
    Bueno, en fin, a medida que se acercaban las elecciones, la presión en contra de Sharp se intensificaron, para lo cual no había ningún día en que las páginas del Mercurio le dieran cabida a las críticas de los opositores a Sharp, por cierto, amplificándolas, con ese tono mrcurial asolapado como un modo de meter más pelos en la sopa..
    Se impuso una estrategia comunicacional del Mercurio despiadada, en que los copucheos tales o cuales, promovidos por sus enemigos políticos, se publicaban y amplificaban en editoriales y bajadas de título en grande en el diario mercurial. La orden del día Mercurial fue la de disparar todos contra Sharp.
    En medio de todo este ambiente, se empezaron a gestar en el interior del municipio traiciones, encabezadas en el interior del Concejo Municipal, por los dos concejales ya citados (que habían sido elegidos en la misma lista de Sharp), a los que se sumaron el concejal comunista (ya expulsado), Iván Vuskovich y un concejal bisagra Yuri Zuñiga, conocido en la ciudad por andar en su vehículo con una propaganda ostentosa encabezadas por las figuras del Che y de Allende.
    Bueno, en fin, para hacer el cuento más corto, pretendieron desde todos los frentes hacer creer que todo era cuestión de la “pera madura”, esto es apostando que la reelección de Sharp era un imposible. Sin embargo, historia ya sabida, Sharp arrasó con todos sus enemigos políticos desde adentro y desde fuera, con una arrasadora victoria de la ciudadanía y de los trabajadores de la comuna de Valparaíso.
    Todos aquellos que, desde adentro, se unieron con la canalla aquella de la derecha, de la ex Concertación del diario mercurial y del grupo de La Matriz, , pretenden ahora seguir trabajando en una gestión de la que no estuvieron de acuerdo, y peor aún, de la que criticaron arteramente, aliándose con lo peor de la política, con toda aquella basura de la derecha y la ex Concertación, entre otros.
    Repitiendo lo del principio. Hay que saber distinguir: “HAY TRABAJADORES Y TRABAJADORES”. No por casualidad se repitió en todo el país un fenómeno político que no puede pasar desapercibido, los supuestos representantes de los trabajadores, con los que todos se llenan la boca, en la reciente elección les fue re que te mal. Para el caso de Valparaíso, los trabajadores de la comunidad se volcaron masivamente por Jorge Sharp, dándoles un tremendo tapabocas a aquel reducido grupo de trabajadores que desde adentro hicieron lo posible y lo imposible para disparar en contra de Sharp.

  2. Dejé una respuesta, no la han publicado. ¿Qué onda? ¿Werken Rojo y el Porteño silenciándome se acoplan al intento mercurial de seguir disparando contra Sharp?. Está bien defender a los trabajadores, pero eso no se puede hacer en general, porque hay trabajadores que luchan dentro del espíritu individualista que les ha permeado el sistema. Por eso no ha sido extraño que en las recientes eleccicones de constituyentes los supuestos representantes de los trabajadores les fue muy re que te mal. ¿Por algo será no?.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.