Inicio Política Aniversario de la fundación del PS de Chile

Aniversario de la fundación del PS de Chile

550
0

Artículo escrito por Paddy Ahumada en abril de 2013

Al cumplir 80 años ¿Hacia donde va el Partido Socialista?

Paddy Ahumada
Partido Socialista. Partido defendiendo a los trabajadores durante largos años. En esos tiempos,militar en el PS significaba ideología clara, compromiso político y acción práctica, definida en sus congresos generales. Con aciertos y errores, como toda organización formada por seres humanos,pero siempre, indefectiblemente, reiterando su voluntad latinoamericanista, defensa de los trabajadores y desposeídos, autonomía respecto de los centros ideológicos mundiales y construcción de teoría marxista “conforme al avance del conocimiento científico” como señalara el gran Eugenio González.
Nunca fue fácil militar en el Partido Socialista. Las corrientes ideológicas socialistas que el año 1933 se juntaron para construirlo, eran variopintas y con no pocas diferencias conceptuales.   Trotskistas, marxistas, leninistas, socialdemócratas, en fin, casi toda la gama de variantes del socialismo europeo se dieron cita en el partido y naturalmente intentaron llevar agua a sus respectivos molinos, generando tendencias en la organización, que no pocas veces significaron la división, la enemistad de años, el rechazo entre militantes, pero que, inevitablemente, frente a la debilidad objetiva que suponía el estar separados para enfrentar las graves coyunturas políticas que se generaban en Chile, regresaba la cordura y en el PS se volvían a juntar los que se habían separado.El triunfo del compañero Allende en 1970, hito esencial en la historia del socialismo chileno, fue consecuencia del consenso alcanzado por las organizaciones populares para utilizar el voto como instrumento esencial de conquista del poder.
Pero esta posición no era ni siquiera mayoritaria en el seno del partido. Recuerdo que el año 70 yo era miembro de la dirección regional Valparaíso, y a pesar de la enormidad de las tareas que suponía el trabajo eleccionario, y de los acuerdos del Congreso de La Serena, donde fue proclamado Salvador Allende como candidato oficial del PS, pese a todo ello, en el local del partido, ubicado en la subida Almirante Montt, en Valparaíso, penaban las ánimas.
De los quince dirigentes regionales oficiales, no asistían más de ocho o nueve, pues el resto consideraba que elegir por el voto era una pura pérdida de tiempo. Y no es que se estuviesen entrenando militar y físicamente para una eventual alternativa armada. Nada de eso. Simplemente se restaban. Sin embargo, al día siguiente del 4 de septiembre de 1970, conocido el triunfo relativo del compañero Allende, me fue casi imposible entrar al local partidario, dada la cantidad de personasque abarrotaban el viejo local, impidiendo su acceso. Y todos alegando que eran militantes socialistas de hacía muchos años… Es que el aroma del posible pituto de gobierno siempre ha sido demasiado fuerte para muchos.
Artículo anterior26 de abril huelga general estudiantil en Catalunya
Artículo siguienteEL PERVERSO ARTE DE CONSTRUIR UNA GUERRA (I)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.