Inicio Análisis y Perspectivas América Latina y el 2022: presión inflacionaria y empleo

América Latina y el 2022: presión inflacionaria y empleo

91
0
Compartir

Escrito por Eduardo Recoba 

Revista Ideele N°301. Diciembre 2021. https://www.revistaideele.com

Tras dos años de pandemia y de recesión atípica así como de rebote estadístico en 2020 y 2021, respectivamente: el 2022 destaca como la verdadera “prueba de fuego” para las economías de la región.

Las economías regionales –de Latino América- registrarán al primer trimestre del próximo año 2022 dos escenarios base que marcarán la trayectoria del período venidero, y donde se subraya una formación de precios leída desde la inflación como lastre del crecimiento tras un año –el 2021- de reactivación que anotó dimensiones de poca celeridad en determinadas economías regionales.

Y destacará en el panorama –en simultáneo- un austero dinamismo en el mercado laboral y un dólar con señal alcista desde el mercado global.

Para economistas, bancos, fondos y firmas gestoras de activos así como agencias calificadoras de riesgo crediticio la plataforma de inicio de este 2022 anota un espacio dispar: reactivación de la mano con los programas de vacunación en América Latina y entorno inflacionario y de escaso empleo.

Frentes de presión

“Desde el mes de septiembre, dos dinámicas sobresalen y vienen cambiando el mapa para las economías de Latino América”, advierte una firma calificadora de riesgo.

En primera instancia, la inflación ha sido más elevada y con menor transitoriedad de lo estimado previamente, y ello debido al reciente y radical incremento de los precios de la energía [aunque con cierta convergencia]. Al mismo tiempo, las expectativas de inflación han crecido, lo que se traduce en posturas -desde los bancos centrales de América Latina- más restrictivas en función a sus políticas monetarias y de cara a anclar estos estimados, dice la compañía.

En segundo término, “los cuellos de botella” en los encadenamientos productivos y logísticos que componen las cadenas de suministro han colocado trabas en la producción fabril “más de lo previsto”, agrega.

PBI real, política y polarización

En términos de producto y de renta agregada, economistas y firmas gestoras de activos así como agencias calificadoras y laboratorios de ideas analizan la trayectoria de crecimiento del PBI real.

De acuerdo con las fuentes consultadas, la media de crecimiento –del PBI real- para el 2022 y en función a las seis principales naciones y mercados regionales [Brasil, México, Argentina, Colombia, Chile y el Perú] se ajusta en medio punto porcentual anotando un 2% tras un 6,6% en el 2021.

Se trata de un crecimiento austero si se toma en cuenta que este no alcanzaría para generar robustas horquillas de empleo en las economías señaladas.

“Una inflación [con más fuerza] alta y menos transitoria de lo estimado destacan en este ajuste; lo que presionará la tasa de interés de corto plazo en América Latina”, advierten los testigos consultados. A ello se añade –detallan- un crecimiento poco dinámico, una inflación que acompañará este austero avance y un frente laboral –lo dicho- con poco brío.

Todo ello acompañado de “un ciclo político o electoral intenso y polarizador” -entre opciones de derechas e izquierdas- como el visto a inicios de año en el Perú, y para este 2021 y 2022; sobre todo en Chile [diciembre, 2021], en Brasil [octubre, 2022] y en menor grado en Colombia [mayo, 2022].

El frente fiscal incrementa la presión habida cuenta este entorno político, dicen los testigos en consenso.

“Lo anterior puede generar más presión al alza sobre las tasas de interés de corto plazo para equilibrar las mayores primas de riesgo fiscal vinculadas y proteger a la inversión”, explican.

De acuerdo con las fuentes, son dos las economías –Chile y Brasil- que surgen en este panorama y cuya trayectoria de crecimiento registra “un mayor riesgo de que el PBI se deteriore más de lo esperado en 2022”.  

“En Chile, la demanda interna aumentó en 2021 debido en gran parte a importantes medidas de estímulo que es poco probable que se repitan en 2022”, explican.

“En Brasil, el agresivo endurecimiento actual de la política monetaria que se extenderá a 2022, en parte debido a una dinámica fiscal más débil, amenaza con afectar considerablemente la demanda interna”.

Desde el frente sanitario, la lectura a propósito de la variante Ómicron es de expectativa ante mayores [y mejores] datos; no obstante, existe un ecosistema de “incertidumbre” con escenarios de poca movilidad social que pueden impactar sobre las estimaciones de crecimiento regional.

Año duro pero de verdades; se terminó la “prueba y error” en una América Latina convaleciente por la pandemia.

                                                                                                    * Publicado también en iForex Financial News.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.