Inicio Historia y Teoria 11 de septiembre, a 49 años del golpe de Estado: A Salvador...

11 de septiembre, a 49 años del golpe de Estado: A Salvador Allende y los que lucharon y murieron por la libertad

74
0

por Ricardo Klapp Santa Cruz

Todos los 11 de septiembre, afloran los homenajes al líder del proyecto transformador de la sociedad y de la lucha contra-hegemónica, compañero y Presidente Salvador Allende Gossens, símbolo de dignidad y coraje.

Este año se cumple el 49° Aniversario del golpe de Estado y comenzarán las actividades del quincuagésimo (50 años) de su muerte en combate, en el cumplimiento de la palabra empeñada. El 4 de septiembre de 1970, el luchador social, junto al pueblo triunfó en las elecciones presidenciales, aún se recuerda el marchar de los excluidos, la alegría sana de los jóvenes, mujeres, trabajadores y
profesionales en las calles y avenidas de la patria.

El compañero Allende, es una fusión de memoria, vigencia histórica, legado, ideario, obra, proyecto popular emancipador, precursor y conductor unitario del pueblo, que se resiste a las desigualdades, al saqueo de los consorcios extranjeros y que relaciona y unifica la democracia con el socialismo. Transformación social con sentimiento anticapitalista y justicia social emancipadora.

Salvador Allende, muerto con heroísmo en combate desigual, es y será, el estandarte para enfrentar a los opresores y abusadores. Una barricada social, donde se cobijaron las fuerzas populares que combinaron todas las formas de lucha popular.

El 11 de septiembre de 1973, día gris y amargo, los golpistas atacaron La Moneda, con artillería, infantería, carros blindados, aviación, bombas lacrimógenas.

El Presidente Allende y sus leales escoltas y colaboradores, contuvieron y enfrentaron por algunas horas a lo que nuestro compañero calificó como la felonía, la cobardía y la traición. Los golpistas no sólo querían asesinar a Allende y al pueblo organizado que lo apoyaba, sino que trataron de asesinar su imagen, sin lograrlo. Salvador Allende es fidelidad a los compromisos empeñados con consecuencia y valor.

Muchos de sus compañeros formaron parte de la izquierda perseguida, torturada, masacrada o hecha desaparecer, que fue sometida al exterminio. Allende forjador del cambio social, que enfrentó con decisión y consecuencia el sistema de dominación oligárquico.

El pueblo, manifestaba su afecto y se declaraba allendista. Un robusto movimiento social y político, que adhería a un proyecto social inspirado en una alianza de la izquierda, domiciliada en una ética y en una rebeldía transformadora contraria a la clientelización y la radicalización verbal discursiva.

Consagró su la vida a la lucha social, adhería al centralismo democrático para alcanzar un pensamiento y accionar uniforme. Que la democracia política no bastaba, si no va acompañada de democracia económica y social y humanismo socialista, se consideraba un marxistas sin atenuación, no estático, un método para interpretar la realidad histórica, con una visión crítica de la realidad, en momentos que Chile era el centro de la injusticia.

En relación a las mujeres de los campamentos mineros, afirmaba que históricamente enfrentaba una durísima realidad porque se encontraba atrapada simultáneamente por la explotación capitalista y el poder patriarcal.

Partidario y promotor de democratizar todos los órganos del Estado, para garantizar el derecho a la vivienda, al pan, a la salud, a la cultura y a la educación. Para romper la dominación cultural, enfrentó la manipulación de las empresas de comunicación, cuyo objetivo es la enajenación mental y en embrutecimiento desmovilizativo.

Además de los partidos populares fue apoyado en las campañas por el Frente Cívico Militar, el Movimiento Católico Allendista y los Comités de Unidad Popular (CUP). Los unía una pertenencia y una conciencia social, un objetivo de resistencia cultural y el deseo de transformación y cambio.

Ricardo Klapp Santa Cruz,
Presidente

Centro Cultural de Derechos Humanos Salvador Allende

Artículo anteriorAsí se planeó y ejecutó la emboscada contra el dictador Pinochet en septiembre de 1986
Artículo siguienteDiario de Urgencia – Resumen Latinoamericano – 9 de septiembre de 2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.