Open top menu
Riesgo sistémico internacional por los problemas en la Banca Europea.

Riesgo sistémico internacional por los problemas en la Banca Europea.

Patricio Guzmán S.

Desde hace meses se especula con una nueva crisis bancaria en Europa, la banca del viejo continente está lejos de estar saneada, y enfrenta las dificultades de la crisis económica de 2008-2009, que la economía europea nunca ha dejado atrás completamente y de las tasas de interés. La política monetaria expansiva del último tiempo, que tiene el objetivo de abaratar el financiamiento de las empresas y relanzar el consumo, ha provocado la reducción de las tasas de interés a cerca de cero, e incluso tasas negativas. Así los bancos tienen muchas dificultades para hacer utilidades con su negocio tradicional de colocación de préstamos, y para mejorar sus resultados necesitan entrar en negocios más riesgosos, o subir comisiones y gastos a sus clientes, y cobrar a sus ahorristas (interés negativos a los depósitos).

Dos bancos presentan el mayor riesgo en estos días: Deutsche Bank de Alemania y Monte dei Piaschi de Italia.

Deutsche Bank que llego a ser la primera entidad bancaria mundial, y hoy ocupa el lugar 15,  llegó a perder el 54% de su valor bursátil en el curso del año, luego se recuperó parcialmente y ahora en el periodo acumula una pérdida del 23%.  El segundo banco alemán, Commerzbank que fue intervenido por el gobierno en 2008, sigue en dificultades, suspendió el pago de dividendos y anunció la reducción de 9.600 trabajadores, un quinto de sus funcionarios el pasado mes de septiembre. “Queremos centrarnos en nuestro negocio principal, suprimiendo algunas actividades y digitalizando y automatizando los flujos de trabajo, lo supondrá una reducción de personal de 9.600 empleados”.[1]

Monte dei Piaschi, el banco más antiguo del mundo fundado en 1472,  tiene el peor desempeño en la bolsa italiana este año, y tiene una caída de su valor del 83%. El Banco está tratando de conseguir a última hora una inyección de capitales privados que lo salvaría de una intervención estatal, el Banco Central Europeo rehusó darle el plazo añadido hasta el 20 de enero de 2017 para cumplir con sus obligaciones de capitalización, esto cerró la posibilidad de conseguir inversiones frescas como la del fondo de inversiones de Catar por 5 mil millones de euros. Se trata de una oferta de intercambio de deuda por acciones para decenas de miles de inversores minoristas, estamos hablando de una inyección de efectivo de 5 mil millones de euros por inversores privados para rescatar al banco antes del 31 de diciembre. Si los altos ejecutivos del banco fracasan en sus tratativas ha llegado al punto en que sin un salvataje estatal no tiene salvación, necesita recapitalizarse, y la única posibilidad es una inyección de dinero fiscal. Sin embargo la legislación de la Unión Europea señala que antes de que se produzca la capitalización por parte del estado, los poseedores de bonos de deuda tienen que hacerse cargo de las pérdidas.  Si operación de salvataje del estado italiano tiene lugar se calcula que el estado deberá quedarse con el 40% del capital del Banco, y provocará la pérdida de miles de millones de euros a los accionistas.

¿Por qué está Monte dei Piaschi al borde del abismo? “Los problemas financieros del banco no son nada nuevo. Los bancos italianos se han visto empujados por 360.000 millones de euros de préstamos improductivos que fueron en su mayoría contratados por pequeñas empresas italianas que han sido golpeadas por años de recesión. Italia volvió a crecer en 2015, pero las mejoras son sólo modestas y el Fondo Monetario Internacional predijo que el PIB probablemente no volvería a los niveles previos a la crisis hasta mediados de los 2020.

Los problemas de MPS se vieron exacerbados por otros errores -principalmente una mala adquisición de 9.000 millones de euros-, pero su principal problema es que miles de millones de euros en préstamos fueron ampliados por el banco en un momento en que se estaba subestimando la escala de la inminente recesión.”[2]

Los bancos alemanes que mencionamos antes son bancos de riesgo sistémico, es decir que una caída de uno de ellos provocaría inmediatamente un efecto dominó en todo el sistema bancario internacional. Monte dei Piaschi aun cuando es el tercer banco en tamaño en Italia, es un banco más pequeño, su colapso no provocaría consecuencias sobre todo el sistema, sin embargo indirectamente este riesgo existe. Si el banco no consigue el acuerdo de sus acreedores, o si el rescate no llega a buen término, afectaría al primer banco italiano UniCredit, que es considerado uno de las grandes entidades con riesgo sistémico, y que el año 2017 necesita realizar una ampliación de capital por 13.000 millones de Euros.[3]

 

 

 

[1] El Mundo. Daniel Viaña. 29 de septiembre de 2016. Commerzbank recorta 9.600 puestos y agrava la crisis bancaria alemana. http://www.elmundo.es/economia/2016/09/29/57ecfa22ca4741d9428b4686.html

[2] The Guardian. Stephanie Kirchgaessner. 12 de diciembre de 2016.  Monte dei Paschi di Siena tries to keep €5bn rescue plan alive.

[3] El Mundo. Daniel Viaña. 10 de diciembre de 2016. ¿Afecta la caída de Monte dei Paschi a la banca española y europea? http://www.elmundo.es/economia/2016/12/10/584b05b5468aeb76158b45fb.html

Etiquetado

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: