Open top menu
Reportaje revela que Monsanto pagó a Google para ocultar artículos en su contra

Reportaje revela que Monsanto pagó a Google para ocultar artículos en su contra


[resumen.cl] Una investigación publicada por el periódico británico The Guardian reveló la planificación de la compañía Monsanto para hacer frente a distintas publicaciones que afectarían su imagen. Particularmente, la transnacional pagó a Google para que postergara en los resultados de búsquedas los artículos que abordaban los efectos nocivos de sus pesticidas y, por su parte, favorecer aquellos en que se destacara a la empresa.

Te puede interesar: Bayer y Monsanto deberán pagar indemnización de 2000 millones por envenenamiento a víctimas del glifosato en California

El reportaje de The Guardian sostiene que la empresa de agroquímicos Monsanto (actualmente perteneciente a Bayer), fuertemente cuestionada a nivel mundial por la toxicidad de sus pesticidas y por la apropiación de patentes de semillas, invirtió enormes recursos recursos en campañas de descrédito a artículos que hablaban en su contra.

La publicación asegura que Monsanto mantenía un «centro de fusión» para monitorear y desacreditar a periodistas y activistas que publicaran o manifestaran críticas a la empresa. Uno de estos casos corresponde a la periodista de Reuters Carey Gillam, quien en 2017 escribió Whitewash: The Story of a Weed Killer, Cancer, and the Corruption of Science (Blanqueo: La historia de un herbicida, cáncer y la corrupción de la ciencia), por lo que habría sido una de los principales blancos de la compañía, revelando que la compañía preparó un plan de 23 pasos para desacreditar el trabajo de Gillam, que comenzaba con el pago a Google para que las búsquedas «Monsanto Glyphosate Carey Gillam» arrojaran material que criticaba el trabajo de la periodista, además del lanzamiento de un sitio web lleno de puntos de discusión, por el que también pagaron para que tuviera prioridad en los resultados de las búsquedas.

Puedes leer también: Condenan a Monsanto/Bayer a pagar USD 81 millones por efectos cancerígenos de herbicida

«Siempre supe que a Monsanto no le gustaba mi trabajo… y trabajaron en presiones a editores para callarme», dijo Gillam a The Guardian. «Pero nunca imaginé que una compañía multibillonaria gastaría tiempo y energía y personal en mí. Es asombroso».

La denuncia vuelve a instalar la discusión respecto a la enorme influencia que puede tener una empresa privada como Google al momento de controlar los contenidos a los que puede acceder la población, y por ende, el control de la opinión pública.

También lee: El glifosato en Europa: Ocho países, Francia incluida, bloquean una nueva autorización

Puedes leer el reportaje completo en inglés en el siguiente enlace: https://www.theguardian.com/business/2019/aug/07/monsanto-fusion-center-journalists-roundup-neil-young

Etiquetado

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: