Open top menu
Google intensifica censura de sitios web izquierdistas

Google intensifica censura de sitios web izquierdistas

por Andre Damon
27 septiembre 2017

Google ha intensificado su censura de sitios webs izquierdistas, progresivos y anti-bélicos, recortando el tráfico de internet de 13 sitios webs mayores por 55 por ciento desde abril.

El 2 de agosto, el World Socialist Web Site reportó que cambios al algoritmo de búsqueda de Google habían conducido a que el tráfico de búsqueda de estos sitios se desplome a 45 por ciento, de acuerdo a cifras por el servicio de búsqueda de análisis SEMRush.

En las siguientes seis semanas, el tráfico de búsqueda de cada uno de estos sitios webs, sin excepción, se desplomó aún más: el tráfico de búsqueda total para estos sitios cayó un adicional nueve por ciento.

El World Socialist Web Site, cuyo tráfico de búsqueda había caído por 67 por ciento entre abril y julio, ahora ha experimentado una caída total en tráfico de búsqueda de 74 por ciento.

El rendimiento del WSWS en los resultados de búsqueda, según otras medidas, ha sido impactado de manera aún más considerablemente. El 16 de setiembre, la última fecha disponible, artículos del WSWS fueron mostrados unas 68.000 veces, por debajo de 450.000 en abril. Esto constituye un declive de un 85 por ciento.

Como resultado de la censura de Google, el grado en el índice global de sitios web ha caído de 31.000 a 41.000 según el software de rankings de tráfico Alexa de la corporación Amazon.

Otros sitios afectados incluyen a:

Alternet, uno de los principales 3000 sitios en EE.UU., ha visto caer su tráfico de búsqueda de Google por 71 por ciento entre abril y setiembre, por encima del 63 por ciento en el período de julio.

Democracy Now, uno de los principales 5000 sitios en EE.UU., ha visto caer su tráfico de búsqueda por 50 por ciento entre abril y setiembre, por encima del 36 por ciento en el período de Julio.

Common Dreams, rankeado entre los principales 8000 sitios en EE.UU., ha visto caer su tráfico de búsqueda por 50 por ciento entre abril y setiembre, por encima del 37 por ciento en el período de julio.

Global Research, uno de los principales 14.000 sitios en EE.UU., ha visto caer su tráfico de manera ligera desde su masivo declive del 62 por ciento entre abril y julio.

Truth-out.org, rankeado entre los 12.000 sitios principales en EE.UU., ha visto caer su tráfico de búsqueda por 49 por ciento, por encima del 25 por ciento en el período de julio.

La información descubierta por el WSWS ha sido reportada de manera prominente en un número de sitios web de noticias alternativos como Consortium NewsGlobal ResearchTruthdigRussia TodayTruepublica y otros.

En un artículo en Truthdig, el periodista ganador del premio Pulitzer Chris Hedges indicó que la censura del WSWS y otros sitios web izquierdistas: “Las clases gobernantes, que comprenden que la reinante ideología del capitalismo corporativo global y la expansión imperial ya no posee ninguna credibilidad moral o intelectual, ha montado una campaña para apagar las plataformas que dan voz a sus críticas”.

“Esta es una guerra de ideas. El estado corporativo no puede competir de manera honesta en esta competencia. Hará lo que todos los regímenes despóticos hacen: gobernar mediante vigilancia, mentiras, listas negras, falsas acusaciones de traición, censura dura y, eventualmente, violencia”.

A pesar del amplio apoyo a los llamados del WSWS para poner fin a la censura en Internet de Google, la compañía ha rechazado responder a la petición del WSWS en que se opone a su censura o los intentos reiterados de ponerse en contacto para que comente al respecto.

Aunque la censura de Google ha reducido el tráfico al WSWS de manera considerable, su efecto ha sido parcialmente contrarrestado por el compartimiento de artículos por los lectores por medio de correos electrónicos y las redes sociales. Un artículo ampliamente compartido publicado el 9 de setiembre, titulado: “¿Por qué no hay trenes evacuando a personas del sendero de Huracán Irma?”, ha sido visto por más de 90.000 veces.

Aunque tan solo 300 personas alcanzaron al artículo por medio de Google, decenas de miles accedieron a éste por medio de vínculos de otros sitios webs y plataformas de redes sociales.

En abril, el vicepresidente de ingeniería de Google, Ben Gomes, anunció en una publicación de blog que el gigante de búsquedas implementaría cambios a su algoritmo de búsqueda para “resaltar contenido más autoritativo”. Las directrices para los evaluadores de búsqueda humanos, emitidos durante el mismo período, enfatizaron que el contenido “autoritativo” debería aparecer por delante de “puntos de vista alternativos”.

El 25 de agosto, el presidente de la Junta Editorial del World Socialist Web Site David North emitió una carta abierta a Google exigiendo de que pare su censura en el Internet y elimine su lista negra política en la que se encuentra el WSWS.

Una petición online que hace un llamado para que Google termine su censura ha recibido más de 3800 firmas de docenas de países.

Google, sin embargo, no ha respondido a la carta de North.

En las recientes semanas se ha visto una intensificación drástica de llamados para la censura en Internet. La campaña para censurar el Internet –usualmente justificada en el nombre de “combatir el terrorismo” y eliminar las “noticias falsas”– ha asumido dimensiones internacionales y es promovida en los niveles más altos del gobierno. En el programa de televisión This Week de ABC el 17 de setiembre, las primeras tres personas entrevistadas, la Primera Ministra británica Theresa May, el Consejero de la Seguridad Nacional de EE.UU. General H.R. McMaster, y Adam Schiff, el más alto demócrata en el Comité de Inteligencia de la Cámara de los Representanes, hicieron un llamado para un control más estricto del Internet.

El presidente Donald Trump respondió al ataque terrorista de la semana pasada en Londres con un tuit en el que declara de que debemos “desenchufar” el Internet.

En su recientemente publicado libro, What Happened? (¿Qué ocurrió?), Hillary Clinton atribuye una vez más su derrota a las “falsas noticias”. Ella escribe de manera aprobatoria que “compañías como Facebook, Twitter y Google ya han comenzado a tomar pasos –ajustar algoritmos, desactivar redes de bots y unirse con verificadores de hechos– para combatir el torrente de desinformación” supuestamente responsable del resultado de la elección.

Las acciones de Google contra el World Socialist Web Site y otros sitios web izquierdistas y progresivos dejan claro el verdadero objetivo de la censura en Internet: noticieros y organizaciones políticas que se oponen a la guerra, la desigualdad social y la dominación de la sociedad por la oligarquía financiera.

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: