Open top menu
Fraude en Inglaterra con reciclaje de basura plástica

Fraude en Inglaterra con reciclaje de basura plástica

por Adán Salgado Andrade. México.


Ya he escrito en otro artículo sobre la corrupción que existe a nivel mundial, no sólo en los países “subdesarrollados”, sino en todos, con tal de que las empresas obtengan ganancias extras, sin importarles si para tal efecto contaminan o depredan más el medio ambiente, incrementan la pobreza y a los pobres, destruyen países… todo con tal de ganar más. Por ejemplo, últimamente han sido notables los fraudes de empresas como VW, que alteraron las emisiones de sus autos diésel, con tal de que aparentaran ajustarse a las normas ambientales de EU (ver:http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2015/12/corrupcion-corporativa-ganancias-y.html).

Recientemente el prestigiado periódico The Guardian publicó un artículo que muestra hasta dónde puede llegar la mezquindad de algunas empresas recicladoras y su personal, sobre todo en una actividad que tiene como cometido cuidar al medio ambiente o, por lo menos, reducir los efectos de tanta basura que estamos produciendo, que es del orden de 5,808,219 toneladas ¡diarias! Eso son aproximadamente ¡2120 millones de toneladas (mdt) al año! Literalmente, nos estamos ahogando con tanta basura (ver:http://www.theworldcounts.com/counters/shocking_environmental_facts_and_statistics/world_waste_facts).

Titulado “La industria recicladora de plásticos de Inglaterra bajo investigación por fraude y corrupción”, el citado artículo denuncia las bajezas que cometen las recicladoras de la basura plástica, en un país desarrollado que, podría pensarse, no padece prácticas corruptas – justo como en México, por ejemplo – y, menos, en un asunto ambiental tan delicado (ver: https://www.theguardian.com/environment/2018/oct/18/uk-recycling-industry-under-investigation-for-and-corruption?utm_term=R3VhcmRpYW4gVG9kYXkgVUstMTgxMDE5&utm_source=esp&utm_medium=Email&utm_campaign=GuardianTodayUK&CMP=GTUK_email).

Los desperdicios plásticos son un muy grave problema que deja tanta basura generada a diario. Se producen cada año unos 300 mdt, o sea, que poco más del 14% de los desperdicios producidos anualmente son sólo de plástico, es decir, 14 kilogramos de cada cien. Lo peor es que solamente una mínima parte se reciclan y el resto va a dar a tiraderos, la mayoría, clandestinos y, lo peor, a ríos, lagos y termina en el mar. Se calcula que de seguir esta brutal producción de plásticos, que la mayoría va a dar al mar, para el año 2050, su peso sobrepasará al de todas las especies marinas que aún subsistan a pesar de tanta contaminación. No olvidemos que el mar está sujeto a distintas fuentes contaminantes, tales como aguas residuales, basura de todo tipo, derrames petroleros, derrames nucleares e, incluso, un nuevo peligro, la minería marina, que ya está por aprobarse comercialmente, la que dejará más incalculables efectos negativos (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2010/05/mineria-marina-el-nuevo-desastre.html).

La Agencia Ambiental (EA) de Inglaterra inició una investigación para detectar el fraude que se está cometiendo con el reciclaje de la basura plástica. Ese país, con poco más de 130 mil km2 (casi la superficie de Durango), pero con una producción per cápita de alrededor de 165 kilogramos, no podría darse el lujo, justo por razones de espacio, de almacenar y reciclar tanta basura, tan sólo de plásticos, por lo que ha optado porexportar esos desperdicios. Los países desarrollados siempre han elegido deshacerse de su basura de todo tipo ”exportándola” a los países atrasados. Por ejemplo, Estados Unidos (EU) le vende su basura electrónica a Ghana o a China, en donde se recicla, mediante métodos muy bárbaros la mayoría, quemándola a cielo abierto y luego rescatando lo metálico (ver: http://adansalgadoandrade.blogspot.com/2011/10/la-obsolescencia-programada-el.html).

A nosotros, EU nos ha vendido todo tipo de su basura o lo que le estorba, desde pañales desechables “reciclados”, llantas usadas, ropa, también usada (la famosa de la paca), autos usados (los llamados “chocolates”, que ya no quieren allá por contaminantes o porque tengan alguna irreparable falla (como los que quedan inservibles por inundaciones, miles de los cuales son “exportados” a México)… hasta armas, como tanques o helicópteros militares que ya no sirven. Somos, no sólo su patio trasero, sino su cuarto de trebejos.Siguiendo esa deleznable costumbre, Inglaterra, como dije, “exporta” su basura plástica a países como Malasia, Vietnam, Polonia, China, Turquía y hasta, ¡vaya sorpresa!, Holanda. Inglaterra produce ¡once millones de toneladas de plásticos anualmente!, sobre todo para empaques de todo. De esa cantidad, sólo puede procesar un tercio, así que se “exportan” dos tercios, aproximadamente 7.34 millones de toneladas. El reciclaje es todo un negocio, que deja alrededor de £50 millones de libras esterlinas cada año. Los “exportadores” ganan mucho dinero, pues por cada tonelada que exportan cobran £60 libras. La persona o negocio que paga por ello, recibe un comprobante, llamado pern. Y, claro, no podía faltar el gran negocio extra que eso implica para los “exportadores” pues los negocios o tiendas deben de comprobar ante las “autoridades” que se portan bien y reciclan. Lo más fácil es, entonces, comprar comprobantes extras, más perns, para demostrar que están muy preocupados, aunque no produzcan toda la basura que sus perns indican.

El negocio extra, o sea, las supuestas toneladas exportadas, no corresponden con los perns emitidos, lo que es muy buen dinero extra, sin hacer absolutamente nada, sólo emitir comprobantes para negociantes ávidos de mostrar que se “preocupan por el medio ambiente”, sobre todo porque así pueden deducir impuestos (no lo harían si no hubiera un beneficio de por medio).

Inspecciones han mostrado que las cantidades declaradas de “exportaciones” no concuerdan con lo realmente embarcado, alrededor de 35,135 toneladas. No cabe duda que el capitalismo salvaje a todo le encuentra la forma de darle la vuelta y sacar una ganancia adicional.

Por otro lado, la investigación efectuada por la EA también ha mostrado que muchos de los desperdicios que realmente se “exportan” están muy contaminados con otro tipo de basura (se usan otros desperdicios para “completar” las toneladas y para que así puedan cobrarse).

Por ello, algunos de los países que los reciben – o recibían – los están rechazando justo por esa causa. China dejó de aceptarlos recientemente, así que ahora se están desviando a Malasia, Vietnam y Polonia, pero éste último país también está considerando imponer restricciones.

Al momento, solo Turquía y Holanda han aumentado considerablemente sus importaciones. Turquía ha importado 27,034 toneladas en este año, comparadas con las 12,022 del año pasado. Por su parte, Holanda ha importado 38,027 toneladas en el 2018, contra 28,784, o sea, casi diez mil más. Pero la EA teme que esas toneladas extras, con tal de llenarlas, debido a la corrupción, vayan muy contaminadas y también llegue el momento en que esos países disminuyan o, de plano, ya no importen esa basura plástica.

Turquía, produce poco petróleo, apenas 49,500 barriles diarios, pero debe de importar 506,300, por lo que parecería más atractivo importar basura plástica para reciclarla (ver:https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/geos/tu.html).

Como señalo antes, sorprendería saber que Holanda importa plásticos. Quizá, como produce también poco petróleo, algo más de 18 mil barriles por día – importa un millón ciento noventa mil barriles de petróleo diariamente –, le sea más barato reciclar plástico que refinarlo.

Pero la investigación de la EA señala que probablemente dicho país sea un punto de lavado de dinero para la basura plástica, pues desde Holanda, bandas criminales la reexportan ilegalmente a países árabes, los cuales, debido a las restricciones impuestas por Inglaterra – ¿tanto valoran su basura plástica?, podría pensarse –, no pueden hacerlo directamente con este país.

Eso queda claro, que es sospechoso el repentino aumento de importaciones de Holanda, con testimonios como el de Addie van der Spapen, de la firma recicladora holandesa Kunststof Recycling, quien afirma que “el país realmente no tiene la capacidad de reprocesar tantos incrementos de la basura plástica de Inglaterra. No será reciclada toda. Europa está inundándose con la basura de Inglaterra, ellos están inundando Europa con su plástico”.

También Turquía teme que tanto plástico que “importa” no pueda procesarse y termine ¡en el mar! Incluso, podría, simplemente, quemarse, lo que genera contaminación aérea, igualmente perjudicial.

O sea, que de tanta basura plástica producida por Inglaterra, quizá apenas un tercio sea reciclada realmente. Y el restante será tirada o quemada, claro, no en territorio inglés.

Probablemente esa sea realmente la causa por la cual, ni la EA ni el “gobierno” de Teresa May, hayan tomado medidas en contra de esa comprobada corrupción, pues, finalmente, el objetivo es deshacerse de tanta basura plástica que no cabría en su reducido territorio.

Eso lo demuestra el hecho de que cinco empresas marcadas como muy riesgosas, es decir, muy corruptas, siguen funcionando, al igual que otras 33, consideradas de riesgo medio, o sea, medio corruptas, que también laboran, como si nada.

Lo dicho, son más importantes las ganancias, que el medio ambiente, sobre todo cuando no se es el medio ambiente del país contaminador.

Contacto: studillac@hotmail.com

Etiquetado

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: