Open top menu
Codelco después de Piñera: ¿Queremos cuidar lo que nos queda de cobre?

Codelco después de Piñera: ¿Queremos cuidar lo que nos queda de cobre?

EL CLARIN DE CHILE 07 Diciembre 2017
ESCRITO POR GINO STURLA Y JORGE LAVANDERO
En base a las memorias anuales de Codelco entre los años 2005 y 2015 y al Anuario de Cochilco de 2016 se pueden constatar algunos elementos interesantes respecto a la minera estatal.
1. La cantidad de concentrado de cobre ha aumentado al doble en los últimos 4 años respecto al periodo 2005-2011, pasando de 12% a 23% en promedio.
2. Pese a que los costos unitarios directos (c1) manifestaron un alza gigantesca
de 7,6 veces en el periodo 2005-2011, la cantidad de concentrado de cobre
no se afectó.
3. El año 2012 en que se aprecia un alza del 11% al 18% de la cantidad de
concentrado de cobre, también se aprecia un salto de los costos unitarios
directos (36%).
4. El aporte al fisco de Codelco entre los años 2005 y 2011 fue en promedio de
3.500 USD por tonelada y el de la gran minería privada fue de 1.250 USD
por tonelada. En los últimos 4 años el aporte promedio de Codelco fue de
1.430 USD por tonelada y el de la gran minería privada fue de 960 USD por
tonelada.
(Los gráficos del final de esta nota ilustran con detalle los elementos expuestos)
Respecto al punto 1
Codelco se ha caracterizado por fundir y refinar el cobre, dado el valor que se
agrega y la importancia de los subproductos como el molibdeno, el oro, la plata,
entre muchos otros. Esto cambió drásticamente en los últimos 4 años, la cantidad
de concentrado se ha duplicado. Ha sido investigado e incluso mencionado por
organismo de prestigio internacional, que en el concentrado de cobre hay
irregularidades: falta de fiscalización, poca frecuencia de muestreo y para colmo,
laboratorios acreditados vinculados a las empresas mineras.
Respecto al punto 2
Resulta muy claro que, independiente del alza enorme en los costos directos entre
2005 y 2011, la política de la compañía estatal fue mantener (e incluso disminuir)
la cantidad de concentrado de cobre. Las memorias anuales indican que los
subproductos obtenidos de la fundición y refinación llegan a casi un 20% de las
ventas. Como lo manifestaran a principios de siglo, el ingeniero y ex ministro de
minería José Dulanto (Dulanto, 1999) y el economista Patricio Meller (Meller,
2000), el cobre debe fundirse y refinarse en Chile, sobre todo por Codelco; dado
que es rentable y representa una fuente de ingresos importante para el país.
Respecto al punto 3
La cantidad total de cobre que produce Codelco se ha mantenido constante en estos
11 años: en torno a las 1,8 millones de toneladas de cobre fino. Pasar de 11% a
18% de concentrado en un año no tendría por qué significar un salto en el aumento
de los costos: producir concentrado es menos costoso que producir cobre refinado.
Los años 2011 y 2012 resultan muy curiosos.
Respecto al punto 4
Entre los años 2005 y 2011 Codelco con un 32% de la producción aportó en total
muchísimo más dinero al fisco que la gran minería del cobre (57% de la
producción). Siendo cuestionada como empresa estatal e ineficiente Codelco logró
entregar 3 veces más recursos al fisco por cada tonelada de cobre producida. En los
últimos 4 años, Codelco con un 32% la producción aportó en total casi los mismos
recursos al fisco que la gran minería del cobre (53% de la producción). Por
tonelada de cobre paso de 3 veces a 1,5 veces lo que aporta la gran minería
privada.
Lo anterior ratifica dos hechos, el segundo es el más preocupante:
i. Codelco siempre ha sido muchísimo (en extremo) más beneficiosa para el
país en términos de recursos aportados al estado.
ii. En los últimos 4 años Codelco pasó de aportar el triple de lo que aporta la
gran minería privada por tonelada de cobre, a aportar 1,5 veces.
El segundo aspecto está directamente relacionado con los puntos anteriormente
mencionados. La estatal Codelco pese a ser aún mucho más beneficiosa para el
país que la minería privada, muestra síntomas negativos, algo malo está
pasando…y no es el precio internacional del cobre.
Algunos antecedentes importantes
Con la llegada del gobierno Sebastián Piñera, hubo una entrada masiva de altos
ejecutivos provenientes de transnacionales minera. El más claro ejemplo lo
constituyen Diego Hernández y Thomas Keller, ambos presidentes ejecutivos de la
estatal en el gobierno de Piñera. Ambos trabajaron en la gran minera privada
Collahuasi, de hecho en 2001 Keller reemplazó a Hernández como presidente
ejecutivo en Collahuasi, 11 años más tarde ocurriría lo mismo en Codelco.
Ambos participaron en la opción de compra que tenía Codelco a la minera Anglo
American en un principio por un 49% de la mina ex Disputada de las Condes. La
multinacional sudafricana Anglo American compró en el año 2002 este yacimiento a
la Exxon Mobile en 1.300 millones de dólares, justo en el tiempo en que Thomas
Keller estaba en Collahuasi y tenía un pasado en la gasolinera Shell.
El año 2012, Codelco compra en más de 6.000 millones de dólares el 24,5% de la
ex Disputada de las Condes, quedando finalmente con u 20%, curiosamente las
negociaciones fueron hechas por Keller. Esta compra fue bastante criticada, dada la
“valoración de mercado” en unos 22.000 dólares, efectuada en base a una “oferta”
de la empresa Mitsui (en 2002 costaba 1.300 millones, o sea 17 veces más). En
esta compra Codelco pagó por su propio Cobre, algo absurdo desde todo punto de
vista y, por si fuera poco, un valor más alto que el de mercado.
Datos y declaraciones
Los datos aportan antecedentes oficiales de gran relevanciaSe aprecia un giro en
las decisiones de la estatal, pasando de fundir y refinar durante 7 años casi el 90%
del cobre, a un 70% el año 2015; y de aportar de 3 a 1,5 veces lo que aportan la
gran minería privada.
Al ministro Valdés a principios de 2016 enfatizó los problemas de la estatal, luego
de una reunión organizada por el Consejo Minero e Icare. Lo anterior fue publicado
en el diario el mercurio, el día 14 de enero de 2016, donde se indica que el
ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, indicó que los ingresos a las arcas fiscales
serán en torno a cero, debido a la sostenida caída del precio del cobre”.
Curiosamente, el mismo periódico, el día 12 de julio de 2016 indicó que “una fuerte
reducción de los aportes de la minería al fisco se registrará este año. Según las
cifras presentadas por la Dirección de Presupuestos (Dipres) y el Ministerio de
Hacienda ayer, en 2016 Codelco aportará USD 884 millones (…) por su parte, los
ingresos tributarios provenientes de la minería privada serían apenas US$ 30
millones”
Pese a los enormes problemas y la fuerte caída de los aportes al fisco de Codelco,
medios oficiales indican que la estatal entregará 30 veces más recursos al fisco que
la minería privada (con sólo el 30% de la producción del país). Omitiendo este
grave hecho, las autoridades políticas prefirieron “tapar el sol con un dedo” y el
debate se centró en la necesidad de capitalizar Codelco. El ministro de hacienda y
el presidente del directorio de Codelco, arguyeron a argumentos del tipo “debemos
endeudarnos para pagar a las fuerzas armadas”. Lo anterior no tiene asidero,
independiente de a quién vayan los recursos, Codelco está entregando (al año
2016) 30 veces más recursos que toda la minería privada. Se ha cuestionado la ley
reservada del cobre, sin embargo, no se alude a un aspecto constitucional de suma
relevancia; la minería del cobre puede ser gravada específicamente para destinar
recursos a las fuerzas armadas, independiente de cualquier otra ley (como por
ejemplo la invariabilidad tributaria).
¿Qué tal si toda la minería pagara un porcentaje de sus ventas a las fuerzas
armadas, por qué Codelco debe asumir todo el costo? Esto tendría un beneficio
tanto para las fuerzas armadas como para la estatal, ambas instituciones
nacionales. No, nadie toca los intereses de la minería privada, que a declarar
utilidades en extremo bajas, permanentemente ha aumentado su producción de
cobre, exportando un 71% de su cobre como concentrado. Las autoridades
económicas y las cabezas de Codelco, prefieren endeudarse, prefieren solicitar una
capitalización. Recordemos que los recursos de la capitalización provienen de todos
los chilenos y chilenas, y más aún de aquellos que tienen menos recursos; hoy los
impuestos indirectos superan el 60% de los ingresos del estado, estos impuestos
que gravan el consumo y no las ganancias del capital (todo lo contrario ocurre en
los países de la OCDE).
La preocupación fundamental
Es evidente que algo extraño está pasando en Codelco, no sería audaz pensar que
sus objetivos no apuntan al interés nacional: por un lado se le echa la culpa a la ley
reservada del cobre y por otro se omite totalmente el hecho de que la minería
privada no aporte un peso al Estado de Chile. Al parecer los aliados de Codelco no
son ni las instituciones de interés de la nació ni menos el gasto público.
Todos sabemos que si Codelco sufre, sufren las fuerzas armadas, sufre el
presupuesto de la nación, sufren sus trabajadores…sufren todos los chilenos.
Sabemos que no hay razón económica ni ambiental alguna para no fundir y refinar
el cobre en Chileclaro, si esto se ve desde el punto de vista del interés de la
nación. El negocio transnacional del cobre está en la exportación de concentrado,
en el cual no se sabe concretamente qué cantidad de cobre y otros minerales hay.
Codelco está siendo intervenida y esto se aprecia rotundamente en los datos y
antecedentes entregados en este documento; sus directrices han cambiado
radicalmente, su forma de actuar en los últimos años responde a criterios
transnacionales y no de interés nacionalESTO ES LO REALMENTE PREOCUPANTE.
GRAFICOS
Etiquetado

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: