AND NOTICIAS

La revista De Frente ligada a militantes del Frente Amplio, dieron a conocer la decisión

del partido Liberal de renunciar al GAP de relaciones internacionales del FA, los GAP

son Grupos de Apoyos Programáticos a las diversas políticas que lleva adelante el

conglomerado a nivel nacional, son instancias formales de la estructura del Frente Amplio,

donde convergen los diferentes partidos que componen el FA, a continuación replicamos

el articulo completo:

#DeFrente 

La columna del diputado Boric cuestionando a gobiernos de izquierda del continente ha encontrado eco en los

sectores más moderados del FA. Tras el apoyo de Giorgio Jackson, esta vez el Partido Liberal adscribe a esta

visión en la que supuestamente existen “victimarios” de izquierda en Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Hoy el PL ha oficializado que se retira del GAP (grupo de apoyo programático) de Relaciones Internacionales del FA

ya que observaron que en él “se ha expresado una argumentación determinada por vínculos con

organizaciones en los cuales existen condiciones reñidas con el Estado de derecho y que propician la

vulneración de los Derechos Humanos”. Su retiro del grupo programático  se justifica porque él “no está

reflejando el alma democrática que el frente Amplio busca para Chile”.

Gonzalo Aguirre, encargado de la Comisión de Política Internacional y militante de MA, señaló en una carta

abierta a Gabriel Boric que “cuando los gobiernos de izquierda de la última década se han visto frente a

intentonas golpistas y han actuado, se les acusa de violar los DDHH, desconociéndose toda legitimidad de

las pruebas y el proceso, aun cuando este se haya ajustado a derecho y el actuar que motiva la sanción haya estado

previamente tipificado como delito”

La polémica no está pronta a terminar, ya que al interior del FA -y del propio partido de Boric- los debates se han ido

intensificando. Fuera del frenteamplismo también han surgido voces críticas: Manuel Guerrero, por ejemplo,

cuestionó al diputado por Magallanes, señalando que “el alineamiento que desde intereses gringos se busca generar

para justificar una intervención extranjera que por experiencia propia sabemos de sobra que no va en la línea de

fomentar el respeto a los derechos humanos de nadie. Sumar agua al molino de la emancipación de los pueblos,

toda. Hacerlo, aún con las mejores intenciones, llevando agua al molino de quienes buscan todo lo

contrario, nada”.

Fuente: http://revistadefrente.cl/