Inicio nacional SOBRE LA ALZURA DE LOS CONSUMOS BÁSICOS

SOBRE LA ALZURA DE LOS CONSUMOS BÁSICOS

133
0
Compartir

DIARIO DE PUENTE ALTO, 13 JUNIO 2020

RICARDO KLAPP SANTA CRUZ

Sobre el Ingreso Per Cápita en Chile, las estadísticas oficiales bordean los 1.750.000 pesos mensuales. El Salario Mínimo 320.500 pesos mensuales. El Ingreso Mensual es de 574.000 pesos, pero el 50% de los trabajadores recibe un sueldo inferior a 390.000 pesos al mes.

Este año, según Instituto Nacional de Estadísticas (INE) referido al mes de mayo 2020, el IPC del mes fue negativo, con un menos 0,1%. Eso significa que el costo de la vida en Chile, los productos bajaron de precio.

Las cifras son oficiales, pero cómo se explicar las bajas, con la realidad que el pueblo experimenta todos los días por las cosas que se compran para la subsistencia, como el pan, la carne, los huevos, legumbres y productos de hortalizas, verduras, frutas, que son los alimentos de primera necesidad, lo que el pueblo, no puede dejar de adquirir, son los que suben sus precios al igual que los implementos de higiene y limpieza, y el necesario papel higiénico y otros.

Los 303 productos de bienes y servicios, que incluyen, electrodomésticos, artículos suntuarios, ropa de moda y cosméticos, licores finos, telefonía, viajes al extranjero, eventos de entretención, hospedajes en hoteles 4 y 5 estrella etc. Pero la gente con altos recursos económicos, no puede viajar y los hoteles bajan sus precios, al igual que el transporte aéreo y terrestre. No sirve, que los viajes en avión, estén más baratos, o que los hoteles hagan ofertas especiales, porque sus habitaciones no tienen clientes. Tampoco los teléfonos de última generación, o la ropa de marcas distinguidas, pueden ser de utilidad, cuando la comida es escasa y sube de precio cada día.

Con esto, las cifras estadísticas pierden, permanentemente de credibilidad, no miden la realidad de la gente común, que consume lo básico. La canasta de artículos del INE, que utiliza para variar los precios de los consumidores, no se acerca a las necesidades de la gran mayoría de los chilenos.

En tiempos de pandemia, del incremento de la cesantía, de ollas comunes, del acercamiento del invierno, estos datos, no ayudan a buscar soluciones. Si bajan, los anillos y collares de diamantes, poco le importa al pueblo, si sube la harina, eso le importa al pueblo. Si le dan plata a los bancos, a la empresa Latam Airlines, la gente se indigna, ya que a los pequeños empresarios, trabajadores por cuenta propia, se siente abandonados por promesas incumplidas.

Varias organizaciones vecinales y sociales, instalaron Ollas Comunes para enfrentar “la pandemia del hambre” en el actual escenario de crisis sanitaria, “Sólo el pueblo ayuda al Pueblo”, es la consigna en los territorios. Una respuesta, y una realidad, que se va haciendo imprescindible, ante la crisis social que está afectando a amplios sectores de la población, en todo el país.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación de Naciones Unidas (FAO), “todo ser humano tiene derecho a una alimentación adecuada y tiene el derecho fundamental a no padecer hambre, según las normas internacionales de derechos humanos. En pocas palabras, se trata del ‘derecho a la alimentación”. Los Estados tienen la obligación de respetar, proteger.

“Hay dos panes. Usted se come dos. Yo ninguno.

Consumo promedio, un pan por persona”. El anti-poeta, Nicanor Parra.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.