Inicio Derechos Humanos Sentida despedida a la dirigenta de derechos humanos, Baldramina Flores Urquieta.

Sentida despedida a la dirigenta de derechos humanos, Baldramina Flores Urquieta.

89
0
Compartir

Semanario SurAndino, Iquique

Al atardecer del diez de septiembre de 1973 observó juntó a su hijo Humberto Lizardi, jefe local del MIR, la bajada de camiones con militares hacia el centro de Iquique y comentó que por fin se iba a poner orden. No imaginó lo que vendría.

Era una conservadora dueña de casa, pero al otro día su vida cambió para siempre. Humberto fue detenido y apresado en un regimiento y al mes fue ejecutado en Pisagua. Se transformó en una leona y no volvió a ser la misma.

La segunda etapa de su vida la dedicó íntegramente a la lucha por la verdad y la justicia.

Desde la misma instalación de la dictadura comenzó su trajinar y la defensa de los derechos humanos fue su gran dedicación. A pesar de su aspecto algo tranquilo y amable, era intransigente frente a los atropellos y participó de toda actividad que estuviese en el marco de la resistencia. Creció por sí misma, era Doña Baldra, la que simbolizaba una gran cuota de dignidad, fuerza y consecuencia. Con 96 años le llegó el descanso eterno y entró al camino de las que nunca se olvidarán. Solo un hasta siempre compañera.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.