Inicio Derechos Humanos Los nuestros asesinados en dictadura 30 de diciembre de 1977

Los nuestros asesinados en dictadura 30 de diciembre de 1977

62
0

*NADIE ESTA OLVIDADO—NADA ESTA OLVIDADO*

El 30 de diciembre de 1977 *»LILA» Sonia Valencia H.* (2 hijos, y quien además se encontraba al momento embarazada de siete meses, trabajadora de la Salud, exonerada jefa de rrhh del servicio salud coquimbo, asistente social, ella fue conocida por todos como pues desde sus días en la Universidad de Chile LILA usaba una pañoleta LILA en su cabeza, fue la primera madre soltera titulada para la época todo un acto subversivo), Mario Romero R. su pareja (Ingeniero en Minas), y un amigo de ambos Germán Cuello Y. (Profesor), todos pertenecientes a la Resistencia Popular, fueron secuestrados y asesinados, mediante una explosión efectuada por agentes de la CNI, simulando que los tres militantes se provocaron la muerte manipulando explosivos.

Los acontecimientos ocurrieron en el domicilio de la pareja ubicado en Pasaje Caldera N°88 del sector Olivar Alto de la Población San Juan – otrora campamento MOISÉS HUENTELAF el cual Sonia y Mario fundaran en 1972, en calidad de dirigentes de una toma de terrenos vinculada al Mov de Pobladores, y en su calidad de militantes de base del MIR-, en la ciudad de Coquimbo.

En la mañana del crimen 30 de DICIEMBRE DE 1977 Mario, ya secuestrado junto a German (a quien se le identifica como Segio Valdivia Vargas, pues se mantenia fuera del territorio dado que ya había sido detenido por la DINA algunos años antes, tras el golpe de estado cayó detenido en noviembre de 1973, estando siete meses recluido en la cárcel de La Serena, luego de recuperar su libertad participa activamente en labores propagandísticos en Santiago. En 1975 estando en la Región de Coquimbo es identificado y secuestrado por los “civiles” de la dictadura, estando 4 días desaparecido, lo liberan con señas claras de haber sido torturado y en muy mal estado. Cuando se recibe de pedagogía en 1976 se traslada a Santiago donde sigue con su trabajo político. 

El 30 de diciembre de 1977 Germán llega por la mañana a Coquimbo junto “al chino” otro compañero para realizar una reunión con los compañeros Sonia y Mario), cuando el primero, MARIO les fue a recibir a la bajada del bus, junto Germán son secuestrados por agentes de la CNI (del chino no se supo más, solo que se tiene certeza que evade la detención, se sabe que aun vive en santiago, y que no declara por “seguridad”) y conducidos hasta el domicilio de otro resistente de nombre «Juan Pinto» ubicado actualmente en calle Inglaterra N° 1224 (detrás de la calle donde él residía) con el objeto de llevar a Juan Pinto (militante del Partido Comunista colaborador de Mario en tareas de la Resistencia, Juan era un jóven obrero, futbolista de coquimbo unido a la epoca), hasta su hogar donde estaba instalada una “ratonera” (trampa en la que los agentes se introducen en una vivienda, la ocupan y comienzan a capturar a las personas que ingresan). 

Juan Pinto no se encontraba en su casa, si se encontraba su cónyuge la Sra. Rosa Inelia Rojas O., quien le manifiesta a Mario que su marido no se encontraba en ese momento y que volvería más tarde. 

A Rosa Rojas le sorprendió el nerviosismo de su amigo y vecino Mario y particularmente unos individuos que lo esperaban a unos metros a ambos lados. Horas más tarde vuelven nuevamente a buscar a su marido quien no había vuelto. 

Luego, por tercera vez llega Mario a buscar a Juan Pinto, ante tal insistencia Rosa Rojas sale a conversar con su vecino quien se encontraba cada vez más ansioso y mirándole fijamente una medallita de la virgen que ella traía colgada al cuello, en ese momento ella se da cuenta que habían dos personas esperando a Mario quienes se lo llevaron caminando hacia su sitio.

Semanas después Juan Pinto es “accidentado” (ejecutado, según testimonio de un amigo de la resistencia ya fallecido, un carabinero de una tenencia de Coquimbo), por el “profesor y los nucos” quienes habitualmente estaban encargados de labores de seguimiento, y hostigamiento a los militantes populares que reconocian en La Serena, Andacollo, y Coquimbo, grupo civil que se mantuvo en operaciones entre 1975 a 1978, constituido por “”NUCOS” jóvenes prostitutos reclutados alrededor de Osvaldo Pincetti Gac y el Colorin, un individuo de origen croata, de buena posición economica.

Media hora después es producida la explosión que terminó con la vida de Germán, Mario, Sonia y su hijo en el vientre, alrededor de las 13 hrs. Momentos antes del crimen Sonia, se le permite ir a dejar a su hijo Luis de 8 años a una casa cercana donde habitaba una pariente de Sonia, y en la cual ya habían “detectives” según sus ocupantes desde horas de la mañana. 

Toda la manzana ya estaba enterada de que algo sucedería. Cuando se escucha la explosión, a los minutos Luis, hijo mayor de Sonia, corre hasta su casa y encuentra a la entrada con Germán que logra salir de la destruida construcción para morir desangrado en la calle, y armas que no estaban al momento de salir junto a su madre unos minutos antes. Todos Sonia desmenbrada y con el vientre abierto y su hermanito sangrante fuera del cuerpo de su madre, Mario, y German tienen heridas, presentes sólo en la parte delantera (esto indicaría que se juntó a los tres para explosionarlos).

El hijo menor de la pareja Rodrigo Andrés de 3 años se encontraba en la casa al producirse la explosión que hizo volar parte de la vivienda de tablas, una mediagua ampliada, sin embargo no resulto con ningún daño físico, trauma acústico, desprendimiento de retina como es habitual en quien está cerca de una detonación, debido a que el menor fue instalado por alguien dentro de un ropero, de donde su hermano Luis lo rescata junto a vecinos en medio del amago de incendio que se desata en la casita de dos piezas y un cobertizo interior donde se ubicaba la artesa del lavado.

A parejas la casa de los abuelos Valencia fue allanada durante la mañana, manteniéndose allí los agentes pasadas las 16 hrs, ellos tuvieron la «gentileza» de encender el televisor para que la familia se enterara de la muerte del matrimonio y su amigo, quien había viajado por ese día desde Santiago.

TVN a las 14 hrs y 16 hrs, del 30 DE DICIEMBRE DE 1977 transmite en directo desde Coquimbo, es decir luego des desplazamiento de un móvil con sistema de emisión de microondas, el agente de la DINA-CNI Roberto Araya entrevista por de Televisión Nacional para todo el país a LUIS PATRICIO SERRE a la fecha intendente de la región de Coquimbo en ese entonces, quien declara sobre los hechos acontecidos, este OFICIAL del régimen fundador del neoliberalismo, hace hincapié en la tranquilidad frente a la consulta que se realizaría el 4 de enero de 1978. 

La versión oficial de los hechos difundida por Luis Patricio Serre (Intendente), fue que los tres extremistas se provocaron la muerte manipulando explosivos, que serían ocupados para instalarlos en un lugar determinado de las ciudades de La Serena y Coquimbo, de acuerdo a lo que informó el INTENDENTE la misma noche del viernes 30, los artefactos serían instalados en lugares públicos para aterrar a “la ciudadanía”, que debía pronunciarse en una consulta pública -fijada para el 4 de enero de 1978- de sobre la acusación de la ONU contra la junta militar por violaciones a los derechos humanos. Fue ese plebiscito donde se cortaba un pedazo del carnet.

Las criminales avalaron esta tesis con otros medios de prueba plantados en la mediagua de Sonia Valencia: 3 revólveres, una pistola, literatura marxista y panfletos del MIR, además de planos de La Serena y Coquimbo, todo disperso a la entrada de la vivienda. Esta versión se descubriría como una macabra “operación de exterminio” de la CNI. 

Así el régimen realizaba una cruel maniobra de guerra psicológica para acelerar los procesos de depuración o expurgación legal y contener las campañas de resistencia durante el ciclo de lucha que duro hasta 1990, en que el acuerdo entre las fracciones de la oligarquía desplazo a la casta militar del régimen dictatorial, por el actual régimen civil neoliberal, extractivista y patriarcal llamado por los de arriba Democracia.

*NADIE ESTA OLVIDADO—NADA ESTA OLVIDADO*

Artículo anteriorArgentina – Festejos por el campeonato: mucho más que una expresión de júbilo popular, un acontecimiento político inédito
Artículo siguientePerú – ¿Un intento de golpe dentro del golpe?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.