Inicio internacional La nueva jugada antichina de EEUU: ¿un golpe para Pekín o un...

La nueva jugada antichina de EEUU: ¿un golpe para Pekín o un disparo en el pie?

77
0
Compartir

SPUTNIK

La decisión de EEUU de cambiar las normas para la auditoría de empresas que cotizan en sus bolsas podría conducir a una pérdida de confianza por parte de los inversores globales, aseveraron las autoridades chinas. La experta Chen Fengying explicó por qué esta jugada afecta no solo al país asiático, sino también al norteamericano.

El Senado de EEUU aprobó una ley que podría privar a algunas empresas chinas del acceso a las bolsas de valores del país norteamericano. Según la nueva ley, todas las empresas deben demostrar que no están controladas por los gobiernos extranjeros y someterse a una auditoría de la Junta de Supervisión de Contabilidad de Compañías Públicas (PCAOB, por sus siglas en inglés). 

Anteriormente, este procedimiento era obligatorio solo para las empresas estadounidenses, pero lo es para todas las compañías, incluidas las chinas.

La Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China destacó en su comunicado que algunas provisiones de esta ley están dirigidas contra el país asiático y no se basan en las consideraciones profesionales relacionadas con la regulación de valores. Aparte de perjudicar los intereses de ambos Estados, esta iniciativa legislativa socava tanto la confianza de los inversores en los mercados de capitales de EEUU como su estatus internacional.

Josep Borrell

© AP PHOTO / VIRGINIA MAYOEntre China y EEUU: Europa se prepara para tomar una difícil decisiónVarias fuentes anónimas comunicaron a Reuters que la bolsa NASDAQ planeaba introducir las nuevas restricciones para la oferta pública de venta, una operación realizada en el mercado bursátil mediante la que un ofertante pone a la venta algún activo financiero. En particular, para cotizar en esta bolsa las compañías de algunos países —incluida China— deberían recaudar 25 millones de dólares a través de su oferta pública de venta o, como alternativa, contabilizar la cuarta parte de su capitalización posterior a la cotización. Como consecuencia Baidu, el motor de búsquedas chino, pasó a barajar la posibilidad de retirar sus acciones de esta bolsa y ponerlas a la venta en otra que esté más cerca del país asiático.

¿Por qué el mercado bursátil es tan atractivo?

El mercado bursátil de Estados Unidos siempre ha sido atractivo para las empresas chinas debido a que no tenía una regulación extremadamente estricta. Por ello, las mayores empresas tecnológicas chinas como Alibaba o Baidu optaron por lanzar sus ofertas públicas de venta en Nueva York. Mientras tanto las reglas para cotizar en las bolsas de China eran bastante estrictas; suponían un reto incluso para los campeones nacionales, y mucho más para las empresas emergentes.

Por ejemplo, para lanzar una oferta pública de venta en Shanghái, una empresa debe ser rentable durante al menos tres años y registrar más de 4,19 millones de dólares en beneficios totales. Para las empresas emergentes este requisito es muy alto.

Bandera de Australia

© CC BY 2.0 / JOHNNY JET / THE SUN’S OWN LANDPor qué Australia muerde la mano china que la alimentaOtra ventaja de cotizar en EEUU consistía en que de esta manera las empresas chinas obtenían acceso a la moneda extranjera. Por un lado, debido a la inclusión de los gigantes chinos en las cadenas de suministro globales, estos necesitaban dólares estadounidenses para realizar transacciones comerciales. Por otro, obtener moneda estadounidense dentro del país asiático no es tan fácil. 

¿Qué busca conseguir Washington con la nueva ley?

Formalmente, la nueva norma para cotizar en las bolsas estadounidenses persigue crear las mismas condiciones para todas las empresas. No obstante, esta medida está dirigida específicamente contra las empresas chinas y encaja perfectamente en la estrategia general de Washington de buscar frenar el desarrollo de China, aseveró a Sputnik Chen Fengying, experta del Instituto de Economía Mundial de la Academia China de Relaciones Internacionales Contemporáneas.

Según la politóloga, ahora, Estados Unidos está obsesionado con la idea de denigrar a China. Esto es especialmente evidente tras la expansión de la pandemia de coronavirus. Además, el incidente protagonizado por la empresa china Luckin Coffee, cuyas acciones cotizaron en Nueva York, exacerbó el problema del fraude relacionado con la oferta pública de venta. El caso de Luckin Coffee contribuyó a que ahora Washington crea que la práctica de exagerar los resultados financieros está muy extendida entre las empresas chinas.

Una investigación reveló que Luckin Coffee falsificó los datos de ventas de sus productos, inflándolos 310 millones de dólares. Como resultado, la comercialización de las acciones de Luckin Coffee en la bolsa de Nueva York se suspendió temporalmente. Tras reanudar su capitalización, se desplomó un 35%, hundiendo las cotizaciones de otras empresas chinas como Alibaba, iQiyi, Baidu y JD.com. Aunque estas compañías no guardan relación con Luckin Coffee, los inversores comenzaron a sospechar de que podían estar recurriendo a las mismas prácticas.

Elecciones presidenciales en EEUU (archivo)

© REUTERS / MARIO ANZUONI¿Se deben las tensiones entre EEUU y China a la campaña electoral estadounidense?“Creo que las empresas chinas realmente necesitan fortalecer la autodisciplina. Sin embargo, la nueva jugada de Washington está asociada con el populismo que se ha propagado recientemente [en el país norteamericano]. Ahora, las acciones de más de un centenar de empresas chinas cotizan en bolsas estadounidenses. Estados Unidos asegura estar actuando en interés propio. Sin embargo, no se da cuenta de que las compañías chinas traen consigo el capital que es tan necesario para el país norteamericano”, explicó.

Previamente la Administración Trump había prohibido a los fondos de pensiones  invertir en las acciones de compañías chinas. Y la semana pasada el Senado aprobó la ley de auditoría. 

Aparentemente, Washington entendió que la presión arancelaria ejercida sobre China no había funcionado y decidió allanar el camino para otra escalada y desatar una confrontación financiera con el país asiático. No obstante, como en el caso de los fondos de pensión, los inversores estadounidenses también se verán afectados si las empresas chinas son excluidas de las bolsas nacionales, dado que ocupan una parte importante en su mercado bursátil, advirtió Chen Fengying.

Una comisión de economía y seguridad sino-estadounidense calculó que actualmente un total de 156 empresas chinas con una capitalización bursátil de 1,2 billones de dólares está presente en los mercados de valores de EEUU, estimados en 36 billones de dólares. Según la experta, no es difícil deducir que su posible retirada de estos mercados financieros conduciría a una brusca caída de la capitalización bursátil de las bolsas estadounidenses.

“Durante los años posteriores a la crisis financiera cientos de compañías procedentes del país asiático comercializaron sus acciones en las bolsas estadounidenses. Y esto dio un gran impulso al desarrollo del mercado de valores de EEUU, ya que las herramientas financieras chinas fueron sustentadas por las oportunidades del mercado de China y las elevadas ganancias”, recordó.

Además, Chen Fengying enfatizó que es poco posible que Washington excluya a todas las empresas chinas de sus mercados de valores a corto plazo, pero no descartó el desenlace de este escenario a largo plazo. Y son la epidemia y la recesión económica mundial lo que se lo permite.

Al mismo tiempo, la entrevistada destacó que en cualquier caso las empresas chinas tienen alternativas a Nueva York. Así, en caso de que las cosas se pongan demasiado complicadas para ellas en la bolsa norteamericana, siempre podrán trasladar sus activos a las de Londres o Hong Kong. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.