Inicio nacional Javiera Parada – El “Mephisto” chileno en su torpe ascenso al...

Javiera Parada – El “Mephisto” chileno en su torpe ascenso al poder

277
0
Compartir

360 Noticias . Abril 18, 2021

Jorge Gálvez (ex dirigente del FPMR)

Klaus Mann novelista alemán escribe “Mephisto” su sexta novela en el año 1936, el libro trata de un actor y antiguo militante comunista Hendrik Höfgen, que colabora con el nazismo “no tiene amores, no tiene amigos: sólo su carrera le importa”, la novela está basada en un personaje real llamado Gustaf Gründgens director del teatro estatal Alemán en la época nazi.

En la novela Höfgen inicialmente huye a París cuando los nazis llegan al poder. Sin embargo, en el corto tiempo encuentra el apoyo de altos jerarcas nazis quienes le dan su resguardo, lo que le permite seguir con su carrera teatral.

La novela muestra a  Höfgen  en el cumpleaños del presidente del gobierno, en la fiesta están todos los personajes oscuros y temibles del régimen Nazi, pero también se encuentra el actor Höfgen, junto a industriales, comerciantes que adulan al presidente que está bajo la confianza del Fürher.

“Höfgen es un cínico en estado puro, un hombre con una ambición desmesurada, que es capaz de trepar por encima de los cadáveres que va encontrándose a su paso.” Höfgen obtiene bajo el régimen nazi el papel de Mephisto en Fausto Parte Uno y logra ser nombrado director del Teatro Nacional.

¿Hasta dónde una persona puede rebajarse para alcanzar notoriedad y reconocimiento por parte del poder? La respuesta es sencilla “Höfgen cuando los comunistas tenían un cierto peso en Alemania, él era comunista; cuando interesaba estar junto a los judíos y a su influencia, los judíos eran sus amigos.” en la época del Fürher las nazis son sus amigos.

Höfgen en ocasiones intentará ayudar a sus amigos que son perseguidos por el régimen nazi, pero siempre termina resguardando su relación con sus mecenas, incluso su amante de piel morena termina en manos de la Gestapo y él renegando de ella.

Quién puede entender las acciones y el camino que emprende Javiera Parada, junto a los verdugos de su padre, descartando opciones psicológicas, sociológicas nos queda sólo el inhóspito camino de ascenso al reconocimiento del poder, pero no de cualquiera, sino de aquel que está al lado del mal, el destructivo, el que devora a su propia descendencia. Camino dónde en su trayecto se va perdiendo la ética, la moral, y las convicciones si alguna vez se tuvieron.

La última decisión de Javiera Parada la retrata de cuerpo entero, su apoyo público a la candidatura del candidato de Evópoli el exministro de Hacienda, Ignacio Briones. Evópoli no es cualquier partido de derecha, tras su imagen más liberal, se presenta en la realidad una organización fundamentalista de ultraderecha, de carácter fascista…luego de esto no hay más que decir o agregar…Mephisto nos mira en su torpe ascenso al poder.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.