Inicio historia y teoria EL TROTSKISMO: EL OTRO COMUNISMO….

EL TROTSKISMO: EL OTRO COMUNISMO….

215
0
Compartir

Pepe Gutiérrez-Álvarez, Estado Español

En 1927, la Oposición de Izquierda pasa de ser tolerada a ser perseguida (se la acusa de haber intentado dar un “golpe de Estado” en la celebración de una revolución que ha sufrido un trastorno burocrático y nacional gran ruso que la hace irreconocible. La “actualidad de la revolución” se manifiesta en China y en la huelga general británica, pero el Komintern ha cambiado de perspectiva: ahora actúa desde el objetivo central de la “defensa de la URSS” encarnada por el partido-Estado liderado por “el Lenin de hoy”, Stalin…

El PCE, principal objetivo junto con la CNT del golpe militar de Primo de Rivera ha dejado lejos las ilusiones del inicio y trata de sobrevivir. Su dirección queda en manos de los funcionarios. En esta tesitura se desarrolla la Oposición de izquierdas se forma en 1930 abogando por una reunificación de todas las corrientes, por reformar el partido y la Internacional. 
A pesar de las dificultades, su desarrollo hasta 1934 es notable en una fase de expansión del pueblo militante. Reúne alrededor de 800 adherentes de los cuales prácticamente la mitad son campesinos de Llerena y alrededores. Se distingue especialmente por su capacidad propagandística, edita a Trotsky y a sus propios líderes (Nin y Andrade), edita “Comunismo” que ofrece los mejores análisis sobre cuestiones determinantes como el frente único contra el fascismo, la naturaleza del estalinismo, la caracterización del PSOE y la UGT, la crítica al izquierdismo del PCE y de la FAI (¡tan parecidos¡)…Sus cuadros (Molins i Fábrega, Teresa Andrade, José Mª Loredo Aparicio, Emilio García (padre de García Rúa), Eusebio Cortezón, García Palacios, Esteban Bilbao, etc), son reconocidos en ciertos medios. “Son los mejores teóricos de la clase obrera”, dice de ellos el jefe de las juventudes socialistas. Pertenecen a una nueva internacional que apenas consigue reunirse tratando de asumir lo que no hace la III Internacional. Mientras que Trotsky mantiene sus actividades ciclópeas pero inevitablemente alejadas de los países que no conoce, desde estos el pequeño equipo trata de insertarse. En España lo consiguen a través de la Alianza Obrera que animan Maurín y el BOC, que han evolucionado claramente hacia posiciones cercanas. Dada la radicalización de las juventudes socialistas en todas partes, Trotsky aboga por trabajar con ellas para acelerar la creación de un partido leninista contra el reloj. Hay un debate dentro de lo que era posible y la casi totalidad de la IC que ya en 1932 había renunciado a “reformar” al PCE, opta por la “unificación marxista” rechazando sin embargo hacerla al lado de la izquierda socialista que le abre las puertas. Los bolcheviques-leninistas no creen que sea posible realizar la hipótesis trostkiana. 
La ignominiosa derrota del obrerismo alemán confirma con creces la verdad de las críticas de la oposición, pero, ironías de la historia, esta derrota convierte a la URSS en la vanguardia y la retaguardia para las nuevas generaciones antifascistas…Trotsky deja de escribir sobre España, su mayor preocupación es que el POUM no refuerza la oposición a la creación unilateral de la IV Internacional. Aún y así, el POUM es invitado al congreso fundacional de 1938 en casa del amigo esta opción, Alfred Rosmer, pero la infiltración estaliniana…Veinte años después de Octubre (1937), la historia pasaba muy lejos del camino que había abierto.
No entender esto es condenarse a no entender nada. Hay en todo esto una paradoja: un trotskismo que desobedece a Trotsky.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.