Inicio sindicatos El gobierno de Allende tenía respaldo popular

El gobierno de Allende tenía respaldo popular

498
0
Compartir

PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE 

24 AGOSTO 2020

*****

“.. Abre todas las puertas de par en par, para que el viento lleve adentro de tu hogar, el polen bullicioso de nuestra flor, para que crezcan miles más de un millón..”.

Victor Heredia

*****

1.- Cuando a los democristianos encabezados por Aylwin y a los nazionales dirigidos por Jarpa les quedó claro que la población seguía apoyando al gobierno de la Unidad Popular, no tuvieron más alternativa  que aplicar su siniestro Plan B y dar curso a las acciones orientadas a concretar el golpe de estado, que venían preparando por largo tiempo, con el apoyo y financiamiento yanqui.

Y es que no lograban explicarse cómo, luego del desabastecimiento provocado, el terrorismo de patria y libertad y la Rolando Matus, y toda su ofensiva comunicacional, la población seguía apoyando el gobierno de Salvador Allende.

La UP había requerido de un acuerdo con la democracia cristiana para ratificar a Allende en el congreso pleno en 1970, toda vez que aunque obtenido el primer lugar en las elecciones, el resultado no era suficiente para asumir el gobierno. 36,3% habían sumado los votos de la UP en la presidencial, mientras que en las parlamentarias de marzo de 1973, la votación se había empinado por sobre el 44%.

¿Porque traer a colación una información de este tipo después de todo el tiempo transcurrido? Porque el centro y la derecha política han insistido por decenios en qué el gobierno de Allende fue un fracaso y no tenía respaldo popular. Una falacia que han apoyado la mayoría de los medios de comunicación y que repiten como loros, aquellos que temen al pueblo organizado.

El gobierno de Allende no solo había respetado todos los derechos laborales, sino que también había dignificado a los trabajadores, dando legalidad a su Central Única, habilitando centros recreacionales, entregado 1/2 litro de leche diario por cada hijo, impreso miles de libros de bolsillo con las obras de los principales escritores del mundo, a un precio accesible para los trabajadores. El tren de la cultura recorrió todo el país, llevando la presencia de los artistas populares a millones de humildes que hasta entonces estaban impedido de verlos.

También se habían entregado miles de casas, avanzado en pavimento de calles y veredas, mejorado la infraestructura y la atención en los hospitales, dentro de muchos otros avances prometidos durante la campaña presidencial. 

2.- Ciertamente que hubo falencias, también errores y cómo no, si por primera vez había un gobierno del pueblo que debía corregir cientos de fallas de un Estado instalado para ser dirigido y administrado por la burguesía y sus servidores. No se logró, por ejemplo, establecer una jornada de trabajo de 8 horas diarias para todos y tampoco fue posible establecer el derecho universal a la sala cuna y tampoco se logró explicar con acierto el rol de la JAP en cada uno de los barrios, entre otras. Habrán transcurrido decenas de años desde aquel tiempo hermoso que vivimos, pero aún no se hace toda la discusión, ni se exponen abiertamente  las fallas que si las hubo y que fueron en definitiva, las que permitieron que el discurso de la derecha golpista comenzara a ganar espacios en la población.

El resultado de aquello ya lo conocemos.

3.-  Los trabajadores, el pueblo, son los principales actores en el proceso de avance hacia la construcción de esa sociedad justa y digna que reivindicamos, por lo que junto con conocer de la historia estamos obligados a hacer todos los esfuerzos por no cometer errores que puedan horadar y llegar a destruir lo que construimos.

De cada uno de nosotros depende la construcción de la nueva sociedad, eso nunca debemos olvidarlo.

*****

Nuestra fuerza la Unidad

Nuestra meta la Victoria

MANUEL AHUMADA LILLO 

Secretario de la C.G.T. CHILE

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.