Inicio Internacional EEUU humilló a China hace 30 años en Taiwán. Ahora tienen poder...

EEUU humilló a China hace 30 años en Taiwán. Ahora tienen poder para hundir los superportaaviones norteamericanos

129
0

Xataka

  • Han construido una gigantesca maqueta del buque insignia militar de Estados Unidos para maniobras militares
  • Van a invertir 1,4 mil millones de dólares hasta 2028 para tener potencia como para hundir un portaaviones de EE.UU.

9 marzo 2024

Actualizado 11 marzo 2024alejandro-alcolea

Alejandro Alcolea

Es evidente que las relaciones entre Estados Unidos y China no están en su mejor momento. Los dos países (y, por ende, muchos otros) están en pleno proceso de guerra tecnológica y comercial que tiene un objetivo claro por parte de Estados Unidos: impedir que China se haga con tecnología para reforzar su ejército. Eso no impide que el gigante asiático esté destinando muchos recursos en forma de efectivo e investigación para modernizar sus fuerzas, y los portaaviones juegan un papel fundamental.

¿El motivo? No quieren que se repita algo como la Tercera Crisis de Taiwán.

Supremacía marítima. Un portaaviones es un monstruo marítimo extremadamente importante cuando se quiere tener supremacía en cualquier terreno. El motivo es que pueden desplegar tanto cazas de combate como aviones de reconocimiento en cualquier parte del mundo de forma sencilla. Por no hablar del armamento que algunos portaaviones incorporan y que puede cambiar el curso en algunas batallas. De hecho, son tan relevantes que se utilizan como una fuerza intimidatoria, aunque algunas fuentes afirmen que han perdido parte del sentido en la guerra moderna.

Los portaaviones son una ruina absoluta: la reparación del HMS Prince of Wales es el mejor ejemplo

EN XATAKA

Los portaaviones son una ruina absoluta: la reparación del HMS Prince of Wales es el mejor ejemplo

Y llegamos a la Tercera Crisis de TaiwánLa guerra entre China y Taiwán es algo que está constantemente sobre la mesa. Sería algo devastador a todos los niveles tanto para la sociedad como para la industria, pero es algo que viene de lejos. Llevan décadas con tensión geopolítica entre ambos territorios, algo que desencadenó en la Tercera Crisis de Taiwán en 1995.https://d-30162480481115143136.ampproject.net/2402262017000/frame.html

China realizó una serie de maniobras apuntando misiles hacia Taiwán y Estados Unidos llegó con el USS Bunker Hill y portaaviones como el USS Independence de la guerra de Vietnam y el USS Nimitz, un superportaaviones nuclear mucho más moderno. Con esas naves, Estados Unidos amedrentó a una China sin potencia marítima y el conflicto, aunque con un año de tensión, no llegó a consumarse.

China dijo «nunca más». Eso motivó que China emprendiera un programa de modernización de sus fuerzas y, sobre todo, de su capacidad marítima, que dependía de la construcción o compra de superportaaviones. Compraron portaaviones de varios países -rusos entre ellos- para estudiarlos y uno de los resultados es el Fujian, con catapultas de lanzamiento electromagnéticas (como las de los últimos superportaaviones de Estados Unidos) y con capacidad para lanzar los modernos cazas J-35.

Fujian
Superportaaviones Fujian. Imagen de Ministry of National Defense The People´s Republic of China/ LI GANG/XINHUA

Capacidad para hundir portaaviones. No todo el plan de China pasa por tener una flota de portaaviones, sino medidas para contrarrestar a los gigantes marítimos del enemigo. Para ello, se estima que entre 2024 y 2028 se va a destinar una dotación de 1,4 mil millones de dólares para modernizar el Ejército Popular de Liberación. Gran parte de ese esfuerzo militar irá a parar en la compra y construcciones de naves, pero también a medidas para que sus naves actuales, submarinos y plataformas de misiles puedan hundir portaaviones.

Pearl Harbor 2. De hecho, hace unas semanas se encontraron imágenes satelitales que mostraban cómo China había construido una maqueta del impresionante USS Gerarld R. Ford norteamericano en el desierto de Taklamakan. Se trata de una réplica que está acompañada de otras maquetas más pequeñas de navíos norteamericanos y hasta de bases navales que se utilizan en maniobras y ensayo con armamento. Y no deja de ser otra demostración de fuerza frente a Estados Unidos.

Ahora bien, no es fácil. Hundir un buque de esta clase no es fácil. Además de las naves que hacen de escudo, el propio portaaviones cuenta con una serie de medidas de contraataque y defensa, pero está claro que China no quiere volver a ser humillada en el mar y ahí están los DF-26. Son misiles de largo alcance apodados como ‘asesinos de portaaviones‘, en una declaración de intenciones de los militares chinos. De la manera que sea, es evidente que China está muy preocupada por reforzar sus fuerzas militares, algo que es una industria enorme en Estados Unidos y que, por el bien de todos, esperamos que sólo se quede en maniobras intimidatorias sin que pasen a fuego real.

Portada | US Navy Research (YouTube) / Armada de Estados Unidos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.