Inicio internacional Ecuador de la revolución ciudadana a la vuelta a la república de...

Ecuador de la revolución ciudadana a la vuelta a la república de los banqueros

111
0
Compartir
El Clarín de Chile,  07 Febrero 2018

 ESCRITO POR RAFAEL LUIS GUMUCIO RIVAS (EL VIEJO)

Todos los partidos contra Rafael Correa Delgado en el referéndum solo lograron  un 67 contra 37 sufragios en las preguntas más importantes.

En la Asamblea Nacional, Cámara única en Ecuador, de 137 miembros, la Alianza País logró 73 asambleístas;  Creo y Suma, 34;  el Partido Socialcristiano, 15.

La candidatura del banquero Lasso ya cuenta con el apoyo del Partido Socialcristiano y el de Abdalá Bucaram (Jr.), es decir, el 16,31% más el 6,17%, que en su conjunto daría 50,53%. Es cierto que para la segunda vuelta el traspaso de votos no es mecánico, pero no es menos cierto que casi todos los candidatos opositores están en contra de la revolución ciudadana, sobre todo, contra el gobierno de Rafael Correa.

En la segunda vuelta, el clivaje se ubica entre mantener y profundizar la revolución ciudadana o bien, volver al caos y a la corrupta “república de los  banqueros”. Este fenómeno de la restauración derechista no sólo es ecuatoriano, también que  abarca a la mayoría de los países latinoamericanos: en Argentina triunfó un frívolo y millonario empresario, Mauricio Macri; en Perú, un lobista, P.P. Kuciznski,; en Brasil, Michel Temer,   que se hizo del poder luego de un “golpe de Estado parlamentario”.

El olvido, por lo general, favorece a los candidatos más corruptos y que abusan del pueblo para conseguir sus fines. El banquero Lasso, que ahora desempeña el papel de bueno, tiene un programa muy similar al del chileno, Sebastián Piñera, en el sentido de prometer más de un millón de empleos, rebajar los impuestos para favorecer a los más ricos y privatizar educación y salud, entre otras promesas y, como los electores tropiezan con la misma piedra, los fachos pobres se disponen a votar por su amo, para que le sigan robando sus ahorros.

Uno de los lemas de la campaña de Lenin Voltaire Moreno es “Prohibido Olvidar”. La historia de la república de los banqueros de Ecuador, desde 1997 al 2006 es, a todas luces, un nido intrincado de corrupción y de “partidocracia”, propio de una clase política cleptómana, además de baja y notoria calidad política. El Parlamento era un verdadero antro de basura donde los supuestos representantes del pueblo se dedicaban a la “lucha libre”, mediante insultos soeces y palabras irreproducibles. Para el Ejecutivo, el pueblo elegía a Presidentes payasos y corruptos.

Ecuador tiene la desgracia de contar con un partido socialcristiano, que es predominante en la Costa de ese país, especialmente en la ciudad de Guayaquil, la más poblada de Ecuador. El Partido Socialcristiano representa la de derecha del espectro político ecuatoriano que, bajo el pretexto de llamarse cristiano para ganar adeptos, ha sido siempre aliado de los banqueros y millonarios.

Los Presidentes apoyados por este Partido han sido los más corruptos y pusilánimes: Osvaldo Hurtado inició el robo del dinero de los ahorristas por parte de los banqueros, quien decretó que el Estado se hiciera cargo de la deuda de las instituciones financieras en la antigua moneda, el Sucre, pagando a los extranjeros en dólares, es decir, el Estado – los ecuatorianos – cargaban con la diferencia entre la devaluada moneda nacional y el dólar.

Posteriormente, el Partido Socialcristiano apoyó a Jaime Mahuad, quien recibió un aporte de  millones de dólares del banquero Guillermo Lasso, actual candidato a la presidencia de la  república. Durante el gobierno de Mahuad, los principales bancos ecuatorianos se arruinaron debido a la absoluta falta de regulación, como consecuencia de una ley, promovida por el actual candidato Lasso, que pretendía dar una garantía estatal a los depósitos bancarios, es decir, que el Estado fuera al rescate de los bancos quebrados, como ocurrió  con el Banco Continental y, posteriormente, con casi la totalidad de los demás bancos ecuatorianos; Mahuad prometió a los ciudadanos que sus depósitos no serían tocados y que el Estado jamás los intervendría. Entre tanto, el Sucre se devaluaba día a día, y muchos almacenes y centros comerciales se negaban a aceptar el pago en dinero nacional.

Sorpresivamente, Mahuad decretó el feriado bancario por 24 horas, que luego se prolongó a 48 horas, por último, a una semana completa. Nadie podía realizar ningún trámite bancario, ni siquiera, para comparar alimentos o remedios; al fin, Mahuad eliminó el Sucre como moneda nacional y dolarizó la economía ecuatoriana – un dólar equivalía a 25.000 Sucre, es decir el depositante recibía una ínfima parte de lo que había logrado ahorrar (un tercio)  – Esta situación produjo un éxodo de ecuatorianos hacia los demás países del mundo. Hasta ahora, sólo han sido juzgados tres banqueros, y la mayoría ha escapado de la justicia. El ex Presidente Mahuad, ahora radicado en Estados Unidos, dicta clases en una universidad de ese país, y recién ahora va a ser juzgado.

El ex Presidente Abdalá Bucaram gobernó durante seis meses, y fue declarado demente por la Asamblea Nacional, por 44 votos de los 82 legisladores, sin siquiera cumplir con la cifra exigida para exonerar de sus funciones a un Presidente; claro que Bucaram era corrupto, alcohólico narco dependiente y notoriamente enajenado.

En la sucesión conflictiva de Bucaram hubo tres Presidentes: el parlamentario Fabián Alarcón, que estuvo del 6 al 9 de febrero de 1997; la vicepresidenta Rosalía Arteaga, del 8 al 11 de febrero, y Bucaram, que se negaba a abandonar el cargo, hasta que abandonó el país con rumbo a Panamá.

El coronel del ejército, Lucio Gutiérrez, se presentó a candidato y fue elegido Presidente, (2003-2001), pero fue derrocado mediante una rebelión popular, llamada de “los forajidos”. Gutiérrez comenzó manifestando su amistad y cercanía con Hugo Chávez y, posteriormente viró la derecha apoyando a George W. Bush. Su gobierno fue el más corrupto de la historia de Ecuador y se vio forzado a asilarse en la embajada de Brasil.

A este gobernante lo reemplazó su vicepresidente, Alfredo Palacios.  En las lecciones de 2006, el desconocido economista Rafael Correa, que sólo había sido ministro de economía durante el período de Palacios, logró llegar   segundo en la primera vuelta, con un 22,84%, versus el 26,13% del millonario Gustavo Noboa; en la segunda vuelta Rafael Correa ganó los comicios con un 56,67%, contra un 43,33% de Noboa (este último había gobernado Ecuador desde el 200 al 3003, representando al Partido Socialcristiano).

Presidentes de Ecuador

Jaime Roldós 1979 1981
Osvaldo Hurtado 1981 1984
León Febres Cordero 1984 1988
Rodrigo Borja 1988 1992
Sixto Durán 1992 1996
Abdalá Bucaram 1996 1997
Fabián Alarcón Feb 6 1997 Feb 9 1997
Rosalía Arteaga 9 Feb  1997 11 feb 1997
Fabián Alarcón 11 feb 1997 9 agosto 1998
Jamil Mahuad 1998 2000
Gustavo Noboa 2000 2003
Lucio Gutiérrez 2003 2005
Alfredo Palacios 2005 2007
Rafael Correa 2007 2017

 

 

Rafael   Correa

2006
1  vuelta  Rafael Correa 22.84 %
Gustavo Noboa  26,63  %

 

2009

Rafael Correa 51,99
Lucio Gutiérrez 28,24

 

2013

Rafael Correa 57,17
Guillermo Lasso 22,68

 

Muerte Cruzada

Nuevas elecciones un revocatorio

Iniciativa  Presidencial

De la asamblea

Son necesarios 90 asambleístas  Alianza País solo tiene 73

Juicio político

Caso  Bucaram

6 de febrero 1997

Por decláralo loco  44  de 82

Caso  Gutiérrez

2 de Abril  2005

Exonerarlo declarar vacante el cargo

60 de 100

 

Rafael Luis Gumucio Rivas (El viejo)

7 02 2018

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.