Inicio internacional Desmontando la Solución de la Autonomía del Sáhara Occidental. Por Mah Iahdih...

Desmontando la Solución de la Autonomía del Sáhara Occidental. Por Mah Iahdih Nan

258
0
Compartir

Desmontando la Solución de la Autonomía del Sáhara Occidental


Por Mah Iahdih Nan

A principios de los ochenta cuando la guerrilla del POLISARIO infligía al Ejercito Marroquí sonadas derrotas una tras otra, en una de ellas el régimen Alawita perdió un regimiento de más de 3.000 hombre y 5 aviones en 24 horas.

El tramposo Hassan II, se descolgó momentáneamente de sus pretensiones expansionistas en la cumbre de la OUA en NAIROBI y acepto la celebración de un Referéndum de autodeterminación del pueblo Saharaui, era solo una escaramuza diplomática para conseguir una tregua, que se olvido de ella, en cuanto los reyes feudales del Golfo y Sadam Hossein le extendieron varios cheques en blanco, acompañados de asesores Judíos y armamentos americanos y franceses.

El resultado de toda esta combinación fue la construcción del Muro militar más largo del planeta, que le dio al Régimen un respiro temporal, hasta que los guerrilleros Saharauis, a mediados de los ochenta descifraron el código de penetración y convirtieron la gran obra Arabe-Judía-Francesa-Americana, en una cementerio de soldados Marroquíes. Fue entonces cuando el taimado y marrullero Hassan II, tejió el gran engaño a las Naciones Unidas y al pueblo Saharaui, aceptando el Plan de arreglo del conflicto Saharaui, consistente en la celebración de un Referéndum de autodeterminación del pueblo Saharaui.

A finales de los noventa del siglo pasado cuando el régimen Marroquí, decidió quitarse la careta de la trampa que había tendido a las Naciones Unidas y al pueblo Saharaui aceptando la celebración del Referéndum, renegando de todos los compromisos adquiridos y firmados con la comunidad internacional. Recibió la inestimable ayuda y asesoramiento de consejeros Españoles vinculados al Partido Socialista Obrero Español (el otrora partido comprometido con la justicia y la legalidad en el Sahara Occidental). Se crearon grupos de trabajo conjuntos que engendraron la idea de ofrecer a los Saharauis una amplia Autonomía del Sahara en el seno de Marruecos, algo similar a las autonomías de Cataluña y País Vasco.

De aquí nace el mantra cansino y reiterativo de la solución de la Autonomía, propagado y esparcida hasta la saciedad, los últimos 20 años por el Majzen. Los grandes éxitos, del engendro llamado Autonomía son; el CORCAS (un nido de oportunistas, aprovechados, vende patrias y mercenarios) y la llamada televisión de Aaiun, un canal de propaganda de la ocupación que practica el Majzen en el Sahara.

Los impulsores de la idea, pretendían por un lado rescatar la monarquía Feudal después de haber renegado de sus compromisos con los entes internacionales y de haberse saltado las normas y la legalidad internacional. Y por otro lado aspiraban a camelar a los Saharauis con una propuesta fuera de lugar, de tiempo, de marco, de circunstancias y hasta de escenario.

No hace Falta reiterar que El conflicto del Sahara Occidental, es un caso de manual de descolonización inconclusa, y según la legalidad internacional y las cartas de Naciones Unidas, los procesos coloniales se solucionan a través de consultas de autodeterminación y en ningún caso figura la Autonomía como opción de desenlace de un proceso de descolonización, y tampoco se ha probado en ningún territorio colonial.

La Ley internacional referida a los territorios coloniales, es clara en este sentido: “cualquier subyugación, dominación o explotación extranjera se considera una vulneración de los derechos fundamentales de los pueblos”, una autonomía de una región o país dentro de otro no respetaría este apartado de la ley de descolonización de los países y pueblos coloniales. La autonomía, aunque sea la más amplia posible siempre significará la persistencia y consolidación de la dominación y explotación de un territorio y de sus gentes por parte de un país extranjero.

La ley 1514 establece que: “Todos los pueblos tienen el derecho a la libre determinación”, la libre determinación en ningún caso contempla la concesión de una Autonomía, al ser esta un concepto diametralmente opuesto al espíritu y a la letra de la libre determinación, que emana de la expresión popular y no de un acuerdo político.

Así mismo, esta misma ley establece; “el traspaso de poderes a los pueblos de esos territorios sin condiciones ni reservas, en conformidad con su voluntad y sus deseos libremente expresados, y sin distinción de raza, credo, color, para permitirles gozar de una libertad y una independencia absoluta”. Este punto de la ley es sencillamente opuesto e incompatible con la concesión de una Autonomía.

¿Donde quedarían los poderes autóctonos sin condiciones ni reservas?

Teniendo en cuenta que aunque la población autóctona tenga ciertas competencias, el poder máximo lo ostenta un estado extranjero. ¿Cómo se solventarían sus deseos libremente expresado? Si solo se les concede una autonomía y no han tenido la posibilidad de expresar sus deseos, a través de un ejercicio libre y democrático. Y finalmente, ¿en que lugar dejaríamos su libertad e independencia absoluta?, la concesión de una autonomía bajo supervisión de un estado extranjero, es contraria y discrepante con el termino independencia absoluta.

Además habrá que añadir que el plan de arreglo del año 1991 propuesto por las Naciones Unidas, aceptado y firmado por las dos partes en litigio, y hasta el momento es el único marco de encuentro y convergencia entre las dos partes; tampoco contempla la Autonomía como opción de solución. El plan de arreglo solo habla del Referéndum y de elegir entre las opciones de independencia e integración.

Los artífices y lumbreras Españoles de la solución mágica de la Autonomía, no tuvieron en cuenta o pasaron por alto de que a pesar de la proximidad geográfica, Marruecos y España están separados por al menos 6 siglos de existencia. Endosar una Autonomía, con ciertas prerrogativas y competencias, en un estado como Marruecos, anclado en la baja edad media, donde el Rey es amo, dueño y señor de todos los bichos vivientes que habitan desde Tanger hasta Uad Num, es algo inconcebible y que solo cabe en mentes torpes y profanas.

El sistema de funcionamiento del Majzen, como estado centralizado, que se inmiscuye e interviene en los detalles más ínfimos de la vida del pueblo Marroquí; es antagónico e irreconciliable con la concesión de poderes locales o regionales A parte de que la Autonomía no se ajusta ni forzandola a la legalidad internacional, ni tampoco a las propias condiciones reales que se dan sobre el terreno. Hay que tener siempre en cuenta, que el pueblo Saharaui mayoritariamente no siente ningún tipo vínculos ni lazos con el Reino de Marruecos.
Los Saharauis, tienen una identidad marcadamente propia y singular muy diferenciada de la del pueblo Marroquí. Su lengua, su cultura, su arte, su música, su gastronomía, su idiosincrasia, sus hábitos, su vestimenta, sus relaciones sociales, su modo de vida, su hábitat y su forma de entender la vida y la religión; son totalmente diferentes a las del pueblo Marroquí, ni mejores ni peores, sencillamente diferentes y es ese hecho diferencial el que hace que no se sientan Marroquíes.

Si eludimos la legalidad internacional, la justicia, las circunstancias del Estado Marroquí y hasta los sentimientos del pueblo Saharaui; tampoco encontraremos lugar para encajar la Autonomía.

Marruecos es un estado que vive de forma sistemática y perenne en una situación socioeconómica calamitosa, donde los índices de desarrollo humano del pueblo Marroquí, figuran en la cola del mundo.

Las cifras de analfabetismo, el paro, la cobertura sanitaria, la vivienda y la emigración son alarmantes, a pesar de la descomunal ayuda financiera que recibe el estado Marroquí de organismos internacionales y que no repercute en mejorar la situación socioeconómica del pueblo Marroquí, al revés, cuanta más ayuda recibe peores son los índices de desarrollo humano.

Con este panorama, sumado a una economía basada en sectores poco sostenibles como el contrabando de Drogas, las remesas de los inmigrantes y el pillaje de los recursos naturales del Sahara.

¿Alguien es su sano juicio puede comprender que los Saharauis vean en la Solución de la Autonomía algún aspecto atractivo que pueda seducirles a aceptarla? – Creo categóricamente que NO.

Fuente: El Confidencial Saharaui.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.