Inicio Derechos Humanos Defensores de derechos condenan el fallo del Tribunal británico sobre extradición de...

Defensores de derechos condenan el fallo del Tribunal británico sobre extradición de Assange a EEUU

83
0
Compartir

Sputnik

El Tribunal de Apelaciones de Inglaterra y Gales aprobó la extradición a EEUU del fundador y ex director de WikiLeaks, Julian Assange. Su defensa calificó el fallo como un «gran error» y prometió que «apelaremos esta decisión lo antes posible». Organizaciones civiles y gubernamentales del mundo ya han expresado su condena a la medida.

La ONG internacional Reporteros Sin Fronteras (RSF) condena la decisión de la justicia británica, declaró el secretario general de RSF, Christophe Deloire.

«Condenamos la decisión de hoy [el 10 de diciembre] de la Corte Suprema del Reino Unido de permitir la extradición de Julian Assange a EEUU», dijo en su cuenta de Twitter.

Deloire expresó la certeza de que Assange está siendo perseguido «por sus contribuciones al periodismo».

«Defendemos este caso debido a sus implicaciones peligrosas para el futuro de la libertad de prensa en todo el mundo. Ha llegado la hora de poner fin a más de una década de persecución, de una vez y para siempre. Es la hora de poner en libertad a Assange», afirmó.

El secretario general de RSF recordó que el 10 de diciembre, cuando se anunció el fallose celebra la ceremonia del premio Nobel de Paz, otorgado este año a dos periodistas, y se desarrolla la Cumbre por la Democracia, convocada por EEUU, con más de 100 países invitados.

«No puede haber mayor símbolo de contradicción», subrayó.

FIP: la extradición de Assange amenaza los principios de la libertad de prensa

La eventual extradición de Julian Assange a Estados Unidos pone en peligro los principios de la libertad de los medios de comunicación, declaró a Sputnik un portavoz de la Federación Internacional de Periodistas (FIP).

«La extradición de Assange a Estados Unidos pondría en peligro no sólo su vida, sino también los principios fundamentales de la libertad de prensa. La asociación apoyará cualquier esfuerzo del equipo legal de Assange para impugnar este fallo judicial», dijo el interlocutor de la agencia.

Baltasar Garzón critica la sentencia

El abogado y exmagistrado español, Baltasar Garzón, criticó la sentencia del Tribunal de Apelación inglés, que acepta el recurso iniciado por Estados Unidos y da luz verde al proceso de extradición de Julian Assange.

«Consuma la persecución política desencadenada por EEUU contra WikiLeaks y Julian Assange por haber denunciado hechos gravísimos que afectaban a la seguridad de todos», denuncia en un comunicado remitido a Sputnik.

El también coordinador internacional de la defensa del periodista e informático australiano expresa su «más profundo desacuerdo con la decisión» de dos jueces lores Ian Duncan Burnett y Timothy Holroyde.

El fallo de ambos letrados echa por tierra el veredicto contrario a la extradición emitido el pasado enero por la magistrada de Westminster, Vanessa Baraitser. Aceptaron el recurso interpuesto por EEUU, en dos de los cinco puntos planteados por sus representantes legales designados por la Fiscalía británica.

Por una parte, rechazaron los envites del abogado del periodista, James Lewis, para desacreditar la integridad del principal testigo médico de la defensa y restar importancia a los diagnósticos sobre la frágil salud mental del nacional australiano, de 50 años.

Ambos letrados aceptaron, en cambio, la validez y peso de las garantías extrajudiciales que Washington ofreció a Londres en febrero de 2021.Garzón advierte de que la conclusión de los jueces de apelación «pone en riesgo evidente la vida» del fundador de WikiLeaks, cuya salud física y mental se ha debilitado tremendamente.

Assange apenas ha visto la luz del sol en la última década de sus 50 años de vida, que la ha pasado confinado en un espacio reducido de la Embajada de Ecuador en Londres y en la cárcel de máxima seguridad de Belmarsh, al sur este de la capital británica.

El reconocido abogado español confirmó además la intención de recurrir la sentencia dictada este viernes, 10 de diciembre.

«Agotaremos todos los recursos nacionales e internacionales para defender a quien no ha cometido delito alguno y ha resistido heroicamente y con coraje durante más de once años la persecución por defender la libertad de expresión y el acceso a la información», declara Garzón.

En primer lugar, el equipo de Assange solicitará permiso para recurrir ante el Supremo del Reino Unido en el plazo estipulado de catorce días, según indicó a Sputnik una fuente legal.

Una opción a más largo plazo implicaría llevar la apelación incluso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Amnistía Internacional: «Es una parodia a la justicia»

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) tildó de «parodia a la justicia» la decisión de la Alta Corte de Londres de autorizar la extradición a EEUU de Assange.

«Es una parodia a la justicia… El tribunal decidió aceptar las garantías incorrectas de Estados Unidos de que Assange no sería sometido a confinamiento solitario en una cárcel con régimen penitenciario duro», declaró el director de AI para Europa, Nils Muiznieks.

Rusia condena la decisión de la justicia británica

La decisión del Tribunal de Apelación de Inglaterra y Gales es vergonzosa, declaró la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.»Este veredicto vergonzoso en el marco del caso político contra el periodista y figura pública es otra manifestación de la cosmovisión caníbal del tándem anglosajón», escribió Zajárova en su canal de Telegram, agregando que de este modo «digno» Occidente celebró el Día Internacional de los Derechos Humanos y el fin de la «cumbre de las democracias».

El representante de la OSCE para la Libertad de los Medios de Comunicación debería supervisar el caso de Julian Assange, después de que la justicia británica permitiera su extradición a Estados Unidos, declaró la misión permanente de Rusia ante la OSCE.

«Hoy el Tribunal Superior de Londres admitió el recurso de EEUU en la causa de extradición de Assange. Estamos seguros de que el representante de la OSCE para la Libertad de los Medios de Comunicación debería ejercer una vigilancia estrecha sobre ese asunto», dice un comunicado de la Embajada rusa en su cuenta de Twitter.

Esa sentencia viene a ser una «triste noticia en el Día de los Derechos Humanos para todos los que luchan de verdad en su defensa», agrega el texto.

Cuba denuncia la persecución contra Assange

Por su parte, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, afirmó que EEUU persigue y busca venganza contra Assange, por haber difundido sus «crímenes de guerra y prácticas injerencistas».

«Con persecución versus Assange, EEUU busca venganza y castigo por revelaciones de sus crímenes de guerra y prácticas injerencistas», escribió el diplomático en su cuenta de Twitter.

El canciller añadió que EEUU «pretende un escarmiento versus todo el que denuncie su conducta criminal», y advirtió sobre graves consecuencias para el periodismo y la libertad de expresión.

Este viernes, 10 de diciembre, el Tribunal de Apelación de Inglaterra y Gales dio luz verde al proceso de extradición a EEUU de Assange.

El caso fue ahora remitido de vuelta al Tribunal de Magistrados de Westminster, que frenó la extradición el pasado enero ante el «riesgo sustancial» de que el fundador de WikiLeaks se suicide en un penal estadounidense de máxima seguridad.

Mientras, Assange seguirá recluido en la cárcel de máxima seguridad de Belmarsh, según declaró el juez de apelación.

El programador se enfrentará a una condena de hasta 175 años en prisión, si Reino Unido accede a entregarle y es juzgado en Estados Unidos.

La justicia estadounidense reclama al periodista australiano para juzgarle por un cargo de conspiración para infiltrar sistemas informáticos gubernamentales y otros 17 por supuestos delitos de obtención y difusión de información confidencial en violación de la ley de Espionaje.

Las imputaciones de EEUU están relacionadas con la publicación en WikiLeaks de unos 90.000 partes de actividades de la guerra en Afganistán, 400.000 de acciones en Irak, 250.000 «cables sin editar» del Departamento de Estado y más de 800 informes sobre los reclusos retenidos en Guantánamo.

Los informes confidenciales desvelan pruebas e indicios de crímenes de guerra y se publicaron en su inmensa mayoría en distintos medios nacionales, como el The New York Times, El País o The Guardian, en cooperación con WikiLeaks.

Las asociaciones de prensa y organizaciones de Derechos humanos y libertades civiles alertan de que la extradición de Assange por difundir información contraria a los intereses del Gobierno estadounidense sería un atentado contra la libre expresión, el derecho a conocer y ejercer la profesión periodística en cualquier parte del mundo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.