Inicio internacional COVID 19 y el regreso del Estado social a Francia. Autores: Patricio...

COVID 19 y el regreso del Estado social a Francia. Autores: Patricio Arenas y Ricardo Martínez.

306
0
Compartir


El Covid 19 y el regreso del Estado social a Francia

El 11 de abril de 2020, la crisis sanitaria de Covid 19 ha costado la vida a 102.774 personas en todo el mundo. Ha llevado a muchos Estados a decidir confinar a más de la mitad de la población mundial para evitar millones de muertes adicionales. También está causando una crisis económica planetaria que se profundizará en los próximos meses. La crisis económica está obligando a los Estados y a las instituciones internacionales a intervenir masivamente para apoyar la economía, por ejemplo, realizando inyecciones masivas de dinero en los circuitos financieros, concediendo subvenciones, préstamos y garantías a las empresas en dificultades y, por último, considerando nacionalizaciones temporales de empresas de importancia económica o estratégica para las naciones.
Un examen de las crisis pasadas, incluida la crisis financiera de 2008, muestra que la crisis actual conducirá muy rápidamente a una transferencia masiva de riesgos y posiblemente de pérdidas del sector privado al sector público. La transferencia de riesgos se hará, por ejemplo, en forma de garantías estatales a empresas privadas. Para los actores públicos, las pérdidas podrían derivarse de la ejecución de garantías, de los impagos de préstamos y de las pérdidas de capital a raíz de la adquisición de participaciones en empresas con dificultades, o incluso de su nacionalización. Además, como sugiere la historia, en particular la crisis de 2008, y las declaraciones de los responsables políticos y económicos, las grandes empresas, consideradas vitales para la economía o estratégicas para los países, se beneficiarán ante todo de la ayuda pública en todas sus formas. A pesar de las enormes cantidades de ayuda indicadas por las autoridades nacionales e internacionales, actualmente es imposible determinar el monto total de las transferencias finales al sector privado. Esto dependerá en particular de la gravedad y la duración de la crisis económica y posiblemente financiera vinculada al Covid 19. Más allá de esto, surge otra pregunta: ¿cómo se gestionará la socialización de las pérdidas de las grandes empresas y del sector bancario y financiero en detrimento de los intereses de la comunidad? Esto plantea la cuestión, si se produjeran nacionalizaciones de empresas estratégicas, del significado que se le daría a estas nacionalizaciones. Pero esta pregunto no es suficiente frente a la gravedad de la situación, y impone de saber qué camino tomar para sobrellevar verdaderamente la crisis venidera.

1. La crisis sanitaria de Covid 19 ha llevado a varios estados o autoridades subestatales (estados federados, municipios) a optar por reducir la actividad en una gran parte del mundo.
La única forma actualmente eficaz de limitar, y eventualmente detener el contagio por el virus Covid 19 sigue siendo la introducción de medidas de cuarentena para los grupos humanos contaminados o que puedan estar contaminados. Estas cuarentenas toman diferentes nombres y se basan en diferentes legislaciones: confinamiento, contención, toque de queda, prohibición temporal de salida, estado de crisis sanitaria, estado de sitio, estado de guerra, etc.
Es evidente que las medidas de contención tienen un costo individual, social, económico y político para la población afectada y para los Estados. Por consiguiente, es legítimo que los poderes públicos se muestren reacios a promulgarlas, sobre todo si saben que estas medidas son socialmente y económicamente insoportables para sus ciudadanos. Así pues, varios Estados han decidido esperar el mayor tiempo posible antes de declarar la contención o sólo han contenido parcialmente la población. Esta es particularmente la situación en los países en los que la población no tiene los medios económicos para sobrellevar la contención. Por ejemplo, en Chile, un país de ingresos medios, donde el sector informal representa el 30% de la economía , las personas impedidas de trabajar debido a la contención no obtendrán sus ingresos diarios, y sin ahorros, no tendrán los recursos para sobrevivir lo que las podría llevar a violar la contención. Esta situación parece aún más trágica en los países en que la economía es muy informal y el Estado es débil, por ejemplo, en África, donde con tasas de informalidad del 90%, muchos países han declarado que no pueden permitirse declarar la cuarentena .

2. A la crisis sanitaria le seguirá una crisis económica nacional e internacional.

a) La crisis económica resultante de la crisis sanitaria será terrible.

Según la evaluación de la OCDE del 2 de marzo de 2020, la epidemia de Covid-19 podría hacer que el crecimiento mundial disminuyera hasta el 2,4% en 2020. La OCDE también advirtió que un contagio más general en toda la región de Asia y el Pacífico y en las economías avanzadas podría hacer que las tasas de crecimiento mundial disminuyeran al 1,5% este año . Por su parte, la Directora Gerente del FMI dijo, el 9 de abril de 2020, que la crisis sanitaria tendrá “el peor impacto económico en la economía mundial desde la Gran Depresión” de 1929. Añadió que “el crecimiento mundial se volverá marcadamente negativo en 2020” y que más de 170 países experimentarán una contracción del ingreso per cápita . Según las proyecciones del Banco Mundial, se prevé que el crecimiento económico en África subsahariana se reduzca en un 2,4% en 2019 para pasar a ser negativo y entre un -2,1% y un -5,1% en 2020 . Goldman Sach pronosticó el 31 de marzo de 2020 que el crecimiento económico de los Estados Unidos sería de – 6,3% . En Francia, se espera que la crisis sea la peor desde 1945. Según las previsiones del Banco de Francia, el PIB francés se contraerá un 6% en el primer trimestre de 2020 .
b) Según las previsiones de los economistas del FMI, la crisis sanitaria tendrá efectos considerables en la oferta y la demanda de bienes y servicios.
La oferta se verá perturbada por el aumento de la morbilidad y la mortalidad, las medidas de contención que limitan la movilidad y las prácticas comerciales más costosas debido a la interrupción de las cadenas de suministro y al endurecimiento del crédito.
La demanda disminuirá debido al aumento de la incertidumbre, el incremento de las precauciones, las medidas de contención y el aumento de los costos financieros que reducen la capacidad de gasto .
En cualquier caso, el impacto de la crisis tenderá a ser global.
c) La crisis sanitaria provocará gastos inmediatos de los Estados y las instituciones internacionales.
Estos tendrán que asumir, entre otras cosas, las siguientes responsabilidades:
– Inmediatas para proteger la salud de las poblaciones, atender a los enfermos y frenar la propagación del virus. Así, el 1 de abril de 2020, Francia había destinado 6.000 millones de euros en créditos adicionales para licencias de enfermedad, la remuneración del personal sanitario y para encargar medicamentos, respiradores, mascarillas .
– Los gastos de supervivencia de la población (alimentos, necesidades básicas) también serán cubiertos por instituciones públicas y privadas nacionales e internacionales. En particular, existen nuevos riesgos para las poblaciones que ya se encuentran en una situación alimentaria grave, como las de África .

3. La colosal ayuda de los Estados y las instituciones internacionales para enfrentar la crisis económica y evitar la crisis financiera
A fin de contener la crisis económica y evitar la crisis bancaria y financiera, y de superarla, los Estados y las instituciones internacionales están llevando a cabo y seguirán llevando a cabo, por un período indefinido, operaciones sin precedentes para apoyar la economía.
a) Los Estados y las instituciones internacionales están realizando gigantescas inyecciones de liquidez en el mercado monetario para evitar las crisis de solvencia de las empresas y los bancos, que se financian a sí mismos con los bancos centrales a intereses muy bajos.
Por ejemplo, el 18 de marzo de 2020, el Banco Central Europeo (BCE) estableció un programa de emergencia en respuesta a la pandemia para comprar 750.000 millones de euros de deuda pública y privada hasta finales de 2020. Al comprar masivamente la deuda gubernamental y corporativa en los mercados de la zona euro, el BCE busca aliviar a los bancos y alentarlos a mantener sus préstamos a los hogares y empresas, y a apoyar la producción y el empleo . Todo este apoyo se proporciona a una tasa de refinanciación del Banco Central Europeo que actualmente es del 0%. El 19 de marzo de 2020, el Banco de Inglaterra redujo su tasa de interés al 0,1% y anunció su intención de inyectar otros 200.000 millones de libras esterlinas en la economía para estimular el gasto y la inversión . Por último, el 9 de abril de 2020, la Reserva Federal de los Estados Unidos acordó prestar hasta 2,3 trillones de dólares adicionales para hacer frente a la crisis .
b) Los gobiernos también decidieron conceder subsidios a las empresas privadas, incluidos los subsidios salariales.
El Estado francés, por ejemplo, ha resuelto cubrir el 100% de las indemnizaciones pagadas a los asalariados en actividad parcial por las empresas, hasta un límite de 4,5 veces el salario mínimo interprofesional de crecimiento (SMIC). Además, el pago de los impuestos y las cotizaciones a la seguridad social se aplazarán sin penalización, lo que representa una carga de tesorería para el Estado de 32.000 millones de euros .
c) En la misma línea, ya se han puesto en marcha vastos programas de préstamos y garantías.
Por ejemplo, Francia ha creado un fondo de garantía de 300.000 millones de euros en préstamos para ayudar a las empresas a superar las dificultades causadas por la crisis sanitaria de Covid 19. El préstamo puede representar hasta 3 meses de la facturación de la empresa en 2019, o dos años de la nómina para las empresas innovadoras o las empresas creadas a partir de enero de 2019 .
Combinando varias formas de intervención, el plan de recuperación de la Unión Europea de 500.000 millones de euros del 9 de abril de 2020 se basa en tres ejes. En primer lugar, 200.000 millones de euros en préstamos a las PYMES por parte del Banco Europeo de Inversiones (BEI); en segundo lugar, 100.000 millones de euros en apoyo a las prestaciones por reducción de jornada; y en tercer lugar, el recurso al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEE), un fondo de rescate de la zona euro. Como tal, los países pueden obtener préstamos de hasta el 2% de su producción económica, lo que equivaldría a un máximo de 240.000 millones de euros .
Según el Senado francés, el 30 de marzo de 2020, en relación con el PIB de cada país, los planes de apoyo económico, excluyendo las medidas de tesorería y la concesión de garantías, representan el 5,5% en los Estados Unidos, el 4,4% en Alemania, el 1,4% en el Reino Unido, el 0,7% en España y el 0,5% en Francia .
d) Para mitigar la crisis económica, los gobiernos también harán inyecciones directas de capital a las empresas.
Para que puedan hacerlo, la Unión Europea ha relajado sus normas de ayuda estatal. En Francia, el gobierno está dispuesto a movilizar 20.000 millones de euros para rescatar el capital de las empresas francesas que se han visto especialmente afectadas por la crisis del coronavirus . Italia está considerando rescatar la aerolínea nacional Alitalia y liberaría 600 millones de euros para rescatar el sector de la aviación en virtud de una cláusula excepcional de ‘desastre natural’. El 17 de marzo, el presidente de los EE.UU. Donald Trump dijo: “Debemos proteger a Boeing”. El fabricante de aviones de EE.UU. ha pedido una ayuda de emergencia de 60.000 millones de dólares para el sector, mientras que el Congreso de los Estados Unidos de América ha reservado 50.000 millones de dólares para las aerolíneas en su gigantesco paquete de estímulo de 2,2 trillones de dólares. El fabricante europeo de aviones, Airbus, está en conversaciones con los gobiernos francés y alemán sobre posibles medidas para sostenerlo .
e) Si la crisis se agravara, los Estados nacionalizarían las empresas estratégicas en dificultades, como hicieron los Estados Unidos durante la Gran Depresión de 1929 o en 2008. En Italia, el gobierno anunció que nacionalizaría la aerolínea Alitalia en aplicación de las medidas económicas de emergencia adoptadas en respuesta a la pandemia del Covid-19 . Para ello, crearía una nueva empresa totalmente controlada por el Estado, o controlada por una empresa con participación pública mayoritaria. En Francia, por el momento, el Estado no ha considerado necesario nacionalizar la empresa automovilística Renault, en la que posee el 15% del capital . Sin embargo, la cuestión sigue sin resolverse, ya que es inconcebible que esta, que es un símbolo de la economía francesa y sigue siendo un importante empleador, se encuentre al borde de la quiebra. El Estado francés dispone ya de 5.800 millones de euros que pueden ser movilizados para apoyar el capital de las empresas en dificultades o para nacionalizarlas .
4. Transferencia del riesgo a la comunidad pública
La crisis económica posterior al Covid 19 provocará una caída del PIB nacional y del comercio internacional, reduciendo así los recursos de los Estados. Al mismo tiempo, los gastos del Estado y los riesgos financieros aumentarán considerablemente, lo que lleva a la cuestión de una posible socialización de las pérdidas mientras los beneficios siguen siendo privados.
a) Deterioro de las cuentas públicas
En Francia, como consecuencia de la recesión económica tras el Covid 19 y las medidas de apoyo público, en 2020 el déficit público ascenderá al 7,6% del PIB y la deuda pública alcanzará el 112%.
El 23 de marzo de 2020, la Unión europea (UE) decidió suspender el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y permitir a los Estados que optaran por no aplicar, durante un período de tiempo indefinido, la norma que exige que su déficit público se mantenga por debajo del 3% de su producto interno bruto . En cualquier caso, dada la recesión en la UE , muy pocos Estados miembros de la UE podrían cumplir con esta norma. El aumento del déficit público, resultante de la reducción de los ingresos y el aumento de los gastos, debería conducir mecánicamente a un aumento del endeudamiento de los Estados miembros de la Unión Europea.
b) Aumento del riesgo financiero público
Como se ha explicado anteriormente, para paliar la crisis económica, los Estados concederán préstamos directos, garantías, participación en el capital y aplazamientos de impuestos y de imposiciones de seguridad social a las empresas en dificultades, en particular a las más grandes. Al hacerlo, cada Estado acepta aumentar su riesgo mientras que el mercado se muestra reacio a aumentar el suyo propio. De esta manera, los actores privados están mostrando su clásica aversión al riesgo en tiempos de crisis económica.
Por ejemplo, Renault ha estado en dificultades durante varios años, y la crisis de Covid 19 lo ha afectado mucho. Por lo tanto, su valoración es hoy de 5.500 millones de dólares y la agencia de calificación Standard and Poor’s bajó la calificación de sus acciones a especulativas, el 9 de abril de 2020 . La prensa menciona la posibilidad de un préstamo de 4.000 a 5.000 millones de euros del Estado a favor de esta empresa, a pesar de que el Estado sólo posee el 15% de su capital. Este préstamo se concedería en condiciones muy favorables y, en cualquier caso, fuera de las condiciones normales del mercado financiero. Por lo tanto, el Estado está dispuesto a asumir un riesgo considerable en favor de un actor privado del 85%, mientras que los actores financieros privados son reacios a intervenir.
Al mismo tiempo, para conceder o garantizar sus préstamos, es probable que los bancos centrales nacionales, el Banco Central Europeo y otros organismos financieros nacionales y europeos, como el BEI, acepten operaciones de mayor riesgo o acuerdos de recompra de valores de menor calidad, en particular en el actual contexto de recesión.
En el conjunto de la Unión Europea, en los países que se adhieren al euro, y en cada país, todas estas operaciones aumentarán el riesgo económico soportado colectivamente, en primer lugar, por los Estados, en segundo lugar, por la Unión Europea y la zona del euro, y en tercer lugar por los ciudadanos.
c) No todos los riesgos se convertirán en pérdidas
Naturalmente, no todos los riesgos asumidos por los actores públicos tras la crisis de Covid 19 se convertirán en pérdidas. El alcance de estos dependerá de la gravedad final de la crisis. Así, los 300.000 millones de garantías concedidas por el Estado francés a favor de las empresas sólo se convertirían en pérdidas para él si las empresas no pudieran pagar sus préstamos. Por lo tanto, es imposible hoy evaluar el monto final de las pérdidas que sufrirán los Estados, o las instituciones europeas.
Sin embargo, los ciudadanos europeos se preguntan si, como consecuencia de esta crisis, los beneficios se privatizarán y las pérdidas se socializarán.
d) ¿Habrá realmente una socialización de las pérdidas?
Los economistas clásicos aceptan que el Estado pueda acudir al rescate, en períodos excepcionales y por períodos limitados, de empresas en dificultades por diversas razones de importancia para la economía o los intereses de los Estados. Así, a partir de 1929, los Estados ayudaron y nacionalizaron empresas para combatir la crisis económica.
Sin embargo, se plantea la cuestión del beneficio final de esta ayuda o nacionalización. En otras palabras, ¿es socialmente interesante que cuando la empresa es beneficiaria, sus beneficios vayan a los titulares del capital, y que cuando la empresa está en dificultades, el Estado la ayude, o se convierta en su propietario, asumiendo así sus pérdidas?
– La crisis financiera de 2008
La cuestión reapareció con fuerza durante la crisis financiera de 2008. En ese momento, los gobiernos y la Unión Europea prestaron enormes sumas de dinero a los bancos en condiciones extremadamente favorables para evitar las quiebras y el colapso del sistema financiero. Los bancos fueron criticados por prestar indiscriminadamente a los operadores privados y a los Estados mal gobernados, quedándose con los beneficios y obligando a los Estados y a las instituciones internacionales a apoyarlos o incluso a asumir sus pérdidas. Se ha hablado de “privatizar los beneficios y socializar las pérdidas”.
Los bancos franceses indican que en realidad no hubo socialización de las pérdidas porque finalmente devolvieron los préstamos que habían recibido al Estado y a las autoridades europeas. Sin embargo, no consideran que para evitar el colapso del sistema financiero, los Estados y las instituciones europeas concedieron préstamos considerables a otros Estados en graves dificultades. También pasan por alto el hecho de que los Estados han aceptado reducciones de las deudas públicas o privadas y la quiebra de bancos extranjeros, cuyas pérdidas han asumido en gran medida. Todo esto ha llevado a un aumento de los déficits y la deuda pública y, en última instancia, a políticas de austeridad que han llevado a la caída del crecimiento .
– La crisis económica de 2020
Por supuesto, es muy difícil indicar quién asumirá el costo final de la profunda crisis económica causada por Covid 19. Sin embargo, se señalará en esta etapa la necesidad de evitar que la distribución de la carga se vuelva excesivamente desfavorable para el Estado, y por lo tanto para todos los ciudadanos, y favorable a los agentes privados que habrán obtenido la transferencia de sus riesgos y pérdidas a las instituciones públicas.

e) El significado de las posibles nacionalizaciones a raíz de la crisis de Covid 19
Es probable que la crisis económica lleve a los Estados a nacionalizar empresas. Por lo tanto, debemos preguntarnos cuál es el significado de estas nacionalizaciones. ¿Se trata de una nacionalización temporal destinada a restablecerlas y a privatizarlas rápidamente, basándose en particular en que el Estado es por naturaleza un mal gestor? ¿O hay que repensar el sentido de las nacionalizaciones, volviendo en Francia al espíritu de las nacionalizaciones de 1945, decididas bajo los auspicios del Consejo Nacional de la Resistencia , pero situándolas en el contexto de la actual crisis ecológica, el aumento de las desigualdades en los últimos 30 años y las nuevas aspiraciones sociales y políticas que la crisis del Covid 19 provoca? Esta es la cuestión que los líderes franceses deben resolver rápidamente.
5. Para ir más lejos: el examen las tres propuestas para salir de la crisis
La actual crisis sanitaria, económica y social, no tiene las mismas características que la crisis de 2008. Es mucho más profunda en su fondo y en forma. Pero las dos crisis obligaran a los Estados y las organizaciones internacionales a intervenir con la más amplia gama de medios financieros, económicos, regulatorios y políticos a su disposición o imaginación. Al mismo tiempo, las dos crisis muestran claramente, primero, la imposibilidad del sector privado para resolver las crisis estructurales graves, y secundo, el papel imprescindible del Estado como protector y garante final de la sociedad, del sector financiero y de la economía en el sistema de mercado. Luego de esta constatación surge una pregunta más profunda: ¿Qué hacer luego de la crisis consecutiva al Covid 19?
En Francia, para superar el impacto de la crisis sanitaria del Covid 19 sobre la economía, tres propuestas sobresalen: aquella del sector empresarial; aquella de la socialdemocracia liberal; aquella socioloecologista.
a) La propuesta del sector empresarial
El MEDEF, organización representante de las grandes empresas francesas, pide que el Estado:
– aporte su apoyo financiero a las empresas para que vuelvan a producir rápidamente;
– regule en favor de las empresas, en particular modificando el derecho laboral para compensar el tiempo no obrado durante el confinamiento y recuperar la producción perdida, permitiendo la extensión de la semana laboral, suprimiendo días feriados y vacaciones.
El objetivo del sector empresarial es no modificar las reglas orgánicas y de acumulación del capital en el sistema económico vigente. Este sector trata de conservar su hegemonía, y fortalecer su posición posterior a la crisis del Covid 19, apoyado en esto por la actual mayoría parlamentaria. Para eso pretende modificar profundamente el derecho laboral y garantizar el pago del gasto y del endeudamiento público suplementario por los asalariados. Pero estas pretensiones son impopulares y violentan el conjunto social francés, ya fragilizado desde la crisis de 2008, y algunas capas sociales se muestran listas a resistir contra ellas.
b) La propuesta del neo reformismo francés
Dominique Strauss-Khan, ex ministro de la economía socialista y ex Gerente director del FMI, representante de la social democracia liberal, expreso la respuesta siguiente frente a la crisis del Covid 19:
– la naturaleza original de esta crisis hará que el Estado no podrá salvar a todos las empresas con dificultades, ya que no es posible nacionalizar de manera temporaria a todas ellas;
– la crisis sanitaria es un revelador de la división internacional del trabajo existente hoy en que la economía del Eurogrupo depende de China y Estados Unidos de América;
– en el medio como en el largo plazo, las cartas están rebatidas, una nueva división internacional del trabajo aparecerá; los países del Eurogrupo deben relocalizar la producción en su territorio, sobre todo la de sus sectores estratégicos, por ejemplo, la industria de salud y la tecnología de punta;
– el Eurogrupo debe afrontar el problema de la desigualdad social que durante mucho tiempo ha sido ignorado;
– el punto principal económico seria la mutualización presupuestaria entre los Estados miembros de la UE, que contribuiría de manera significativa para resolver la crisis;
– le crisis sanitaria muestra una crisis de poder grave, que afecta la soberanía de los Estados, y a las instituciones multilaterales, provocando una crisis de representación, afectando las libertades públicas, y la legitimidad de las autoridades, y planteando en nuevos términos la cuestión de la democracia y la representación política.
c) Una verdadera alternativa para salir de la crisis sanitaria y económica
i) Por el momento, la relación de fuerzas actual en Francia implica que la posición del sector patronal o de la social democracia liberal triunfará. Pero a largo plazo ninguna de las dos posiciones resuelve los problemas, de lo cual los asalariados están cada vez más conscientes.
ii) Los asalariados comprenden que la crisis del Covid 19 muestra:
– las insuficiencias del poder político que no considero en tiempo oportuno la pandemia, aunque los signos de su peligro y eminencia fueran evidentes desde varios meses;
– la deterioración del sistema de salud en 20 años, que ha sido sometido a una lógica de “public management”, cuyo objetivo es fundamentalmente reducir el coste de la infraestructura y aumentar la productividad del personal de salud, este último desde 2 años protestando sin cese contra sus malas condiciones de trabajo y la inseguridad laboral;
– la amenaza sobre el sistema laboral en su conjunto, y la voluntad del sector empresarial de aprovechar la crisis del Covid 19 para suprimir, sin compensación, los empleos insuficientemente adaptados a la nueva economía digital internacionalizada;
– la degradación de la administración pública en general, que traduce la amenaza contra el pacto social, ya antiguo en Francia, pero que fue renovado después de la liberación en 1944 en torno a la obra del Consejo nacional de la resistencia.
iii) La nueva alternativa del movimiento social en defensa de su acervo social
El movimiento social (espontaneo u organizado alrededor de los sindicatos debilitados, pero aun activos) que opera en defensa de sus reivindicaciones sectoriales, constituye la tercera fuerza en la lucha consecutiva a la crisis sanitaria. Esta forma un conjunto eficaz de oposición, y funciona como un contrapoder eficaz. Toma raíz en las luchas sociales que se han desarrollado contra la privatización de los servicios públicos (por ejemplo, los aeropuertos de Paris), la defensa del derecho laboral y de jubilación, con las grandes huelgas del año 2019 y principios de 2020, el movimiento de los chalecos amarillos protestando contra la precariedad social, la reivindicación por un sistema educativo más justo e igualitario, y la preocupación ecológica.
Pero para avanzar, el movimiento social debe definir claramente sus objetivos de cambio social, estableciendo una política de alianzas con las capas progresistas, integrando la transformación ecológica y luchando contra los poderes hegemónicos nacionales e internacionales, e imponiendo el regreso del Estado social, renovado y democratizado.

Notas:

[1] Chile. Tasa de informalidad laboral alcanza al 30% del total de los trabajadores según el INE, http://www.resumenlatinoamericano.org/2018/02/01/chile-tasa-de-informalidad-laboral-alcanza-al-30-del-total-de-los-trabajadores/

[2] Covid-19 : confiner l’Afrique, mission impossible, https://www.lepoint.fr/afrique/covid-19-confiner-l-afrique-mission-impossible-30-03-2020-2369375_3826.php. Myriam Baele, Coronavirus : le confinement, un “luxe” que l’Afrique subsaharienne ne peut se permettre. RTBF, Publié le dimanche 29 mars 2020 à 20h01, https://www.rtbf.be/info/monde/detail_coronavirus-le-confinement-un-luxe-que-l-afrique-subsaharienne-ne-peut-se-permettre?id=10470079.

[3] OCDE, L’économie mondiale est confrontée à une menace sans précédent depuis la crise tandis que le coronavirus se propage, http://www.oecd.org/fr/economie/leconomie-mondiale-est-confrontee-a-une-menace-sans-precedent-depuis-la-crise-tandis-que-le-coronavirus-se-propage.htm.

[4] L’Obs avec AFP, Le coronavirus provoque « les pires conséquences économiques » depuis 1929, prévient le FMI, 9 avril 2020, à 15h21, https://www.nouvelobs.com/coronavirus-de-wuhan/20200409.OBS27303/le-coronavirus-provoque-les-pires-consequences-economiques-depuis-1929-previent-le-fmi.html.

[5]   Banque mondiale, Africa’s Pulse, avril 2020 i volume 21 : évaluation de l’impact économique du covid-19 et des réponses politiques en Afrique subsaharienne.

[6] MEDEF, Synthèse des nouvelles conjoncturelles (au 3 avril 2020), https://www.medef.com/fr/actualites/covid-19-limpact-de-la-crise-au-3-avril.

[7] Banque de France, Point sur la conjoncture française à fin mars 2020, 8 avril 2020, https://www.banque-france.fr/economie/projections-macroeconomiques-france.

[8] Giovanni Dell’Ariccia, Paolo Mauro, Antonio Spilimbergo et Jeromin Zettelmeyer, Une politique économique pour la guerre contre la COVID-19, Blog FMI, le 1 avril 2020, https.

[9] Ouest-France avec AFP, Coronavirus. Ce que coûte déjà et pourrait coûter l’épidémie de Covid-19 à l’État, publié le 01/04/2020, https://www.ouest-france.fr/sante/virus/coronavirus/coronavirus-ce-que-coute-deja-et-pourrait-couter-l-epidemie-de-covid-19-l-etat-6797480.

[12] Bank of England, Monetary Policy Summary for the special Monetary Policy Committee meeting on 19 March 2020,  https://www.bankofengland.co.uk/monetary-policy-summary-and-minutes/2020/monetary-policy-summary-for-the-special-monetary-policy-committee-meeting-on-19-march-2020.

[13] Federal Reserve, Federal Reserve takes additional actions to provide up to $2.3 trillion in loans to support the economy, April 09, 2020, https://www.federalreserve.gov/newsevents/pressreleases/monetary20200409a.htm

[14] Impôts coronavirus – covid 19 : mesures exceptionnelles de délais ou de remise pour accompagner les entreprises en difficulté, https://www.impots.gouv.fr/portail/actualite/coronavirus-covid-19-mesures-exceptionnelles-de-delais-ou-de-remise-pour-accompagner-les

[16] Anne Rovan, Le Figaro, Coronavirus : accord au forceps des Européens sur le plan de sauvetage à 500 milliards d’euros, le 9 avril 2020, https://www.lefigaro.fr/flash-eco/coronavirus-l-eurogroupe-parvient-a-un-accord-sur-un-vaste-plan-de-soutien-20200409.

[17] Sénat, note n° 2 de conjoncture et de suivi du plan d’urgence face à la crise sanitaire du Covid 19 relevant du champ de compétences de la commission des finances – situation au 2 avril 2020, http://www.senat.fr/fileadmin/Fichiers/Images/commission/finances/1._Suivi_CF_Covid19/CF_2020_002_Comfin_Conjoncture_et_suivi_covid19.pdf.

[22] “A tal fin, el Gobierno podrá movilizar el margen de maniobra presupuestario disponible en la cuenta fiduciaria de “tenencias financieras del Estado”, cuyo saldo acumulado asciende a 4.200 millones de euros. Además, el Gobierno ha indicado que podrá, en caso necesario, recuperar el efectivo confiado al fondo para la innovación y la industria, que representa una suma adicional de 1.600 millones de euros. 5.800 millones de euros que el Gobierno podría movilizar rápidamente para una operación de capital en apoyo de una empresa, sin tener que recurrir al desembolso de fondos del presupuesto general.” Sénat, note n° 2 de conjoncture et de suivi du plan d’urgence face à la crise sanitaire du Covid 19 relevant du champ de compétences de la commission des finances – situation au 2 avril 2020, http://www.senat.fr/fileadmin/Fichiers/Images/commission/finances/1._Suivi_CF_Covid19/CF_2020_002_Comfin_Conjoncture_et_suivi_covid19.pdf.

[23] Jean Quatremer, Libération, 23 mars 2020.

[24] Ouest France, Coronavirus. Une récession dans la zone euro est « très probable » en 2020 « Étant donné que la croissance du PIB réel [de l’UE] devrait être de 1,4 % pour l’UE en 2020, elle pourrait tomber en dessous de -1 % du PIB en 2020, avec un rebond substantiel mais pas complet en 2021. », 13 mars 2020, https://www.ouest-france.fr/sante/virus/coronavirus/coronavirus-une-recession-dans-la-zone-euro-est-tres-probable-en-2020-6778895

[25] 10/04/2020 : Bourse : Conseils boursiers, Analyse technique, Cours, www.tradingsat.com › renault-FR0000131906 › societe.

[26] Les échos, S&P dégrade la note de Renault en catégorie spéculative, 9 avril 2020, https://investir.lesechos.fr/actions/actualites/s-p-degrade-la-note-de-renault-en-categorie-speculative-1904118.phpLa agencia de calificación S&P rebajó la calificación de Renault en la categoría especulativa (de “BBB-/A-3” a “BB+/B”), con una perspectiva negativa, debido a la caída de las ventas de vehículos causada por la epidemia del coronavirus.

[27] Arnaud Parienty, « Socialisation des pertes et privatisation des profits » : une idée fausse, Alternatives Economiques, 25 septembre 2008. Robin Delobel, Eva Betavatzi, Chiara Filoni et Jérôle Duval, La crise de 2008. Socialisation des pertes, Politis, 17 septembre 2018, www.politis.fr/articles/2018/09/dix-ans-apres-la-crise-les-financiers-se-portent-toujours-bien-les-autres-beaucoup-moins-39323/. Romaric Godin, Crise de 2008 : la vraie facture laissée par les banques à la France, : Mediapart – Blog de Romaric Godin.

[28] Gilles Raveaud, Comment l’Etat peut faire face à la récession, Alternatives Economiques n° 400, 02 avril 2020.

 

 


Paris, 15 de abril de 2020.
Ricardo Martínez, profesor de relaciones internacionales.
Patricio Arenas, maestría de mutaciones sociales e ingeniería en desarrollo social urbano.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.