Inicio internacional Brasil El peor momento del bolsonarismo, hasta ahora

Brasil El peor momento del bolsonarismo, hasta ahora

117
0
Compartir

Gabriel Casoni *

Esquerda Online, 13-5-2020

Traducción de Ernesto Herrera – Correspondencia de prensa

Bolsonaro muestra resistencia al conservar cerca del 30% del apoyo popular.

Pero sería sorprendente si fuera diferente. El fascista surgió de un movimiento de masas profundamente reaccionario dirigido por sectores burgueses y protagonizado por la clase media, que arrastró a sectores de la clase trabajadora. El ex capitán es el hijo legítimo de las gigantescas marchas verde-amarillas.

Bolsonaro no es sólo un fenómeno electoral o un accidente histórico. Tiene raíces sociales y su aparición en el centro de la escena política nacional corresponde a un profundo cambio que se produjo en la correlación de fuerzas entre las clases sociales desde 2015 hasta aquí.

El miliciano es el líder de un movimiento de masas neofascista, formado por el giro de sectores de la pequeña burguesía y de la burguesía hacia la extrema derecha. Incluso si su gobierno cayera, lo más probable es que tuviera millones de seguidores fanáticos.

Observemos a otro líder de masas, Lula. Incluso en su peor momento, no cayó por debajo del 30% de apoyo social. Incluso en la cárcel, después de tres años de masacre legal, política, mediática y policial, Incluso  llevó a un “poste” (Haddad) a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, que obtuvo un respetable 45% de los votos válidos.

Dicho esto, en medio de la tragedia humanitaria que estamos viviendo, hay motivos para celebrar. Bolsonaro está experimentando su peor momento hasta ahora.

No es sólo la curva ascendente de rechazo a su gobierno en las encuestas (la formación de un amplio sector de las masas a favor del Fuera Bolsonaro) o la crisis político-institucional lo que se agrava cada día.

Un hecho cualitativo muy relevante es el siguiente: con todas las crisis de los últimos dos meses, la moral de parte de la base del bolsonarismo se ha visto sacudida. El nivel de confianza en una parte importante de los partidarios del gobierno ha caído. Hay más dudas y silencio de su parte. Cualquiera que participe en grupos de WhatsApp con “minions” lo sabe. Los destacamentos de la base neofascista obviamente no van hacia la izquierda. Pero el hecho de que haya más división y menos confianza entre ellos es muy positivo para nosotros. Están a la defensiva.

Más de la mitad de la población desaprueba al Bolsonaro. Una parte significativa de la gente quiere el fin de este gobierno. Hoy no podemos salir a la calle, por cientos de miles, por el Fuera Bolsonaro. Pero podemos crear las condiciones para eso.

Se ha abierto una brecha para que pasemos a la ofensiva contra Bolsonaro. La izquierda debe aprovechar ese momento. Si no avanzamos, se producirá la contraofensiva del neofascismo. Y podría ser fatal.

Nuestra tarea estratégica en este momento es aumentar el desgaste del gobierno, debilitar y dividir aún más la base de apoyo bolsonarista y, sobre todo, comenzar a organizar el sector de masas anti-Bolsonaro con el propósito de derrocarlo en el próximo período. Tenemos algo de tiempo, porque el resultado de esta crisis tiende a no ser inmediato.

Las acciones de solidaridad de clase organizadas por los movimientos sociales, sindicatos y líderes de la izquierda van en esta dirección. La resistencia de los trabajadores de primera línea, como los actos del personal de enfermería, también son fundamentales en este momento. Y la unidad de la izquierda, los sindicatos y los movimientos sociales en torno al Fuera Bolsonaro, el impeachment y las elecciones directas anticipadas es decisiva.

También es hora de ejercer presión sobre las instituciones y la derecha que se coloca en la oposición, para que remuevan al gobierno genocida, ya que constituye una amenaza directa a la vida de los brasileños y a las libertades democráticas.

¡Para salvar vidas y la democracia, Fuera Bolsonaro!

¡Apertura de impeachment ya!

¡Mourão no es una alternativa! ¡Por elecciones presidenciales libres y directas anticipadas!

¡Golpe no. Dictadura nunca más!

¡Por un Frente Único de los trabajadores y la izquierda!

* Gabriel Casoni, es profesor de sociología, con una maestría en Historia Económica de la USP (Universidad de San Pablo). Miembro de la Coordinación Nacional de Resistencia/PSOL.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.