Open top menu
¿HA LLEGADO LA HORA DE UNA INTERNACIONAL  DEL SOCIALISMO ANTICAPITALISTA Y ANTIIMPERIALISTA?

¿HA LLEGADO LA HORA DE UNA INTERNACIONAL DEL SOCIALISMO ANTICAPITALISTA Y ANTIIMPERIALISTA?

Ponencia del Esteban Silva presentada en el XXIII Seminario Internacional organizado por el Partido del Trabajo de México los días 4 al 6 de abril de 2019 en ciudad de México.

” Honestamente creo que llegó la hora de convocar la Quinta Internacional y la convocamos desde Caracas. Y hacemos un llamado a todos los partidos socialistas, revolucionarios, movimientos y corrientes de los que luchan por el socialismo, contra el capitalismo, contra el imperialismo para salvar el mundo”. “Retomemos el gran canto de Rosa de Luxemburgo: Socialismo o Barbarie, Salvemos el mundo, derrotemos al imperialismo, salvemos al mundo, derroteros al capitalismo”.

Hugo Chávez Frías.

¿HA LLEGADO LA HORA DE UNA INTERNACIONAL DEL SOCIALISMO ANTICAPITALISTA Y ANTIIMPERIALISTA?

Esteban Silva, Chile

• Hoy como nunca antes los pueblos y en particular el pueblo venezolano, sufren una brutal amenaza de agresión bélica imperialista. En las fronteras de la República Bolivariana de Venezuela se disputa una batalla de dimensiones mundiales.
La agresión Imperialista contra el pueblo venezolano que reivindica soberanamente su derecho a construir un proyecto socialista, popular y democrático, constituye un verdadero parteaguas para las fuerzas de izquierdas, anticapitalistas y socialistas a nivel mundial.

No puede haber nadie que se considere parte de una verdadera izquierda democrática, progresista, movimientos sociales democráticos y soberanos, que pueda apoyar o ser cómplice una agresión imperial de la envergadura que se ejerce en contra del gobierno y el pueblo venezolano.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump ante la 73° Asamblea General de la ONU identificó al socialismo venezolano como su enemigo ideológico y político: “Hoy el socialismo ha llevado ese país a la bancarrota. El socialismo y comunismo han producido sufrimiento y corrupción”. Afirmando que Estados Unidos “está preparado para tomar nuevas acciones” si Venezuela, bajo el socialismo desde hace 18 años, persiste en imponer “su gobierno autoritario”.
Pocos meses después, desde el Estado de la Florida, centro neurálgico de la agresión contra la revolución Cubana, con una retórica Imperialista agresiva en el mejor estilo Reagan, señaló: “Los días del socialismo en Cuba, Venezuela y Nicaragua están contados”.

A 52 años de la Primera Conferencia de Solidaridad de los Pueblos de Asia, África y América Latina adquieren hoy gran vigencia las palabras de Salvador Allende Gossens en la inauguración de la Tricontinental en la Habana, Cuba:
“La Doctrina Johnson significa la negación absoluta del principio de autodeterminación de los pueblos, de la no intervención y de la soberanía de nuestros países”. ”Finalmente envuelve una advertencia y una notificación de que Estados Unidos impedirán con la violencia el triunfo de los movimientos de liberación nacional de nuestras tierras”

El Imperio en crisis, inmerso hoy en una disputa de hegemonía a nivel mundial amenaza a los pueblos como una fiera herida.
En esta coyuntura histórica se juega el derecho a la autodeterminación e independencia y soberanía de los pueblos, el respeto al derecho internacional y la defensa de una paz basada la justicia. Se juega también, a nivel mundial la disputa entre el capitalismo especulativo, financiero, depredador y global, en contra de los pueblos que enarbolan la bandera del socialismo en el siglo XXI para hacer frente a la barbarie capitalista. El imperialismo del norte no esconde su objetivo que busca destruir a las fuerzas socialistas y a la fuerzas de l@s trabajadores y de los pueblos que en el mundo buscamos construir sociedades alternativas al capitalismo.
Frente a esta disyuntiva histórica, hacemos nuestras las palabras del Presidente Comandante Hugo Chávez al realizar un » llamado a todos los partidos socialistas, revolucionarios, movimientos y corrientes de los que luchan por el socialismo, contra el capitalismo, contra el imperialismo para salvar el mundo».
Es tiempo de impulsar la constitución de una instancia superior de articulación que dinamice la confluencia internacionalista de las y los trabajadores, de las fuerzas políticas anticapitalistas y revolucionarias socialistas, comunistas, ecologistas y humanistas junto a los movimientos sociales y populares para luchar coordinadamente de manera eficaz contra el capitalismo a escala mundial.
Nuestra convergencia en la diversidad, debe estar basada en una clara definición de lucha anticapitalista, socialista, antimperialista y anticolonialista para construir la solidaridad, la fraternidad y integración de nuestros pueblos.

La lucha global en contra del capitalismo hegemónico del norte, del capitalismo financiero y especulativo, contra de los Tratados de Libre Comercio y contra todas las formas de expropiación de las riquezas de los pueblos, de la concentración de la propiedad privada, del saqueo y expoliación de los recursos naturales y la destrucción de nuestro medio ambiente y la explotación de los seres humanos en todas sus dimensiones, requiere hoy como nunca la confluencia de los pueblos del Sur del mundo, la acción conjunta de las y los trabajadores y campesinos, de las organizaciones y fuerzas revolucionarias políticas y sociales que permita generar un proceso de constitución de una nueva Internacional o frente mundial anticapitalista, antiimperialista, anticolonialista y socialista.

Con esta invitación a trabajar por la construcción de la nueva internacional anticapitalista por el socialismo, no se pretende reemplazar ni debilitar otras confluencias e importantes referentes políticos y sociales como son el Foro de Sao Paulo la Asamblea Internacional de los Pueblos, el Foro Social Mundial y Alba movimientos, entre otros. Muy por el contrario, constatamos la urgencia de una nueva, necesaria y organizada confluencia y acción conjunta Internacional, que sea capaz de aglutinar a todas y todos aquellos que quieran actuar juntos para construir la convergencia en la diversidad. Sin monopolios ideológicos. El socialismo, en este espíritu, (tal como lo plantea Samir Amín en su libro Por la Quinta Internacional), lo concebimos como producto del movimiento y no deducido de una definición previa.
Es necesario generar el debate, y sobre todo contribuir a la acción para avanzar en una gran confluencia Internacional anticapitalista y socialista del siglo XXI como articulación amplia y plural de las luchas concretas de los pueblos y de las movilizaciones antiimperialistas y de solidaridad internacionalista vinculándolas a la construcción conjunta de alternativas socialistas al capitalismo global existente.

Abril de 2019

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: