Inicio sindicatos Viaje clandestino a Rusia

Viaje clandestino a Rusia

135
0
Compartir

PULSO SINDICAL DIARIO DE LA CGT CHILE 

09 NOVIEMBRE 2020

*****

“..Toy chato que no me respeten, toy chato que no cumplan lo que dicen, toy chato que me tramiten y de tanto papeleo, toy chato que me discriminen por pobre, por feo, por tonto..”                             

Sinergia 

*****
1.-
 Hoy es un día especial para mi y con mucha emoción y algo de pudor quiero compartirlo con ustedes. Estaba yo en la URSS, clandestino por supuesto en esos años, cuando luego de muchas solicitudes y vistos buenos, recibí autorización para ir a un centro de llamadas en Moscú, desde donde nos comunicariamos con Montreal. Eran las 11.30 de mediados de diciembre y toda la ciudad estaba cubierta de nieve. Poco importaba en ese minuto el frío y los cientos de personas que llenaban el amplio salon.

Mario, como buen perivoche y en perfecto ruso, solicitó la comunicacion. Por interminables segundos, que nos parecieron horas, esperamos expectantes que se concretará la llamada. Nuestros corazones palpitaban a mil por hora, mientras el sonido característico de la conexion telefónica seguía sin completarse. Cuando mi hermana Ana respondió, apenas necesitó  de medio minuto para darme  la mas hermosa de las noticias. Supe por ella que hace algunas  semanas, en Santiago de Chile había nacido, un 9 de Noviembre, Marusia Marcela Ahumada Osses, hija de Manuel y Monica, nieta de Ana y Emperatriz, sobrina de Ximena, Marcelo y de todos mis hermanos.

Grite de alegría y con los compas que me habían acompañado improvisamos una ronda que siguieron, al principio extrañados  y luego con un estruendoso aplauso todos los rusos que nos rodeaban, cuando Mario les contó en su idioma el porque de nuestra algarabía.

Ya en la escuela y mientras almorzabamos, comenzaron a golpear las mesas y batir palmas los muchos latinos que estaban allí como nosotros, tan lejos de los nuestros.

¿La razón de tanto jolgorio? Por las ondas de radio Moscú se anunciaba en ese momento que en Chile habia nacido Marusia, hija de uno de los alumnos de la escuela.  Por eso, mis disculpas por hacer de este Pulso un espacio para mostrar mi alegría. Mi hija querida cumple años y aunque está en Montreal, hasta allá llega mi abrazo y el de todos los que la queremos. Felicidades Marusia.

2.- Allá lejos pude leer a los clásicos con el tiempo que aquí escaseaba. Expresar sin censura alguna alegrías y aprehensiones, hacer la crítica cuando correspondía y las observaciones para mejorar lo que creía evidente. Pude disfrutar del ballet en el teatro Bolshoi y me detuve a contemplar por varios minutos el café Pushkin, donde alguna vez tomó chocolate la Natalie de Gilbert Becaud.

Recorrí las más hermosas estaciones de Metro que existen en el mundo, caminé por la plaza Roja, rendí tributo en el mausoleo de Lenin y estuve de pie ante la placa que recuerda a John Reed en los muros del Kremlin.

Recorrí maravillado el palacio de invierno en Leningrado, absorbí ávido todo lo que fue la defensa frente al cerco nazi y lloré de emocion ante tanto ejemplo de valentía y lucha.

La habíamos pasado muy duro aquí en Chile sosteniendo y fortaleciendo la organización sindical y ese tiempo de estudio pero también de descanso, me permitió adquirir muchos conocimientos que hasta el día de hoy me permiten, no solo estar muy firme en mis convicciones sino que también seguir trabajando con la misma fuerza de entonces, en el engrandecimiento de la clase trabajadora.

*****

Nuestra fuerza la Unidad 

Nuestra meta la Victoria

MANUEL AHUMADA LILLO

Secretario CGT CHILE 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.