Inicio Historia y Teoria Pesar por muerte de Gustavo Ruz Zañartu

Pesar por muerte de Gustavo Ruz Zañartu

101
0
Politika

Hoy hacemos un alto: falleció Gustavo Ruz Zañartu


Gustavo, que sus compañeros y amigos conocimos como el «Pollo», fue uno de esos hombres excepcionales que hicieron posible la gesta de Salvador Allende en los años 1970…

Por ahí, una compañera, rindiéndole homenaje, escribió que el Pollo era porfiado, porfiado, porfiado, pero porfiado, porfiado. Creo que dio en el clavo, pero el adjetivo calificativo que conviene es «leal». Leal a sus ideas, a sus sueños, a sus objetivos, al pueblo, a los pringaos, a la Justicia social, al combate común por un Chile en el quepamos todos. Gustavo, el Pollo, era leal, leal, leal, pero leal, leal.

En una época en la que ser revolucionario no vende, no es muy fashion, no viste… resulta necesario explicar que Chile y el mundo evolucionan porque hombres y mujeres inteligentes consagran su vida entera al combate social, sin pensar en los dividendos que se puedan obtener.

El dinero, el CVA, son nociones muy antiguas que nunca parieron a ningún ser humano digno de ser recordado. Los acomodos, la «modernidad», la adaptación, quitarle enjundia a las ideas solo conduce a lo que vemos hoy en día: mucha mediocridad en la cosa pública, pájaros raros que vuelan bajo, dispuestos a aceptar cualquier compromiso que asegure «gobernabilidad» y remunerarse convenientemente.

Gustavo Ruz Zañartu nos deja una tremenda lección: él nunca bajó la cerviz, ni siquiera bajo la tortura. No se acomodó. Siguió luchando para dejarle a las nuevas generaciones la herencia que más sirve: un ejemplo limpio y digno de humanidad, inteligencia y dignidad.

Hoy por la mañana, en nuestra pequeña aldea de Blennes (Francia), fuimos a la conmemoración del Armisticio del 11 de noviembre que marcó el fin de la Primera Guerra Mundial. Allí, junto a los niños de la escuela pública, los soldados del fuego (bomberos) y un puñado de ciudadanos, le rendimos homenaje a los vecinos de Blennes que cayeron luchando por la libertad de todos.

¿Debo decir que ante mis ojos desfilaba también la imagen del Pollo?

Triste día, en el que ya no cabe otra pena.

Luis Casado

Artículo anteriorCatar – Fonsi Loaiza: “El legado de este Mundial será el recuerdo de la competición deportiva más indecente de la historia”
Artículo siguienteDebería de emplearse la orina humana como fertilizante

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.