Inicio Historia y Teoria NACIONALISTA Y REVOLUCIONARIO

NACIONALISTA Y REVOLUCIONARIO

479
0

El concepto “nacionalismo” suele ser objeto de interpretaciones muy diferentes, pero en lo fundamental se trata de diferenciar entre el nacionalismo de las potencias opresoras y el nacionalismo de los pueblos sometidos…

Pepe Gutiérrez-Álvarez

Así pues hay nacionalistas opuestas y no faltan los que le dieron a este vocable un significado liberador como fue el caso de Andrea Luigi Mazzini (1814-1849).

Comunista de la izquierda hegeliana italiano. Fue uno de los pocos italianos de su tiempo que bebió en la cultura internacional y participó en un debate que superaba las divisiones nacionales. Su obra, De Italia en sus relaciones con la libertad y la civilización moderna (1847), fue muy importante en el ámbito del pensamiento democrático y socialista europeo –fue traducida en parte al alemán- de la primera mitad del siglo y «entra de pleno derecho en una historia del pensamiento político del XIX, donde constituye uno de los muchos eslabones entre el pensamiento de la época de la Restauración y el de la Europa cuarentaiochesca y poscuarentaichesca, entre el Guizot de los célebres cursos sobre historia de la civilización y el Victor Hugo de la república universal y del primer congreso por la paz de 1849, entre Hegel y Marx, entre el «padre de la patria» Giuseppe Mazzini, que también creía en la unidad espiritual de las naciones europeas, y Bakunin» (A. Saitta, Sinistra hegeliana e problema italiano negli scritti di A. L. Mazzini, Roma, 1968).

En Mazzini confluyeron dos corrientes distintas: la internacionalista del socialismo y de la democracia radical, de la izquierda hegeliana -vía Mosses Hess-, y la controversia del Risorgimiento italiano, visto desde dentro con concepciones muy avanzadas. También fue influenciado por el comunismo obrero y artesano alemán, en el que comprendió la capacidad de establecer una alianza real y posible con el cristianismo progresista aunque en el terreno de las ideas, comunismo y cristianismo eran bastante contradictorios. Resaltó la capacidad «práctica» del comunismo, destacando que, «en su influencia directa e inmediata sobre la clase más numerosa, más ignorante y más pobre de la sociedad. Por esta razón es (…) el principio revolucionario más activo, más popular, más desintegrador»; tiene «un inmenso futuro (…) como palanca popular de la revolución, como principio disgregador y desorganizador de la historia y de la sociedad del pasado». El comunismo era para Mazzini, la condición del bienestar del pueblo, la intervención del Estado en la economía, la equidad en la distribución de los bienes y la garantía de una protección social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.