Inicio Análisis y Perspectivas Los trabajadores franceses están decididos a derrotar a Macron

Los trabajadores franceses están decididos a derrotar a Macron

18
0
Compartir

A medida que han estallado trastornos y movimientos revolucionarios en todo el mundo, se ha abierto un gran choque de clases en el corazón de Europa


Claire Doyle y Gauche Revolutionnaire.

Comité por una Internacional de los Trabajadores, CIT.

Una furiosa  clase obrera en Francia está atrapada en una lucha de huelga gigantesca con su gobierno y el odiado ‘presidente de los ricos’, Emmanuel Macron. A casi la mitad de su primer mandato, Macron cuenta con el apoyo de menos de un tercio del electorado, mientras que más del 70% apoya a los huelguistas.

“Una revolución… está brotando de las calles”, comenta el New York Times.

Después de un año de combativas protestas de los Chalecos Amarillos (Gilets Jaunes), que obligaron a hacer pequeñas concesiones pero inspiraron una admiración generalizada, las renombradas filas de la clase obrera francesa están entrando en escena por millones. A pesar de la proximidad de la Navidad, este enfrentamiento masivo sigue creciendo.

El pasado jueves 5 de diciembre, un millón y medio salió a las calles de París y otras ciudades mientras millones de personas de todo el país se declaraban en huelga. Muchos no volvieron a trabajar al día siguiente y más millones han estado en huelga esta semana.

Prácticamente todo el transporte ferroviario se ha detenido, así como el metro de París, y muchos vuelos han sido cancelados. Los depósitos de combustible y otros depósitos han sido bloqueados, las escuelas cerradas e incluso los abogados y secciones de la policía se han negado a trabajar.

Después de otro día de acción, el martes 10 de diciembre, y de las llamadas “negociaciones” infructuosas con el Gobierno, los sindicatos franceses se preparan para otro día nacional de acción el próximo martes 17 de diciembre y, aunque se pida una pausa para el período de vacaciones, no cabe duda de que la lucha se reanudará en enero. El principal sindicato de los ferrocarriles, la CGT, ya ha advertido que no habrá una “tregua navideña”.

Pensiones

El motivo de la guerra  es una propuesta de “reforma” del sistema de pensiones francés por la que los trabajadores han luchado durante décadas. A finales de 1995, una huelga del sector público de varias semanas de duración tuvo éxito en la lucha contra los ataques del  gobierno de Alain Jupé, con Jacques Chirac como presidente.

Sin duda consciente de ello, el actual gobierno del primer ministro Edouard Philippe proponía cambios relativamente menores en relación tanto con las tasas de pensión como con la edad de jubilación, ¡y sólo para la próxima generación! Sin embargo, el ataque sigue siendo considerable; grandes sectores de jóvenes y futuros trabajadores se enfrentan a la perspectiva de una “nivelación a la baja” de sus ingresos de jubilación, así como de tener que trabajar durante más tiempo para obtener una pensión completa. Los dirigentes sindicales son conscientes de la reacción de la mayoría de los trabajadores cuando se les dice que su sistema es “generoso”. Sienten que ellos mismos han sido generosos con los patrones y sus gobiernos durante demasiado tiempo. Con el actual ‘gobierno de los ricos’, si cedes un centímetro, ¡ellos tomarán una milla!….

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.