Inicio Análisis y Perspectivas ‘La ventana Overton: guía para transformar en posible lo imposible’, por Rubén...

‘La ventana Overton: guía para transformar en posible lo imposible’, por Rubén Expósito

203
0
Planeta Canario
RUBÉN EXPÓSITO

‘La ventana Overton: guía para transformar en posible lo imposible’, por Rubén Expósito

La ventana Overton es una teoría política que describe como una ventana el rango de ideas que el público puede encontrar aceptable. Esta premisa establece que la viabilidad política de una idea se define básicamente por este hecho antes que por las preferencias individuales de los políticos. Se denomina de esta manera por Joseph P. Overton, ex vicepresidente del Centro Mackinac, uno de los más prestigiosos institutos de investigación de políticas públicas de EEUU.. Para cada momento, esta ventana incluye un rango de políticas aceptables de acuerdo al estado de la opinión pública, que un político puede recomendar sin ser considerado demasiado extremista para poder ocupar o mantener un cargo público.

La ‘ventana de Overton’, el truco de Trump y Vox para hacer aceptable lo impensable

Aborto, eutanasia, vientres de alquiler, pena de muerte, prostitución…. Cada sociedad y cada tiempo atesoran sus propios temas tabú, asuntos que no aparecen en la agenda de políticas públicas y de las cuales el electorado no oirá a ningún político hacer ningún tipo de declaración que no sea milimétricamente estudiada. Las cuestiones disponibles para el debate abierto conforman lo que en ciencia política ha sido bautizado en el este siglo como ventana de Overton, un espacio muy limitado que enmarca aquello que ubicamos en los límites de lo aceptable y donde exigimos a los representantes que establezcan sus propuestas.

EL RANGO DE LA VENTANA EXPLICADO CON UN EJEMPLO EXTREMO

1ª etapa: de lo impensable a lo radical

Un ejemplo de algo que se sale completamente del campo de visión a través de esta ventana sería la legalización del canibalismo, es un disparate y se encuentra en el nivel más bajo de aceptación en la ventana de posibilidades de Overton, ya que la sociedad lo considera como un fenómeno absurdo e impensable.

Para cambiar esa percepción, se puede, amparándose en la libertad de expresión, trasladar la cuestión a la esfera científica, pues para los científicos no hay temas tabú, sólo cosas que estudiar y descubrir. Por lo tanto, es posible celebrar, por ejemplo, una conferencia de tipo histórica sobre rituales exóticos de tribus africanas o de la Polinesia y discutir la historia del tema de estudio y obtener declaraciones autorizadas sobre la práctica ancestral del canibalismo, garantizando así la transición de la actitud negativa e intransigente de la sociedad a una actitud más positiva.

Simultáneamente, hay que crear algún grupo extremo que defienda a los caníbales que seguramente se haría muy famoso en un breve espacio de tiempo y citado por numerosos medios de comunicación. Como resultado de la primera etapa de Overton, el tabú desaparece y el tema inaceptable, en un principio, empieza a discutirse.

2ª etapa: de lo radical a lo aceptable

En esta etapa, hay que seguir citando a la ciencia para proteger el discurso y que no aparente ser una opinión personal, el refugio es decir que ignoramos tener conocimientos sobre el canibalismo, ya que si alguna persona se niega a hablar de ello será considerado un cínico intolerante.

Al condenar la intolerancia, también es necesario crear un eufemismo para el propio fenómeno para disociar la esencia de la cuestión de su denominación, separar la palabra de su significado. Así, el canibalismo se convierte en ‘antropofagia’, y posteriormente en ‘antropofilia’.

Paralelamente, se puede crear un precedente de referencia ya sea de tipo histórico, mitológico, contemporáneo o simplemente nacido de la imaginación, pero lo más importante es que sea legitimado, para que pueda ser utilizado como prueba de que la ‘antropofilia’ en principio puede ser legalizada.

«>

3ª etapa: de lo aceptable a lo sensato

En esta estapa lo importante es promover ciertas ideas tales como….»el deseo de comer personas está genéticamente justificado», «a veces una persona tiene que recurrir a eso, si se dan circunstancias apremiantes» o «un hombre libre tiene el derecho de decidir qué come».

Los adversarios reales a esos conceptos, es decir, la gente de a pié que no quiere ser indiferente al problema, intencionadamente se convierten para la opinión pública en enemigos radicales cuyo papel es representar la imagen de psicópatas, oponentes agresivos de la antropofilia que llaman a quemar vivos a los caníbales.

La ciencia y los medios de comunicación en esta etapa muestran al mundo que durante la historia de la humanidad siempre hubo ocasiones en que las personas se comían unas a otras, y que eso era normal.

4ª etapa: de lo sensato a lo popular

Los medios de comunicación, con la ayuda de caras conocidas y políticos subidos al carro del progreso, ya hablan abiertamente de la antropofilia. Este fenómeno empieza a aparecer en películas, letras de canciones famosas, vídeos o inundando las redes sociales en toda clase de formatos. En esta etapa, comienza a funcionar también la técnica que supone la promoción de las referencias a las personajes históricos destacados que practicaban la antropofilia. Como por ejemplo, se podría usar el accidente del vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya, conocido popularmente como el Milagro de los Andes y que ocurrió en octubre de 1972, cuando un avión con 40 pasajeros y cinco tripulantes que conducía al equipo de rugby Old Christians se estrelló en la cordillera de los Andes en Mendoza (Argentina) en su ruta hacia Santiago de Chile, y los supervivientes sobrevivieron hasta su rescate comiéndose a algunos de los fallecidos.

Para justificar a los partidarios de la legalización del fenómeno se puede recurrir a la humanización de los criminales mediante la creación de una imagen positiva de ellos diciendo, por ejemplo, que son las víctimas, ya que la vida las obligó a practicar la antropofilia.

Y 5ª etapa: de lo popular a lo político

Esta categoría supone ya empezar a preparar la legislación para legalizar este novedoso fenómeno. Los grupos de presión se consolidan en el poder y publican encuestas que supuestamente confirman un alto porcentaje de partidarios de la legalización del canibalismo en la sociedad. En la conciencia pública se establece un nuevo dogma: «La prohibición de comer personas está prohibida.»

Esta es una técnica típica de los liberales que funciona debido a la tolerancia como pretexto para la proscripción de los tabúes. Durante la última etapa del movimiento de las ventanas de Overton de lo popular a lo político, la sociedad ya ha sufrido una ruptura, pues las normas de la existencia humana se han alterado o han sido destruidas con la adopción de las nuevas leyes.

Un ejemplo menos radical

En la política norteamericana, Trump ha emergido como el maestro más burdo en el uso de esta herramienta, empujando los límites de la ventana de Overton para introducir ideas radicales como la expulsión de la inmigración, la cara positiva de los neonazis o la complicidad con Rusia, eterno enemigo estadounidense. Así, desde sus primeros meses como presidente de EEUU, Trump comenzó a vincular de manera natural en su discurso los atentados terroristas que sucedían en cualquier lugar del mundo con la inmigración y llamando a los países del tercer mundo «agujeros de mierda» para que sus extremos planes de inmigración, como la construcción del muro de México como punta de lanza fuesen tolerados por la sociedad, o al menos, formasen parte de una realidad que se pudiera debatir. De este modo, el presidente ha logrado desplazar los límites de la ventana, introduciendo una idea, el muro con México, que antes estaba en el área de lo impensable, fuera del espacio en el que habitualmente se mueve la política.

Vox se asoma a la ventana

El meteórico ascenso de Vox en los últimos meses lo ha demostrado con creces que la ventana de Overton funciona, convirtiendo a este partido de extrema derecha en el actor que mejor encarna su esencia. Caracterizado por una sigilosa andadura que se remonta a unos escasos cinco años en la escena política de nuestro país, Vox no se ha disparado hasta las elecciones andaluzas, donde ha cosechado un triunfo que le ha otorgado pleno protagonismo en la formación del nuevo gobierno. Los 12 diputados logrados por la formación de Santi Abascal vienen avalados por la asunción de ideas inaceptables hasta hace poco, como la supresión del estado de las autonomías, la derogación de la ley contra la violencia de género, la portabilidad de armas o la deportación de inmigrantes legales que cometan delitos leves y con este discurso, a las puertas de las elecciones de 28 de abril, continúan subiendo en intención de voto gracias al uso descarnado y descarado de la teoría política de Overton. En definitiva, este sistema se puede usar para poner en el punto de mira temas importantes para nuestro desarrollo social, su connotación no es negativa implícitamente, sirve para colocar grandes cuestiones ignoradas por la sociedad ante todos los ciudadanos, pero también sirve para manipular a las masas de una manera tan atroz como efectiva, y desgraciadamente por ahora, ese está siendo su uso más habitual.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.