Inicio Nacional INCENDIOS: CLASISMO E INEFICACIA EXTREMOS

INCENDIOS: CLASISMO E INEFICACIA EXTREMOS

126
0

Felipe Portales

Los desastrosos incendios que afectaron a Viña del Mar, Quilpué y Villa Alemana
demostraron que –desde hace tiempo- nuestros gobiernos actúan con un clasismo e
ineficacia extremos. Es importante tener en cuenta que desde hace muchos años
Chile (¡y el mundo!) viene experimentando incendios desastrosos; y que ellos han
afectado a pobladores urbanos o rurales de sectores populares. Particularmente en
el caso de pueblos o ciudades, se ha tratado de familias que habitan sectores de alto
riesgo porque han ocupado –por su extrema pobreza- los lugares baldíos que han
podido.

Por lo mismo, políticas adecuadas de prevención y control de grandes incendios es
algo que involucra altas inversiones (en aviones y tecnologías eficaces) que, en
definitiva, van en favor particularmente de sectores populares. La lenidad en estas
materias refleja, por tanto, un clasismo extremo del cual seguramente ni siquiera se
es consciente.

Así, hemos visto en TV los testimonios de diversos expertos y especialmente de Michel
de L’Herbe quien ha relatado como desde hace ocho años los sucesivos gobiernos
(de Bachelet, Piñera y Boric) han hecho oídos sordos a los urgentes requerimientos de
aviones de mucho mayor envergadura para descargar agua y de tecnologías que
permitan también un eficaz combate nocturno del fuego.

A ello debemos añadir el insólito hecho recién conocido de que las autoridades de
gobierno a las 15 hrs. del fatídico viernes 2 de febrero consideraron que el incendio
en Peñuelas no involucraba riesgo para Valparaíso y Viña. Y sólo a las 18:41 hrs. se
emitió una alerta para El Olivar (Viña), ¡veinte minutos antes de que llegara el incendio
a la ciudad! (ver “La Segunda”; 12-2-2024). Y algo ya conocido: Que Boric a las 20:24
hrs. citó al Cogrid (Comité de Gestión del Riego de Desastres) -integrado por el Senapred
(Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres) y la Delegación
Presidencial respectiva- para que se reuniese para monitorear el desastre ¡el día
siguiente (sábado 3) a las 8 hrs.! Y que solo a las 23:34 hrs. decidió adelantar la reunión
a las 0:30 hrs. del sábado…

Y otra expresión de un clasismo extremo la constituye la terca mantención por parte de
la Municipalidad de Viña del Mar del Festival de Viña programado entre el 25 de febrero
y el 1 de marzo. Es decir, ¡para menos de dos semanas más!; en circunstancia de que, a
la fecha hay más de 130 personas fallecidas oficialmente más varias desaparecidas (¡el
gobierno señala que son 16 y la alcaldesa de Viña las estima en centenares!); y se estima
en varios miles las viviendas afectadas; y un gigantesco daño material, sicológico,
emocional y de seguridad. Como se trata de personas pobres el festival se mantiene,
porque evidentemente que si la tragedia hubiera sido un gran maremoto que hubiese
afectado el plano de Viña –donde viven las clases altas y medias- con efectos parecidos;
no habría ninguna duda que el Festival se habría suspendido. Y con toda razón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.