Inicio medio ambiente Habitantes de las comunas del piedemonte de Santiago, desde Puente Alto hasta...

Habitantes de las comunas del piedemonte de Santiago, desde Puente Alto hasta Lo Barnechea y la elección presidencial

137
0
Compartir

Declaración Pública
Somos el Observatorio Precordillera.

Somos habitantes de las comunas del piedemonte de Santiago, desde Puente Alto hasta Lo Barnechea. Nos
organizamos horizontalmente, bajo la franja precordillerana de Santiago porque es parte de nuestra
identidad. Nos hemos comprometido con esta lucha y trabajamos día a día por su defensa y protección
definitiva. Denunciamos y fiscalizamos los conflictos y proyectos que atentan contra su integridad, a fin de
prevenirlos y detenerlos, haciendo esfuerzos de incidencia en la implementación de políticas públicas,
instrumentos de planificación territorial urbana, sustentable y habitabilidad justa.
La precordillera posee un alto valor cultural, recreativo y escénico; además de un alto grado de incidencia
ambiental y funciones vitales para nuestra propia existencia, mejorando la calidad del aire que respiramos,
reduciendo la temperatura, y es determinante en la disponibilidad de agua ahora y en el futuro.
La precordillera de Santiago se ubica en la parte alta de la cuenca del río Maipo, sus aguas provenientes de
nieve, glaciares y lluvias dan vida al bosque esclerófilo y los seres que lo habitan -humanos y no humanos-
. La existencia del bosque esclerófilo depende del agua que provee el ciclo hidrológico, y a su vez, la
dinámica del bosque regula el ciclo del agua, por lo tanto, no pueden estar disociadas, es precisamente aquí
donde se reproduce la vida. Lo constante en ella es su propia dinámica de elevaciones, aludes, fallas
geológicas y todo tipo de eventos que desde la ciudad reconocemos como riesgos naturales.
Sin embargo, la ciudad no es el problema, más bien es el modelo de habitabilidad actual que ha ahogado
nuestro entorno natural en manos de instrumentos de orden y regulación urbanística de quienes pueden
pagar la especulación inmobiliaria y el concepto de “lo alto”, desplazando a una gran mayoría que no
pueden pagar una casa en este lugar y peor que eso, ni siquiera pueden disfrutarla, dando cuenta de un
fenómeno de privilegios ambientales inaceptable. Aunque se intente invisibilizar, se reproducen las
inequidades económicas y sociales que precisamente buscamos transformar desde la sociedad civil
organizada, con el fin de volverlas justas y asequibles.
Hoy, la precordillera de Santiago no tiene protección asegurada. El instrumento que regula la expansión de
la ciudad hacia sus frágiles límites es el Plano Regulador Metropolitano de Santiago, no toma en cuenta la
variable geográfica, el cual incide y pone las bases y criterios regulatorios a las municipalidades, mediante
los Planos Reguladores Comunales, tampoco incorpora el Ordenamiento Territorial en la planificación de la
ciudad en su realidad tectónica específica. Como Observatorio Precordillera proponemos que esto debe
estar presente, que dé inicio a un proceso de cambio imprescindible.
Tenemos la esperanza de que la nueva constitución permita un rediseño urbanístico con inclusión y
participación ciudadana vinculante, que proteja y reconozca mediante leyes e instrumentos su valor y
beneficios inapelables, tal como lo hacen muchas naciones en el mundo, lo que permitirá sentar un
precedente normativo sobre cómo las ciudades a lo largo del país deberán dialogar con su precordillera,
pues entendemos geológicamente que la problemática no es exclusiva de Santiago. También reconocemos
los esfuerzos que se han realizado a lo largo del tiempo y que nada de lo que se ha avanzado hasta hoy
puede ni debe retroceder.
Por todo lo expuesto, en esta segunda vuelta eleccionaria del 19/12, esta articulación invita a apoyar al
candidato con un proyecto político que dé cuenta de nuestras demandas y que enfrente -con voluntad y
sentido estratégico- el gran desafío de la crisis ambiental en el planeta, y que lo haga desde esta realidad
de vida tan nuestra, tan rica y biodiversa, amenazada de manera alarmante.
Estos cambios profundos que buscamos tienen un mayor reflejo político en el proyecto del candidato
Gabriel Boric, y pese a no presentar mención o gesto explícito sobre la precordillera de Santiago y su urgente
protección, engloba propuestas cercanas y dialogantes con nuestros objetivos. El candidato de la
ultraderecha, en cambio, no solo apuesta por profundizar el modelo segregador y destructivo de la
naturaleza, sino que además pone a la misma naturaleza al servicio de un bien de consumo transable con
obligación de pagar por el solo hecho de existir, lo que representa un retroceso peligroso para nuestro
hermoso país, y que no estamos dispuestos a aceptar.
Invitamos al candidato del Apruebo Dignidad a acoger nuestras propuestas y comprometerse públicamente
con el Observatorio Precordillera.
observatorioprecordillera@gmail.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.