Inicio Uncategorized Caleidoscopio pandémico (I)

Caleidoscopio pandémico (I)

220
0
Compartir

Por Raúl Isman

Docente y escritor
raulisman@yahoo.com.ar

Pinta tu aldea  y serás universal.

Conde León Tolstoi. Escritor ruso.

En las presentes notas vamos a exponer de modo desordenado y caótico las reflexiones suscitadas tras caminar la ciudad a partir de la agudización de la epidemia de corona virus (llamada también Covid-19) comenzada el 1 de diciembre de 2019 (hace menos de un cuatrimestre y parece tener un siglo de vigencia). No debe dejar de señalarse que la vigencia de la patología constituye una dura herida al narcisismo imperante en la conciencia colectiva; consistente en creer que toda la naturaleza puede ser reducida a la condición de objeto apropiable por la razón científica. Lo recién enunciado no apunta a fortalecer al muy vacio irracionalismo anti-científico, sino a ubicar a la ciencia en su digno papel de herramienta del conocimiento. Además en pocos días la dolencia colectiva se robó el 100 % del centimil mediático haciendo desaparecer del escenario radial, televisivo, gráfico y redes sociales el cruel asesinato en Villa Gesell del joven Fernando Baez Sosa, un verdadero crimen de clase efectuado por varios rugbiers de la ciudad bonaerense de Zarate. El silencio en que se desenvuelve la investigación, al tiempo que la vocinglería acerca de la epidemia prepara un escenario de hipotéticas maniobras para favorecer la impunidad de los asesinos. Si bien aún no hay sentencia y mucho menos firme, los sádicos matadores fueron filmados mientras ejecutaban a patadas y trompadas al infortunado Fernando por lo cual no cabe duda ninguna de la autoría.

Por otra parte y entre otras consecuencias, una de las más significativas es la caotización de los sistemas de salud pública de Italia, España y presumiblemente el Reino Unido. Por no hablar  de otros estados nacionales donde el concepto  de salud pública jamás pasó del diseño teórico, como en los Estados Unidos de Norteamérica. Así un análisis para determinar si un paciente posee en su organismo el virus debe ser sufragado por el ciudadano de marras y cuesta no menos de 3000 dólares en el “Gran país del norte”. No hay nada más demostrativo que la propia realidad. En nuestras pampas indómitas los análisis para diagnosticar el covid 19 son gratuitos para los usuarios del sistema de salud. En cambio en U.S.A. una sociedad con mucho más recursos disponibles que la Argentina las personas ni siquiera tienen derecho a saber si están apestados por el virus mencionado.

Adviértase como en tan naturales circunstancias- el desarrollo de una epidemia globalizada- quedan escenificados los grandes clivaje de nuestra(s) sociedad(es) Es decir que en la defensa de la salud pública deben embanderarse los sectores populares y medios. Y el bloque dominante seguirá perorando acerca del necesario equilibrio fiscal.  Condición previa a cualquier derrame de mejoras para el pueblo en general; de modo que los tiempos para lograr el bienestar popular no pertenecen a este mundo.

Además el panorama muestra que muchos intelectuales se hallan más confundidos que “turco en la neblina” como reza el popular dicho criollo.¿ Por qué habrá de confundirse más un turco que un jujeño, por poner un caso, por causa de las sinuosidades brumosas ambientales?). Mientras tanto una periodista dice “una guerra sin soldados”. Pocos errores se pueden apreciar como tan claramente perdidos en ubicuidad. En caso- cuestión en la que intervendremos un poco más adelante- de ser una guerra podemos mencionar multitud de tropas involucradas y comprometidas. Médicos, enfermeros, paramédicos, empleados administrativos luchan ostensible y constantemente por sanar y salvar vidas aún a riesgo de la propia. De hecho la epidemia ha servido para revalorizar la vocación de muchos jóvenes que se mostraren hasta hace muy poco fuertemente influenciables a la razón mercantil. Agentes de las fuerzas de seguridad, conteniendo a ciudadanos de a pie que persistían en un accionar ilegal (echar a turistas que arribaban a sus localidades, accionar manifiestamente anticonstitucional), cuando recurriendo a un archivo cualquiera puede observar a los enfurecidos portadores de tarjetas rojas haciendo votos por la llegada masiva de turistas que proporciona el milagro del pleno empleo en localidades con escasas fuentes de trabajo. Las fuerzas armadas fueron incorporadas a diversas tareas para ampliar la infraestructura de salud y asistencial para beneficiar a los estamentos menos favorecidos de la sociedad. Desgraciadamente la acción de tales fuerzas se vio manchada por diversas denuncias por violación a los derechos humanos. Es preciso esclarecerlas y evitar que en el futuro se sigan produciendo. Una demostración más de la vigencia de la herencia Pro. Comunicadores diversos participan de las escaramuzas de esta batalla; alineándose en uno (con el poder económico) u otro bando (el proyecto nacional, popular y democrático). Se trata el clivaje decisivo en nuestra sociedad, pero hay más especies de combatientes mediáticos; como los distintos destacamentos de las izquierdas, pero vaya a saberse porqué extraños sortilegios de la existencia terminan comprometidos con el bloque de la reacción.

Es forzoso definirnos si la epidemia pandémica de marras constituye o no una guerra. El militar y filósofo prusiano Carl Von Clasevitz definió la guerra del modo más preciso y contundente diciendo que es la continuación de la política por otros medios. Visto desde el  punto de vista que los virus nos invadieran y así continuaren una cierta orientación política, deberíamos concluir que los argentinos son- en caso de verificarse tal opción- una manga de pelotudos sin remedio. Pero la cuestión cambia si se amplía la mirada y las causas de la política que debe continuarse pasan a ser geopolíticas y económicas. Supongamos que Estados Unidos- en su disputa por la hegemonía comercial en el mercado mundial contra China- decide efectuar un ataque biológico contra la nación donde se asentaba la gran muralla. ¿Imposible o impensable? Sólo para los más ingenuos seguramente rumiantes de la publicidad emitida desde el departamento de estado y conexos. Esta es la hipótesis que más han trabajado los comunicadores y académicos más serios del mundo. Y que sostiene oficiosamente los gobiernos de Rusia y China. Además debe señalarse que el terror generado en la población excluida del orbe capitalista- azotada por el desempleo, la marginalidad y la pauperización creciente- se volverá más conservadora aún. Sin dudas este es un objetivo buscado por los estrategas del imperio. La epidemia cierra un poco más a los individuos alejándolos de vínculos y lazos sociales. Y la relativamente pronta creación de la vacuna y el antídoto implicará un formidable negocio para los laboratorios Usamericanos. En realidad sólo falta la prueba jurídica para demostrar que E.E.U.U. decidió realizar una acción de guerra biológica contra China haciendo gala de la impunidad de de los poderosos. Hay varios ejemplos en la historia contemporánea, por caso utilizaron armamento biológico contra el sufrido pueblo guatemalteco. También contra el pueblo vietnamita e inocularon células cancerígenas en el patriota portorriqueño Pedro Albizú Campos, prisionero del imperio hasta su muerte en 1965. El arma utilizada contra China tenía el objetivo de ralentizar el crecimiento industrial en el gigante asiático y la muy habilidosa respuesta del país de Mao frustró parte de las finalidades de la agresión, ya que el brote detectado en China fue controlado con bastante rapidez y demostró la enorme capacidad del Partido Comunista China para movilizar efectivamente recursos en una política alternativa al dominio de E.E.U.U sobre la economía mundial.

A partir de ahora concentraremos el análisis en nuestra aldea, apodada la Reina del Plata.  La primera reflexión que nos surge es la suerte que tuvo nuestro país al lograr desembarazarse de Mauricio Macri quién ocupo durante un cuatrienio el sillón de Rivadavia. Imaginemos las danzas que hubiere realizado el ingeniero para atraer los espíritus benignos a nuestras playas. Mientras tanto sus fieles funcionarios maquinarían diversos mecanismos de continuidad para el saqueo de nuestro patrimonio nacional. El proceso nacional, popular y democrático ha demostrado de modo concluyente que implica la mejor posibilidad de dar continuidad a la nación en un escenario altamente inestable y complejo; ya que el discurso lejos de encorcetarse a cuestiones ideológicas evolucionó de acuerdo al modo que se iba percibiendo el problema. Esto explica, por ejemplo, los cambios en la postura del ministro de Salud pública del gobierno nacional, Ginés Gonzales García, quién ante las primeras referencias a la dolencia le restó significatividad (me preocupa el dengue y el sarampión, no el covid-19) para avanzar a suspender las clases en el conjunto del sistema educativo desde el 16 de marzo. Y a partir del 20 de marzo decretose la cuarentena general y obligatoria. Como dijera el fallido estadista tandileño, pasaron cosas.. Así se llegó a una situación en la que se pondría a prueba la adhesión popular a la perspectiva del gobierno nacional. Es sabido que todos los ciudadanos preconizan el acatamiento absoluto e irrestricto a las leyes, menos para la individualidad del que piensa la situación. En tal contradicción se desenvuelve la lucha por sostener el consenso del proyecto nacional o en derruirlo. Cuestión que en la actual situación ha quedado asordinada; pero igual sigue operando. La hiperactividad del presidente Alberto Angel Fernández contrasta con la frialdad de su antecesor, el domador de  reposeras Mauricio Macri, quién para las únicas medidas que mostró celeridad fueron las que favorecían al poder económico; por ejemplo rebajar el Ministerio de salud pública a la condición de Secretario. Imaginemos que hubiere ocurrido si para enfrentar la pandemia el estado hubiera opuesto una simple secretaria.

El 20 de diciembre, primer día de la cuarentena impuesta por el gobierno nacional, falleció el ex arquero de River Plate Amadeo Raúl Carrizo, quién tenía 93 años y defendió la valla millonaria durante más de dos décadas. Para el autor de los presentes garabatos, bostero de nacimiento, significó una pequeña muerte de la década del ’60. Sus inolvidables duelos con Paulo Valentín, la “incomprensible” pavura que acometía al guardavalla al enfrentar a Boca, la pertinaz sequía de campeonatos que sufrieron los riverplatenses son recuerdos que nunca se borraron de mi alma pese a que en la adolescencia me acometieron preocupaciones más significativas que el futbol. En los días previos dialogué, de modo virtual, con un amigo centroamericano, quién me refirió el eco que le llegaba de las hazañas de Carrizo en su niñez a través de la fenecida revista “El Gráfico” que mostraba los ecos del deporte argentino por la entera Latinoamérica.

En términos de las internas partidarias se verifican entretelones bastante sabrosos. La perspectiva de fortalecer el sistema de salud pública nacional  provocó consecuencias en la actitud del jefe de gobierno porteño. Horacio Rodríguez Larreta. quién parece no querer separarse del presidente Fernández. Tal circunstancia se debe a que la mayor parte de la sociedad observa con simpatía la defensa de la salud pública que impulsa el gobierno nacional. ¿.Le conviene a Rodríguez Larreta dar el salto en garrocha hacia el proyecto Kirchner-peronista?.Salvo que hubiere habido una promesa secreta y sotto voce es improbable que el jefe de gobierno pueda exhibir una razón material para el cambio sugerido: Por lo cual parece muy claramente sugerido que su destino político no puede ser otro que su permanencia en el Pro.. La interna del macrismo parece tender a perpetuar las contradicciones con los sectores populares. Macri busca fortalecer su liderazgo; uno de sus aspectos nodales consiste en sabotear las posibilidades de consolidar el gobierno nacional y popular. Y Rodríguez Larreta parece buscar fortalecer su liderazgo fortaleciendo la gobernabilidad. En tal contexto,l El frente de todos está logrando un triunfo cultural decisivo: Que la mayoría del pueblo se convence cada vez más con el hecho que la solución de los problemas nacionales pasa cada vez más por la intervención del estado en la economía, que por seducir a inversores globalizados.

Las principales tareas del gobierno y del conjunto del proyecto nacional en la actualidad apuntan a atravesar la fase de la crisis pandémica con el menor daño posible. Además,  es preciso reactivar la economía lo antes factble, tras dos años de recesión Pro. Una batalla decisiva ces la que se libra por el consenso en la sociedad. En este punto la performance del presidente Fernández luce inmejorable. En síntesis, mantener la coherencia interna y eficientizar todas las áreas de gestión resulta decisivo en la etapa. La derecha recalcitrante proseguirá con sus intentos para desgastar y, eventualmente, deponer al ejecutivo nacional. La polifacialidad de la pinza conformada por grandes empresarios; quienes cesantearon camadas de operarios, sólo para demostrar quién manda. Más los diversos medios, cuya consigna parece ser hasta los fake news, siempre y los deplorables referentes de la política del tipo de Macri, Patricia Bullrich, Fernando Iglesias y tantos más. Desde esta triada se impulsara la derrota popular.

Hoy dos de abril de 2020 mientras hacia mi cotidiano trabajo de avituallar mi hogar noté un cambio significativo en el paisaje urbano: las calles tornábanse  crecientemente marrones. En la ciudad parece debilitarse la obediencia a la ley. Concretamente una disposición legal de la ciudad que obliga a los propietarios de canes a recoger los efluvios aromáticos que sus pichichos depositan en la vía pública. ¿Además de la pandemia tendremos un porvenir en el cual podemos perecer bajo un mar de los teresos? Tal vez la respuesta se encontrará en próximas entregas de esta serie que

Continuará   

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.